ES Inicio
ES

El amor a fuego lento de La Mancha: la boda de Marisa y Jero

Marisa y Jero son de ese tipo de parejas que te transmiten buen rollo, que cuando los tienes cerca sientes alegría y que, además, cada vez que les oyes hablar te sorprenden con una historia divertida y de lo más curiosa. Se conocieron hace hace unos diez años en una clase de dibujo en segundo curso de Arquitectura. A partir de ahí, con clases, recreos, fuertes cafés, alguna noche en blanco y muchas risas de por medio fueron construyendo su amistad.

Una amistad que quedó en eso hasta la vuelta de un verano. Fue entonces cuando el gusanillo del baile latino “les picó”. Así, se apuntaron como pareja de baile a clases de salsa y bailando terminaron inventándose todo tipo de excusas para pasar más y más tiempo juntos. “Hasta que un día nos descubrimos novios y sin fecha de aniversario”, cuenta Marisa con una gran sonrisa.

Jero le pidió matrimonio de una forma muy romántica, “como de película”. En la finca de los padres de Marisa, debajo de una encina que les encanta, él tenía preparada una mesa con mantel de cuadros rojos y blancos además de un ramo de rosas y una botella de champán. “Me llevo hasta allí con los ojos tapados y al abrirlos, ¡sólo se veía ese escenario a la luz de la vela en mitad de una noche de verano”, cuenta la novia.

Su boda se celebró el 31 de julio de 2015, justo un año después de la pedida. El lugar elegido para ello fue el pueblo de Marisa, Calzada de Calatrava, al que le encanta volver siempre que puede. Para la ceremonia escogieron la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de la localidad, la cual se ve desde la ventana de su habitación y donde fue bautizada, donde hizo la comunión y se confirmó. Llegaron cada uno en su coche acompañados de la familia, pero salieron en un Alfa Romeo descapotable verde inglés que les prestó un buen amigo de ambos.

Para su gran día Marisa buscaba un vestido de novia sofisticado, elegante y, sobre todo, cómodo. Éste fue diseñado como fusión de dos modelos de Colour Nude, el cual no vio hasta ¡dos meses antes de la boda! “Tenía muy claro que sería la mezcla perfecta para mi vestido y me sentí completamente identificada. Además, las chicas y modistas fueron encantadoras”, relata ella.

En enero, meses antes del enlace, compró unos zapatos de salón, pero una semana antes del gran día los cambió. Encontró en una zapatería de Ciudad Real unas sandalias de tacón en tonos dorados perfectas, las cuales no dudó en adquirir.

Por su parte, Jero lució unos gemelos con el rosetón del Castillo de Calatrava de la Nueva que Marisa le regaló después de la pedida. Ella llevó en el gran día el anillo de pedida de oro rosa de Suárez, una anillo antiguo con el que se casó su madre y unos pendientes de una buena amiga de su familia.

Para el ramo buscó que fuera orgánico y suelto, con mucho verde, lentisco, olivo… Plantas de la tierra y alguna que otra flor blanca y rosácea, además de peonías. Fue hecho por Margarita se llama mi amor, una floristería de Madrid y que llevó una amiga hasta el pueblo la misma mañana de la boda.

La novia destaca el trabajo de la profesional que la maquilló, Pilar Romeral, en su centro de estética. “Es una maquilladora estupenda”, cuenta. En cuanto al peinado no escatima en piropos también para la peluquera. Se trata de Maripaz, su peluquera de toda la vida que la peina desde que era pequeña. También llevó una corona de flores naturales de colores confeccionado por Olivia & Cloé, hecho por Sara la diseñadora.

Celebraron la boda en la Casa Rural El Tamujo de Calatrava, situada en la finca, con unas vistas espectaculares a los castillos de la zona y al campo manchego. Situada a pocos kilómetros de Calzada de Calatrava, donde vive la familia de Marisa. “De ahí que buscáramos en todo momento una temática manchega autóctona basada en una decoración rústica, natural y sencilla, en la que todo estuviera acorde con las tonalidades propias de la estación veraniega, sacando partido a los dorados, ocres y añiles que resultan de los atardeceres sobres los campos de trigo”, declara la novia.

No contaron con la ayuda de ninguna wedding planner, ya que en su caso ambos son arquitectos y, en concreto, Marisa está especializada en Arquitectura de Interiores y Decoración (Marisa Molina, Arquitectura+Diseño y gestión de eventos), por lo que todo al respecto corrió a su cargo.

La estampa que ofrecía La Mancha era de lo más especial gracias al cielo con nubes rosadas y azules, ya que unas horas antes algo de lluvia dejó su seña. Además, todos los invitados pudieron disfrutar y divertirse con sombreros manchegos para el sol del atardecer y las chicas con alpargatas artesanas blancas para la barra libre.

Tenían claro que les apetecía un cóctel variado y distendido en el que introdujeron productos de la tierra, así como una cena más ligera basada en ensalada y un plato de carne tierna. Para ello contaron con el Catering Casseroles. La decoración floral, siempre en la misma línea rústica, fue confeccionada con mezcla de varias flores, ramos y macetas de diferentes floristerías y viveros de Ciudad Real y Madrid.

A la hora de filmar unos momentos tan importantes, Marisa y Jero estuvieron barajando diferentes opciones y al final se decantaron por Ankerprod con cuyo trabajo se sentían (y sienten) muy identificados, sobre todo en lo relativo a profesionalidad y estilo. Les encantó trabajar con ellos.

Cuentan los novios que sus invitados les sorprendieron con un flashmob de la canción I’m so excited de la película de Los Amantes Pasajeros, de Pedro Almodóvar, vecino de la localidad.

Como no pudo ser de otra manera dieron comienzo a la fiesta con un baile de lo más singular: 30 segundos de swing seguidos de una salsa llamada Abre que voy con la que aprendieron a bailar años atrás y con la que terminaron invitando a todos a unirse a la pista para seguir disfrutando de la boda hasta entrada la mañana.

Desde Zankyou os deseamos lo mejor y toda la felicidad del mundo pareja. ¡Felicidades Marisa y Jero!

Si queréis descubrir otras bodas singulares puedes conocer el gran día de Farouk y Seema o la boda de Pilar y Manu.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información