ES Inicio
ES

Un paseo en moto que marcó la diferencia: la boda de Faridah y Alejandro

Una fría noche de invierno de 2002 la vida de Faridah y Alejandro cambió para siempre. Lo hizo cuando, a instancias de una amiga común, Alejandro llevó en su moto a Faridah hasta su casa y se enamoró de ella en cuanto la vio: “Amor a primera vista”, dice ella. La noche continúo con unas prácticas de conducir en su garaje. Ese fue el comienzo de una bonita historia de amor que, doce años después, culminaba en una boda de ensueño retratada y capturada en vídeo por Javier Berenguer.

Tras ese comienzo digno de una película, la pedida de mano tampoco defraudó. Fue el día de San Valentín, tras una cena en el restaurante La Ereta, a los pies del castillo iluminado de Santa Bárbara , en Alicante. “Pasamos la cena recordando anécdotas de estos maravillosos 12 años, Y después del postre me dijo “Cuando te das cuenta que quieres pasar el resto de tu vida con una persona, quieres que el resto de tu vida empiece lo antes posible. Quieres que empecemos el resto de nuestra vida? ” Y sacó una pequeña caja que contenía el anillo. Me emocioné muchísimo, y delante de toda la gente del restaurante le dije un sí rotundo y nos fundimos en un beso.”, recuerda Faridah.

Los novios

A partir de ese momento Faridah comenzó a preparar su boda, para la que contó con la ayuda de la wedding planner, Eva Marco, de We eventos.  Como para cualquier novia, la elección de su vestido fue una de sus prioridades. El escogido para dar el sí quiero fue el modelo Bene de Pronovias, un vestido con escote corazón, de gasa natural y con una falda con drapeado de la que sobresalía la cola. “No quería bordados, ni pedrerías, ni muchos escotes, ni faldas de princesas, quería algo muy sencillo que me representara. Mi idea era algo romántico y sencillo y ese vestido era todo eso”, recuerda Faridah.

Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.

Como complementos, Faridah se decantó por unos botines de Christian Rossi totalmente personalizados.  “Estaban realizados en piel y encaje floral de color blanco natural y tenían un mensaje precioso en la suela que decía “Un día especial. Una nueva ilusión. Una vida en común. Una compañía inigualable. Te seducen. Te resaltan. Son mágicos, son para ti. Christian Rossi. Te lleva al altar”, recuerda la novia. El ramo, confeccionado por AM Floristas consistía en un conjunto de paniculata blanca, rosa y lila. ¡Muy romántico y elegante!

Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.

Como joyas, Faridah no se olvidó de su anillo de compromiso, un anillo de oro blanco con tres brillantes en el centro de la firma Tous. Además, lució unos pendientes de oro blanco con una piedra de Swarovski en el centro prestados por una amiga. La peluquería, a cargo de Sonia Balsalobre Botello, completó el look de Faridah que apostó por los tonos naturales y la sencillez de una trenza adornada con ramilletes de paniculata para su gran día.

Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.

Por su parte, Alejandro  apostó por un traje de chaqueta negro que  le dio un toque elegante prescindiendo del clásico chaqué. ¡Guapísimo!

Foto: Javier Berenguer.

La ceremonia

Aunque el sí quiero tuvo lugar en el Juzgado de Paz de San Juan de Alicante, para Faridah y Alejandro su verdadera boda fue la que celebraron esa misma tarde en la Finca La Torreta de Bayona, oficiada por la tía del novio. Fue una ceremonia muy especial en la que algunos de sus amigos y familiares dedicaron unas emotivas palabras a los novios, en la que no faltó la anécdota de la pequeña sobrina de Faridah, que no se atrevió a salir sola a llevar los anillos y en la que tampoco faltaron las sonrisas cómplices de novios que quedaron retratadas en el vídeo y las imágenes de Javier Berenguer.

Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.

La decoración, sencilla y de estilo rústico, ideada por We eventos, se componía en su parte floral de paniculata, lavanda, margaritas, centros de flores silvestres, pero tampoco faltaron otros muchos detalles. “En la ceremonia colocó paniculata en cestas de mimbre colgadas de las sillas, en los cajones de la mesa del oficiante, y como le pedimos, marcó el pasillo con pétalos de rosa blancos”, recuerda Faridah.

Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.

Y tras el sí quiero de los novios, llegó el momento para las fotos, junto a Javier Berenguer. “No queríamos fotos posando o las típicas fotos de boda, queríamos vivir el día a nuestro aire e intensamente con nuestra familia y amigos y que alguien fuera capaz de captar el instante y la emoción de esos momentos”, explica la novia.

Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.

El banquete

Mientras tanto, los invitados disfrutaban del cóctel y descubrían el resto de detalles preparados para ellos con la ayuda de Eva Marco, de We eventos.

“Es una creadora de sueños”, cuenta Faridah. “Teníamos muy claro el tipo de boda que queríamos, sencilla, rustica y con ese toque de cuento, y Eva era perfecta para ello Lo colocó todo tal cual se lo pedimos, manteles blancos, sillas tiffany de madera oscura, centros de mesa con velas y flores silvestres, posa platos rústicos marrones oscuro, las sillas de la ceremonia blancas, el ceremonial con tiras de tela en tonos rosas, azules y lilas, el mesero con una ventana azul antigua y dando ese toque rustico, etc. Todo tal cual se lo pedimos”.

Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.

Detrappo, se encargó de otros de los detalles que marcaron la diferencia en la boda. “Nos hicieron unos pomperos con etiquetas personalizadas que cada invitado se llevó como recuerdo, los conos para el arroz, los tarros de la ceremonia de la arena, que hoy tenemos en el salón de nuestra casa para recordar siempre aquel momento. Y como sorpresa, nos dibujó en unas Converse que llevábamos todas las amigas para cuando nos quitáramos los tacones, unos pajaritos, que era uno de nuestros logos de la invitación de la boda, las invitaciones las diseñamos nosotros. Fue un detalle precioso y ahora tenemos todas unas Converse únicas para el recuerdo”. Tampoco faltaron las velas de Mr. Wonderful para las invitadas.

Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.

Baile de los novios

Y tras el convite, que corrió a cargo del catering de La Casa del Reloj de Murcia, llegó el baile de los novios, que se arrancaron con una coreografía que mezclaba varias canciones, entre ellas la mítica  The time of my life (Dirty Dancing), Trhiller (Michael Jackson); o Gangnam style.

Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.
Foto: Javier Berenguer.

Y es que cuando los novios ponen tanta ilusión como la que pusieron Faridah y Alejandro en la preparación de su boda, nada puede hacer que todo salga a pedir de boca y, sobre todo, que los novios y sus invitados disfruten del día más feliz de sus vidas. ¡Enhorabuena a la pareja y muchas gracias por compartir vuestro gran día con nosotros!

Si te ha gustado esta boda, no te pierdas la de Paloma y Javier, unidos por el fútbol, ni la de María y Sergio, una boda llena de detalles para recordar.

Fotógrafo: Javier Berenguer | Catering: La Casa del Reloj de Murcia | Detalles: Mr. Wonderful | Decoración: We eventos | Vestido de novia: Pronovias | Lugar de celebración: Finca La Torreta de Bayona | Anillo: Tous | Pendientes: Swarovski | Zapatos de novia: Christian Rossi | Floristería: AM Floristas | Restaurante de la pedida: La Ereta

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información