ES Inicio
ES

Una novia princesa: la boda de Mar y Javier

Mar y Javier planearon su boda con solo seis meses de antelación, pero ello no impidió que estuviese llena de detalles que fueron captados por la cámara de Isabel Solano, de d-photo. Unas imágenes repletas de momentos mágicos, que comenzaron a gestarse cuando esta pareja de Alicante decidió que iban a dar el paso más importante de sus vidas coincidiendo con otro momento clave: la búsqueda de su nueva casa.

Foto: d-photo.

Pese a todas las dificultades organizativas que eso puede suponer, el día de su boda, el rostro de Mar reflejaba tranquilidad y felicidad por todos los rincones. Querían una boda sencilla y sencilla fue también la elección de peinado y maquillaje de la novia. Con la ayuda de la firma NARS, Mar subrayó la dulzura de sus rasgos con un semirecogido que dejaba su cara despejada sin restar protagonismo a su preciosa melena rubia. El maquillaje, muy natural, realzaba su mirada con un ligero toque de eyeliner de color negro.

Foto: d-photo.
Foto: d-photo.

Al igual que para cualquier otra novia, para Mar el secreto mejor guardado de su boda, y uno de los elementos que más cuidó durante los preparativos, era su vestido. Un modelo que ella misma ayudó a crear en base a un diseño de Jesús Peiró. “Me encantaron su trato personalizado y las facilidades que te daban para crear tu vestido. Realmente sentí que pude diseñar mi vestido a medida, ya que te dan la posibilidad de escoger lo que quieres, haciendo cualquier cambio al modelo original e introduciendo cualquier elemento, esté o no en el catálogo”, explica radiante.

Foto: d-photo.
Foto: d-photo.

El resultado de sus aportaciones a la creación del vestido con el que dio el sí quiero no pudo ser mejor. Mar parecía una princesa de cuento de hadas enfundada en un vestido de novia con escote redondo y tirantes que se ceñía a su cuerpo para destacar la parte de la cintura y después se abría en una espectacular falda de tul estilo princesa con mucho volúmen y una manejable cola.

Foto: d-photo.
Foto: d-photo.
Foto: d-photo.

Como complementos, apostó por unos pendientes en forma de lágrima y un velo de plumeti, que dotaba aún de más romanticismo a su look. En el pelo, lucía un pequeño tocado de flores blancas a juego con su ramo, elaborado con rosas y margaritas del mismo color. Tanto el ramo y el tocado como el resto de la decoración floral y los tocados de algunas invitadas y las niñas del cortejo eran de Flors i Fulles.

Foto: d-photo.
Foto: d-photo.

El novio, muy elegante, apostó por un chaqué hecho a medida, que combinó con una camisa de Gant y un chaleco azul claro de The Gentleman.

Foto: d-photo.

La llegada de Mar al Monasterio de la Santa Faz, el lugar escogido para la ceremonia religiosa, y su entrada al templo del brazo de su padre, fueron dos de los momentos más bonitos del día. Delante de ella iban las niñas del cortejo, preciosas como pequeñas princesas con sus vestiditos de toile azulón de de Beychi, la línea infantil de Navascués.

Foto: d-photo.
Foto: d-photo.
Foto: d-photo.

Tras el sí quiero, en una ceremonia en la que no faltaron las miradas cómplices entre los novios captadas por d-photo, llegó el momento de hacerse las primeras fotos como casados, desafiando a la lluvia que hacía de vez en cuando su aparición.

Foto: d-photo.
Foto: d-photo.
Foto: d-photo.
Foto: d-photo.
Foto: d-photo.

Para celebrar el convite con sus amigos y familiares, Mar y Javier escogieron la Finca Lo de Die, una hacienda del siglo XVIII donde sus invitados pudieron disfrutar del cóctel en el patio, decorado con jaulas y velas y con centros de paniculata, también de Flors i Fulles. ¡Dos detalles super románticos!

Foto: d-photo.
Foto: d-photo.
Foto: d-photo.

Para la cena, tanto los novios como sus invitados pasaron al interior de uno de los salones de la finca, a modo de carpa. Allí, la decoración tenía el azul y el blanco como protagonistas (coincidiendo con los colores de los trajecitos de los pajes) y los motivos marinos eran los protagonistas con detalles en azul y rayas navy, pequeñas velas, orquídeas y estrellas de mar.

Foto: d-photo.

Tras la cena, antes del baile de los novios, llegó uno de los momentos más emotivos del día: la carta que la madre de Mar leyó a los recién casados haciendo que más de un invitado, aparte de los propios novios, no pudiesen contener las lágrimas. Un detalle precioso que sirvió para poner el broche de oro a un día que seguro que ni los novios ni sus invitados olvidarán nunca.

Foto: d-photo.
Foto: d-photo.
Foto: d-photo.

¿Te ha gustado esta boda? No te pierdas esta real wedding con sorpresa del novio incluida o la de esta novia que apostó por un espectacular modelo de Lorenzo Caprile.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información