ES Inicio
ES

Y vosotros, ¿qué tipo de amor tenéis?

Por mucho que nos empeñemos en lanzar teorías propias, el amor es un concepto extremadamente profundo, sustentado sobre tres pilares fundamentales: la intimidad, la pasión y el compromiso. Casi todo el mudo experimenta algunos de estos sentimientos, pero es difícil contar con los tres en una relación. Así pues, sigue leyendo y descubre qué clase de amor late en vuestros corazones.

Foto: Nicola Capilli

Amor pasional

Divertido, pero complejo. Es el principio de muchas relaciones, pues el componente sexual es alto gracias a la atracción por el otro y la necesidad de ser poseído por él/ella. En ocasiones, lo que empezó como pasión eclosiona en sentimientos más profundos, como la comunicación más íntima y la idea de construir un futuro. Sin embargo, también puede quedarse en mera pasión, dejando un amplio universo por descubrir que, normalmente, suele albergar la relación de pareja propiamente dicha. Este clase de amor es peligroso, pues cada integrante puede acabar circulando por carreteras de doble sentido en lugar de seguir la misma dirección.

Amor romántico

Un amor de película, pero con final triste. ¿Por qué? El sexo y la intimidad están dominados: os lo pasáis bien en la cama y estáis hasta las tantas hablando de vuestra vida, desde la infancia hasta la edad adulta. Sin embargo, el asunto no llega a más, pues la parcela del compromiso queda inexplorada. Un amor de esos que marcan, que duelen y que, al encontrar otra pareja, forma parte de nuestros recuerdos más bellos.

Foto: McClure

Amor amigo

Un amor muy bonito e interesante, pero insuficiente. No hay pasión, pues la química y la atracción sexual están ausentes, y casi todo se basa en la intimidad, es decir, confianza plena, entendimiento total y cariño. En estas ocasiones, una amistad fuerte suele potenciar el enamoramiento de una de las personas, pero el otro integrante del tándem solo ve amistad y casi todo acaba en drama. ¡Mucho cuidado con éste!

Amor de compañía

No es perfecto, pero después de años de relación, casi es el más esperanzador. Ya que es difícil mantener intacta la llama del primer día, la intimidad y el compromiso toman fuerza, y eso genera un fuerte amor y una inquebrantable conexión. El deseo sexual ha ido desapareciendo, pero siempre hay maneras de arreglar ese apartado. La base de la relación esta solidificada y solo queda trabajar algunas cosas.

Foto: Deborah Dantzoff

Amor vacío

Como en los matrimonios concertados de reyes, príncipes y demás personajes de alta cuna, el compromiso es la base de la relación, pero no hay noticias de la intimidad y la pasión. Otras relaciones más modestas, después de años, también se quedan sólo con el amor vacío, pues ya no se comunican, ni se quieren y la pasión está en horas bajas (véase los matrimonios comodones y dejados que todos conocemos). También, por temas de comodidad y seguridad, algunas personas se embarcan en relaciones en las que no existe absolutamente nada más allá de esa unión cogida con pinzas.

Amor fatuo

Solo sexo, nada más. Es, básicamente, una relación irregular de desahogo a base de pasión sin afecto. Suelen ser relaciones de una noche, encuentros furtivos y animales que nunca van más allá. Ni siquiera hay intimidad antes o después de desatar la pasión.

Foto: Henry Welisch Photography

Amor pleno

El grado más alto del amor, el culmen, la obra maestra… Intimidad, pasión y compromiso conectan hasta alcanzar la perfección. No obstante, no es oro todo lo que reluce y la excelencia puede acabar en tragedia. Este amor hay que cuidarlo mejor que un bonsái: mimarlo cada día, trabajarlo y “morir” por él. Aunque es difícil llegar a un amor de estas características, es aún más complicado mantenerlo para siempre. No caigas en la rutina, ni en la dejadez, ni en la pereza. Si es así, tu idilio se acabará muy pronto. Este amor es, indudablemente, el mejor, pero puede acabar mutando en otros si se descuida. Teniendo en cuenta el paso del tiempo, no sería del todo extraño, pero intenta mantener el amor pleno, que siempre es más satisfactorio.

Foto: La Dichosa Fotografía

¿Ya sabes cuál te corresponde? Si estás contenta con el resultado, ¡enhorabuena! Si no, ya sabes: cúrratelo un poco y busca una solución hasta alcanzar la perfección, ¡pero tampoco te vuelvas loca!

¿Qué es lo que motiva vuestra relación? Descubre qué tipo de pareja sois y los mejores planes para hacer con tu pareja en otoño.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información