ES Inicio
ES

Una novia y dos vestidos: la boda de María y Miguel

La boda de María y Miguel estuvo llena de detalles que la hicieron especial. Empezando por los dos vestidos de la novia, cada uno más perfecto que el anterior, siguiendo por los detalles de la celebración y de la fiesta y acabando por todos esos gestos y miradas entre los novios que la cámara de Encarnación Campanario supo captar a las  mil maravillas.

Foto: Encarnación Campanario.

Como en el caso de cualquier novia, en el de María, el vestido de novia era uno de los secretos mejor guardados de su enlace y, también, uno de los que acaparó un mayor trabajo de búsqueda durante la planificación de la boda. Y es que, en su caso, la tarea fue doble, ya que lució dos vestidos diferentes para su enlace. ¡El sueño de toda novia hecho realidad!

Para la primera parte de su gran día, María apostó por un espectacular diseño de Basaldúa. Un vestido de novia con cuerpo cubierto de encaje de chantilly dorado, con corselete drapeado en tul y manga larga. El modelo se remataba con un gran escote en la espalda, y una falda con varias capas de tul de sedalina terminando en una gran cola.

Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.

El conjunto se completaba con un tocado en tonos dorados de Carmen María Maíz, zapatos de Jimmy Choo en color plateado y un precioso ramo en el que el verde, el color vino y los rosas palo tenían un papel predominante.

Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.

El peinado y el maquillaje fueron también fundamentales a la hora de completar el look de María. Del primero se encargó la Peluquería Crisanto, que apostó para ella por una trenza que caía en cascada y recogía su melena. Manuel Barrena fue también el responsable de maquillar a esta novia que optó por tonos muy naturales para su gran día.

Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.

El novio, por su parte, aposto para su gran día por un elegante chaqué en color azul que acompañó con un chaleco en el mismo tono, camisa blanca y corbata verde agua. A la hora de elegir la “casa” que lo vestiría hubo poco lugar a la duda. Estaba claro que se decantaría por Harry’s España, su propia firma de ropa.

Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.

La llegada de la novia a la iglesia de San Pedro de Montijo (Badajoz) fue uno de los momentos más emocionantes del día. Entró precedida de los niños del cortejo, vestidos como pequeños ángeles, y del brazo de su padre, mientras todo el mundo se volvía expectante para comprobar lo guapísima que estaba.

Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.

En la ceremonia no faltaron las miradas llenas de amor entre los novios, ni los gestos de sorpresa, emoción y admiración entre sus amigos y familiares.

Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.

Tras el sí quiero, y mientras los invitados se dirigían hacia el cóctel, los recién casados se hicieron sus primeras fotos como marido y mujer en las inmediaciones de la Hacienda Jardín La Vara, el lugar escogido para celebrar su boda. Allí, Encarnación Campanario supo captar toda la belleza de la novia y las mejores imágenes de la pareja.

Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.

Tras las fotos, llegó el convite a cargo del catering Sayca que también se encargó de la decoración floral de la Hacienda, en la que predominaron los tonos rosas y el alegre verde de las margaritas de botón.

Y, tras la cena, el momento que nadie había previsto pero que hizo que para María se cumpliese el sueño de muchas novias: cambiar su vestido de novia por un vestido de fiesta. Para esta segunda ocasión, apostó por la firma BDBA con un vestido que no dejó a nadie indiferente. Completamente salpicado de encaje y con un estilo mucho más desenfadado que el modelo anterior, María estaba radiante para la segunda parte del día con este espectacular diseño.

Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.

Tras su cambio de vestido, todo estaba listo para que comenzara la velada, amenizada por el cantaor de flamenco Juan Peña y por el photocall, en el que participaron, para obtener las fotos más divertidas de la velada, todos los amigos de los novios.

Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.
Foto: Encarnación Campanario.

Y es que la boda de María y Miguel fue una boda llena de glamour y estilo, en el que la novia hizo realidad ese sueño con el que todas hemos crecido de casarnos con el chico al que amamos y además hacerlo nada menos que ¡con dos vestidos! Enhorabuena a la pareja por esta preciosa boda y ¡que seáis muy felices!

Si te ha gustado esta boda no te pierdas la boda de Patricia y Juan, destinados desde el colegio a estar juntos, ni la de Blanca y Juan, en la que la música fue protagonista.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información