ES Inicio
ES

Un encuentro casual que acabó en boda: el gran día de Jordina y Omar

Las casualidades existen y, a veces, ¡acaban en boda! Los amigos son un tesoro, más aún en el caso de Jordina y Omar, ya que gracias a ellos se conocieron. Era el cumpleaños de una amiga cuando ella se quedó prendada de él y, poco tiempo después comenzaron una relación que acabó en una bonita pedida en el Hotel Majestic, un hotel emblemático en pleno Paseo de Gràcia.

Foto: Luis Cabeza

Jordina y Omar decidieron que el 27 de junio de 2014 llegaría el gran día. Tenían claro que celebrarían su boda en una zona costera con el mar de fondo y el Hotel Santa Marta era la opción perfecta, un espacio a pie de playa con la posibilidad de celebrar una boda preciosa por todo lo alto.

Foto: Luis Cabeza

Ella eligió un vestido de novia de Rosa Clará para su gran día, el modelo Bambú, desde el día que lo vio se enamoró de él, ¡fue un flechazo! Se trata de un vestido de tul de seda salvaje, un sencillo diseño con aire bohemio con el que Jordina estaba ¡guapísima!

Foto: Luis Cabeza

Como joyas, escogió un anillo de oro blanco con circonita y perla que Omar le regaló en San Valentín y una pulsera con brillantes, un regalo de sus amigas en la despedida de soltera.

En cuanto a los zapatos, Jordina confió en Jimmy Choo, ¡una apuesta segura! Tenía claro desde el primer momento que no quería unos zapatos de novia convencionales, por ello escogió para su gran momento unas sandalias doradas, ¡atrevidas pero elegantes!

Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza

El maquillaje fue obra de Alexandra, de Centro Corpore y el peinado de Pilar León, que consiguió unas ondas caídas muy naturales. ¡Un look sencillo ideal!

Como ramo de novia, Jordina eligió unas flores en tonos rosa pastel, blanco y verde, colocadas de manera desigual y con un aire campestre, a juego con su corona de flores. Para ello, confió en Floristería Martí Masens, ¡que consiguió aportar a la novia un toque muy chic!

Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza

Por su parte, Omar lució un traje de Emporio Armani con camisa y pajarita de Dolce&Gabbana, unos zapatos de Cordwainer y un cinturón de Lottuse. ¡Un look muy elegante!

Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza

Así esperaba Omar a su futura esposa en el Hotel Santa Marta de Lloret de Mar, donde celebraron el enlace de principio a fin, un lugar donde vivieron momentos que nunca olvidarán gracias a las fotografías de Luis Cabeza, un fotógrafo diferente, con una sensibilidad que cautivó a la pareja. También contarán con un vídeo de su boda, para el que eligieron a Anker Prod, ¡todo un acierto!

Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza

La alianza de boda de la novia era de oro blanco con diamantes y la del novio era un clásico anillo de oro blanco, ¡un modelo perfecto que nunca pasa de moda!

Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza

Tras una ceremonia muy emotiva, dieron paso al banquete en un bosque de pinos anexo a la playa, donde colocaron mesas largas, ¡una boda sin protocolo alguno! La decoración era exquisita: flores preciosas, bombillas, tarros de cristal, botellines, encajes, etc. Todo con un aire campestre perfecto para la boda de Jordina y Omar.

Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza

Las mesas estaban perfectamente decoradas con manteles blancos y tarros de cristal adornados con encaje de bolillos. De todo se encargaron Jordina y su madre. Las tarjetas con los nombres de los invitados las hicieron a base de corcho de botellas de vino y una tarjeta troquelada con papel kraft con el nombre de los invitados.

Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza

Las minutas iban a juego con las invitaciones, y con las bolsas de confetti de la ceremonia, a rallas marineras blancas y azules con un sello propio hecho especialmente para la boda. Estaban colocadas sobre las servilletas con un lazo de cordón marrón y una espiga de lavanda. Toda la decoración seguía el estilo campestre bohemio para crear esa atmósfera festiva que los novios tanto deseaban.

Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza

Como detalles para los invitados prepararon una botella de vino de Rudeles para los hombres y una vela para las mujeres, que hizo Jordina con tarros reciclados, cera de soja y una etiqueta con el nombre de los novios y la fecha del enlace. ¡Un recuerdo ideal!

Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza
Foto: Luis Cabeza

Y el momento final llegó. Jordina y Omar abrieron el baile con la canción Treasure, de Bruno Mars, una canción que a ambos les encanta y, como aseguran: “no podrían haber elegido una mejor”. Así, como cada detalle de esta maravillosa celebración, tras la que le deseamos al nuevo matrimonio lo mejor, ¡felicidades chicos!

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información