ES Inicio
ES

Ventajas de celebrar el banquete en un salón

Celebrar el banquete en un salón cerrado tiene infinidad de ventajas. Foto: Concha Molina

Las bodas que se realizan en un salón tienen la gran ventaja de contar con la comodidad que ofrece una estructura fija y que se ha creado con la idea de facilitar la vida a los novios.

Superficies llanas, lisas y que pueden resultar realmente elegantes sin sufrir la irregularidad del césped o la moqueta, una iluminación ad-hoc que fue creada en su día con la finalidad de resultar útil, una estructura invulnerable a pesar de las inclemencias del tiempo, o la facilidad para utilizar aire acondicionado o calefacción según la climatología del momento.

En cuanto a la decoración, se puede jugar con el resto de los ornamentos incluidos en el salón, como cortinas, lámparas, sillas… y se pueden añadir unos candelabros si queremos un estilo clásico o más vintage, así como jugar con los elementos de la mesa para crear centros de ikebana si la decoración es minimalista, o bien centros con frutas, velas flotantes, jarrones impactantes con peceras y algas. Las opciones son múltiples.

Es aconsejable realizar una decoración adecuada en función de los diferentes momentos del día. Si la boda es de día, el salón destinado a la comida admite un poco más de color y se permiten más accesorios y vajillas y cristalerías con color, flores, y más vida. En caso de que la boda sea de noche, lo ideal es que el salón se decore en no más de dos colores, y que las mesas estén vestidas con una mantelería de hilo totalmente lisa, sin estampados.

Los cubiertos deberán ser de plata mientras que la vajilla de loza o porcelana. Este material es muy delicado por lo que no en muchos espacios para bodas se dispone de este tipo de vajillas. En cuanto a la decoración de las sillas, estas deben estar tapizadas acorde al resto de la decoración del salón y deben combinar con cada uno de los elementos decorativos del mismo. Lo ideal es no utilizar fundas, sino unas buenas sillas y, en caso de vestirse, que las telas sean de seda o terciopelo pero no de algodón.

Las flores, tanto en bodas de día como de noche, en salones interiores deben ir en consonancia con el colorido de la boda. Si no habéis utilizado demasiados tonos para decorar el salón, podéis recurrir a centros de mesa originales de diferentes tonalidades y jugar con las posibilidades.

Siempre que hayáis realizado una decoración con colores neutros, entonces podéis utilizar flores de la gama de tonalidades más llamativa, mientras que si hemos optado por tonos fuertes, lo ideal es colocar flores en tonos pastel o bien colores muy en contraste.

Quizás te pueda interesar información de empresas de catering para bodas en Barcelona.


Autor invitado: Concha Molina de En Buenas Manos 
Experta en organización de bodas

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información