ES Inicio
ES

Vestidos de novia con espaldas de vértigo: ¿me las puedo permitir?

Hablando de las tendencias 2016, hay que hacer una especial mención a las espaldas. Las novias ya no quieren lucir espectaculares sólo por delante y los diseñadores se han atrevido por fin, a dejar al desnudo tan sensual parte del cuerpo femenino con escotes cada vez mas pronunciados.

Foto: Gisele Grace Loves Lace

¿Te gustan pero no sabes si puedes llevarlas? Habría que analizar varios aspectos porque, si deseas agradar a tu familia, que es católica y practicante y te casas en una catedral con un escote trasero hasta la cintura, es bastante probable que todas tus tías hagan corrillo para comentar como los jóvenes han perdido el decoro en la iglesia.

Foto: Berta Bridal
Foto: Pronovias

Si por el contrario tu boda es civil o no te importa demasiado la opinión de los círculos conservadores, un vestido que desnude tu espalda puede dejar a tu futuro marido boquiabierto y proporcionarte un impacto en tu vista trasera maravilloso.

Foto: Jonathan Ong y Nicole L. Hill Photography
Foto: Cabotine

Pero en lo que a estilismo se refiere, que es la parte que a mi me atañe, tendrás que tener en cuenta lo siguiente:

1. En bodas religiosas, puedes solucionar el asunto del decoro llevando un velo de dos capas o una mantilla para la ceremonia. Sorprenderás a todos cuando te lo quites al salir de la iglesia.

Foto: Rylee Hitchner

2. Si la espalda del vestido es muy abierta, el delantero no tiene capacidad de controlar el pecho por lo que, si normalmente necesitas usar sujetador, es posible que tengas que descartar esta tendencia. Claro que existen sujetadores multiposición preparados para todo tipo de escotes, pero no van bien para todas las mujeres. Mejor pruébate el vestido con el sujetador apropiado antes de decidirte.

Fotos: Berta Bridal

3. Si tienes poquito pecho y lo que necesitas es relleno, lo tienes más fácil. Puedes usar un sujetador de silicona de los de pegar que combinan “push” y relleno y si son de buena calidad, no se despegan. También puedes pedir en la tienda que te incorporen unas cazuelas con relleno en el vestido si es que el patrón lo admite.

Foto: Cymbelline
Foto: Rosa Clará

4. ¡Mírate la espalda! Asegúrate de que te gusta que se vea lo que el vestido enseña y, si te has decidido por un traje con escotazo trasero y tienes ocasión, trabaja un poco tu musculatura dorsal en el gimnasio antes de la boda. Cuando veas tus fotos de boda ¡te alegrarás!

5. Debes considerar por último que, si tu vestido tiene la espalda descubierta, sería una pena que llevaras el pelo suelto y la taparas. Lo ideal es un recogido alto, pero uno bajo o incluso semisuelto son opciones admisibles. Sin embargo, una melena larga o un semi-recogido le quitarían mucho encanto al traje.

Foto: Pronovias

Así que ya sabéis, si os atrevéis a llevar la espalda al descubierto: probad las diversas opciones, adaptarla a vuestro estilo y al tipo de boda que hagáis y conseguiréis un look perfecto para lucir el día de vuestra boda.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información