ES Inicio
ES

Violeta e Isra: una boda íntima llena de detalles especiales

Una boda no es lo mismo si no están en ella tus amigos y familiares. Eso era algo que tenían muy claro Violeta e Israel cuando comenzaron a preparar su enlace. La suya sería una boda íntima, solo 33 invitados, pero no por ello faltarían los detalles y los momentos que desprenden una magia especial que fueron captados por la cámara de Natalia Ibarra.

Foto: Natalia Ibarrra.

Para Violeta, encontrar su vestido de novia no fue fácil, pero finalmente, con la ayuda de Geles, una modista de la zona de Aravaca (Madrid) pudo tener el diseño con el que siempre había soñado: un precioso vestido, creado entre la madre de Violeta, la modista y la propia novia, elaborado en tul de seda con tejidos de José María Ruiz sedas,  y con un cinturón dorado a juego, que se adaptaba perfectamente a su cuerpo con elegancia y sencillez.

Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.

Como joyas, Violeta optó por piezas que tuvieran un valor sentimental para ella y llevó un anillo de platino y diamantes que había pertenecido a su abuela. El perfume, también con ese toque especial, fue un regalo de su madre. Y por supuesto, no se olvidó de escoger con cuidado los zapatos y el ramo. Para los primeros, apostó por la comodidad de unas alpargatas de color cobre, muy acordes también con el estilo rústico y campestre que buscaba para su boda. El ramo, por su parte, fue una sorpresa. De él se encargó el padrino que confió en Verdepimienta para su creación. El resultado fue perfecto.

Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.

Para el maquillaje y la peluquería, Violeta optó por un look nada recargado. De conseguirlo se encargó Yolanda, de Yolanda Ariza Styling que creó para Violeta un precioso recogido que adornaron con un tocado de Oh! anami y un maquillaje en tonos naturales que acentuaba su belleza sin exagerar sus rasgos.

Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.

Como lugar para la ceremonia y el posterior convite, los novios escogieron la Finca Prados Riveros, situada en Rascafría, un municipio de la sierra madrileña en el que la novia veraneaba con frecuencia. Hasta allí llegaron tanto los novios como sus invitados, los familiares y amigos más cercanos, para disfrutar de ese día tan especial.

Foto: Natalia Ibarrra.

La entrada de Violeta en la Finca estuvo también cargada de emotividad, puesto que lo hizo en un coche antiguo, un “Mercedes colas” de los años 60 que el padre de la novia había comprado y restaurado como homenaje a su abuelo.

Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.

En la ceremonia se produjeron algunos de los momentos más emotivos del día. Los padres de Violeta, como regalo para los novios, contrataron al terceto de jazz Grupo Alborada que, durante la ceremonia tocó tres canciones muy especiales para Violeta e Israel que hicieron que estos derramasen alguna que otra lágrima. Tampoco estuvo exento de emoción el momento de las arras: “Como en las ceremonias civiles no hay arras, el hermano de la novia mando hacer 3 llaves con las palabras Compromise, Love y Happiness. Se las hicieron en Chile, que es donde vive por motivos de trabajo. Él, y los padres de ambos tuvieron unas palabras preciosas durante la ceremonia. Y claro, lloramos todos”, explica Natalia Ibarra, fotógrafa de la boda y amiga de la novia.

Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.

Tras el enlace, los novios, acompañados por Natalia Ibarra, se hicieron sus primeras fotos como marido y mujer, instantáneas que reflejan el amor y la ilusión con los que esta pareja vivió su gran día.

Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.

Mientras tanto, los invitados comprobaban todo el cariño que, en forma de mil y un detalles de decoración, Violeta e Israel habían puesto en la decoración de su boda. Cajas de madera, cestos y pizarras adornaban los diferentes rincones de la finca y los limones, albahacas y berenjenas protagonizaban también parte de la decoración. En los centros, vasitos de Danone con lavanda y flores silvestres, para los niños, un tipi que hizo que se entretuviesen jugando; y todo ello sin olvidarse de columpios, carteles y otros detalles que hicieron que la boda fuese única. ¡Incluso hubo un tipi de Tipiland factory.

Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.

Tras el convite, a cargo de InnKiper cátering y servicios, llegó el momento del baile de los novios, otro de los más especiales, que dio paso a una fiesta, divertida como pocas, en la que tanto los novios como sus invitados acabaron bailando descalzos en el césped.

Foto: Natalia Ibarrra.
Foto: Natalia Ibarrra.

Y es que, como explica Natalia Ibarra, quien además de hacer las fotos ayudó a Violeta con los preparativos, la de esta pareja es una de las bodas más bonitas que pueden contarse, “ya no solo porque estéticamente lo fuese, sino más bien por el sentimiento y la emoción con la que vivieron y vivimos todos cada instante”. Y eso es, sin lugar a dudas lo más importante de cualquier enlace. ¡Enhorabuena a los novios y muchas gracias por compartir vuestro gran día con nosotros!

Si te ha gustado esta boda, no te pierdas la de Eva y Borja, una pareja a la que la lluvia no borró la sonrisa, ni la de Olga y Héctor, que protagonizaron una boda muy country en una finca de Valencia.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información