ES Inicio
ES

Un sí quiero preparado al detalle: la boda rústica de David y Victoria

Victoria y David se conocieron a través de unos amigos cuando sólo tenían 16 y 18 años, respectivamente. Y es que su amor comenzó a florecer en la adolescencia pero, desde entonces, no han podido separarse.

Foto: Wedding’s Art

La pedida de mano tuvo lugar bajo la escultura de David y Goliath, en Barcelona, el lugar donde David le dijo por primera vez que la quería. Ese día celebraban su décimo aniversario, ¡fue un momento doblemente especial!

Foto: Wedding’s Art

La fecha elegida para la boda fue el 26 de julio de 2014. Para el gran día, Victoria escogió un vestido de novia de YolanCris, con cuello halter, espalda descubierta y corte recto con una pequeña cola. El precioso modelo fue diseñado con aplicaciones de ganchillo, a la novia le encantó nada más verlo en la tienda Eugenia Santiago, de Barcelona.

Foto: Wedding’s Art

El maquillaje y el peinado fueron obra de Anna, de la Peluquería Styles de Figueres. El ramo fue una bonita creación de Taller Azoca: un bouquet seco de lavandas y espigas. Además, la novia escogió una corona de cuerda y flores secas a conjunto con el ramo de novia. ¡Le encantaron nada más verlas! “Quedé súper contenta con ellos, por sus consejos y profesionalidad”, cuenta Victoria.

Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art

Los zapatos eran unas sandalias planas de esparto blanco, adquiridas en Zapatería Casas. En cuanto a las joyas, Victoria llevó el anillo de pedida en oro blanco con un diamante, de la Joyería Petritxol, los pendientes y el brazalete de estilo vintage en plata con cuarzo rosa y zafiro, de Sunfield.

Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art

La boda se celebró en una antigua masía del siglo XVI en el parque natural de los Aiguamolls de l’Empordà, ¡un precioso entorno que creó el ambiente perfecto para una ceremonia inolvidable! La boda civil se celebró en la terraza con vistas al mar, de la que los novios siempre conservarán fotografías espectaculares gracias a Anaïs y Álex, de Wedding’s Art. “Los elegimos  por la luz especial de sus fotos, que tenían algo más. Quedamos muy satisfechos con las fotos y el álbum. ¡Un gran trabajo!”, confiesan los novios.

Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art

De la decoración se encargó la novia, consiguió crear rincones muy especiales con una decoración DIY que enamoró a todos los invitados. En la entrada de la casa había ramilletes de flor seca colgados en la valla y un pasillo de salvias con el tiesto forrado en arpillera y cuerda. Fabricó también carteles indicativos, colocó una alfombra estampada con fotos de la pareja en el pasillo de la ceremonia, y decoró la mesita de la boda civil con lavandas, una red de pescador, una lámpara de pescador y varias conchas. ¡No faltó detalle!

Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art

El banquete se celebró en el jardín de Mas Martinet, decorado con una iluminación sencilla con guirnaldas de luces y banderolas, un lugar mágico donde los novios y los invitados cenaron bajo un precioso cielo de estrellas.

Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art

El banquete estaba compuesto por dos mesas alargadas, una para los amigos y la otra para la familia. Los centros de mesa  eran botes de conserva recuperados y decorados con puntilla y washi tape, rellenados con velitas, conchas, espliego, lavanda, romero y espigas, sobre un tronco de pino. El seating plan fue hecho por el novio con pallets, consistía en filas de retratos colocadas a lo largo de una hipotética mesa en la que cada invitado tenía una foto que correspondía con la imagen que había colocada en su sitio. Además, al llegar a sus sitios, cada invitado fue sorprendido con una imagen con la pareja y unas frases dedicadas y personalizadas para ellos.

Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art

El catering fue Criscatering, “una de las mejores decisiones de la boda, la comida fue deliciosa, el aperitivo espectacular, todo el mundo quedó alucinado. Muchos nos dijeron que nunca habían comido así de bien en una boda. La relación calidad-precio fue muy buena”, comenta la novia.

Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art

La canción que escogieron para el baile fue You never can tell, de Chuck Berry.  Junto con un amigo que hizo de presentador, reprodujeron la escena del baile de Pulp Fiction entre John Travolta y Uma Thurman. ¡Fue uno de los momentos más divertidos!

Foto: Wedding’s Art
Foto: Wedding’s Art

Sin duda, la boda de Victoria y David fue una de esas con las que todas soñamos, una celebración llena de detalles, emociones y sentimientos, pero sobre todo, un día que siempre guardarán en su memoria. ¡Muchas felicidades pareja!

Si te ha gustado este enlace, no te puedes perder el de Luisfer y Leticia o la boda llena de romanticismo de Lis y Eric. ¡Te encantarán!

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Comentarios (2)

Victoria
03/11/2015

Gracias por este precioso reportaje de nuestra boda!

Responder
Patricia Olivares
12/11/2015

Muchas gracias a ti Victoria por compartir con nosotros tu preciosa boda.

Un saludo!

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información