Diferencias entre casarse en el Ayuntamiento, en el juzgado o ante notario

Zankyou Advisory trámites de boas logo blanco

Índice de contenido

Publicidad
¡Olvídate del papeleo! De los trámites de boda ya nos encargamos nosotros Zankyou

Casarse en el Ayuntamiento, en el juzgado o ante notario. Si estás pensando en contraer matrimonio esta es una de las primeras dudas que tienes que resolver. El resultado final será el mismo, estarás casado, pero la ceremonia y los trámites pueden variar un poco, así que es importante que tu pareja y tú tengáis claro qué tipo de boda queréis.

Para ayudaros a tomar la decisión os vamos a contar cuáles son las principales diferencias entre un matrimonio celebrado en el Ayuntamiento, ante un notario o en un juzgado.

Una boda civil y varias formas de celebrarla

El matrimonio civil es aquel que se celebra ante un funcionario público y no ante un ministro religioso. En realidad, todos los matrimonios que se celebran en España son civiles. Y es que una unión matrimonial no es legal si la misma no se registra después en el Registro Civil.

Expediente matrimonial urgente trámites online Zankyou

Cuando una pareja se casa por la Iglesia, esta entidad se encarga de hacer los trámites necesarios para que la unión religiosa quede registrada. Y, también de los trámites legales para que el matrimonio sea inscrito. Sin estos últimos, esa boda no tendría efectos legales. Es decir, que esa pareja no estaría verdaderamente casada.

Si en vuestro caso habéis decidido que preferís directamente una boda civil, podéis elegir varias formas de celebración. En un principio este tipo de uniones solo podían hacerse en un juzgado. Pero, con el paso del tiempo, se habilitó a los Ayuntamientos para ello (la potestad de casar la tiene el alcalde o, en su defecto, el funcionario en el que haya delegado), y desde hace unos pocos años también los notarios pueden casar.

Como decíamos antes, el resultado final va a ser el mismo. De hecho, la tramitación del expediente es igual en los tres casos y os van a pedir la misma documentación. Lo que cambia un poco es la ceremonia en sí misma. Además, existen una serie de diferencias que pueden ser importantes a nivel práctico, vamos a verlas.

Qué es diferente al casarse en el Ayuntamiento, en el juzgado o ante notario

Cualquiera de las tres opciones es buena, y ya sabes que en Zankyou Trámites de Boda te podemos ayudar a hacer todos los trámites matrimoniales, sea cual sea la forma de celebración que hayas elegido para tu enlace civil. Vamos a ver algunas cuestiones que te pueden ayudar a decidirte por una opción u otra. 

Te interesa:  Certificado literal de nacimiento: cómo conseguirlo de forma online

Casarse en el Ayuntamiento

Las bodas ante notario y en el juzgado pueden llegar a ser algo «frías». Aquí tu enlace se celebrará mientras los empleados siguen haciendo su trabajo e incluso te cruzarás con personas que están allí para hacer otros trámites. Además, especialmente en el caso de los notarios, no hay mucho espacio para los invitados. Así que a lo que es el acto de contraer matrimonio puede acudir muy poca gente.

En el caso de los Ayuntamientos, estos se toman cada vez más en serio su intervención en las bodas. Muchos consistorios ya cuentan con una sala debidamente habilitada para la celebración de enlaces matrimoniales, especialmente los Ayuntamientos más grandes.

Son espacios especialmente pensados para las bodas, así que cuentan con más espacio para sentarse e incluso se suelen decorar. Esto hace que el acto de la celebración del matrimonio sea algo más bonito y más especial.

El inconveniente a la hora de contraer matrimonio en un Ayuntamiento es el tiempo de espera. Especialmente en las grandes ciudades, puedes tener que esperar durante meses o, al menos, durante varias semanas. Y es posible que ni tan siquiera puedas elegir la fecha que te gusta.

A ello hay que sumarle que la celebración de un matrimonio civil en un Ayuntamiento tiene un coste. La tasa suele oscilar entre los 100 y los 300 euros.

Pero no todo es malo, lo positivo es que en algunos casos el oficiante del matrimonio (el alcalde o concejal) puede desplazarse para celebrar el matrimonio en el lugar que vosotros hayáis elegido.

Casarse en el juzgado

Cuando se trata de elegir entre casarse en el Ayuntamiento, en el juzgado o ante notario, muchas parejas escogen hacerlo en el juzgado. La gran ventaja de este enlace es que no tienes que complicarte la vida con la tramitación del expediente, se hace todo directamente en el juzgado. Además, aquí no te van a cobrar ninguna tasa, te casarán de forma totalmente gratuita.

Eso sí, no puedes elegir libremente el juzgado en el que contraerás matrimonio, tiene que ser el que corresponda a vuestro lugar de domicilio o, si no vivís juntos, el que corresponda al domicilio actual de alguno de vosotros. Además, el juez no va a desplazarse para celebrar tu matrimonio. Solo te casará dentro de las dependencias del juzgado.

Lo malo es que es posible que mientras tú te estás casando también haya por ahí abogados y particulares que van a hacer trámites o incluso acuden a un juicio, así que la familia no tendrá mucha intimidad. Es más, lo normal es que la boda se celebre en una de las salas de vistas.

Te interesa:  ¿Qué características debe de tener la notaría si me quiero casar?

En este caso no suele haber problemas de espacio, porque las salas son grandes. Pero hay que tener en cuenta que un juzgado no es un lugar apto para el jolgorio, así que no lo escojáis si sabéis que vuestros invitados están deseando gritar «vivan los novios» y tirar arroz. Si no pueden contenerse hasta que salgáis de las dependencias judiciales, mejor elegir otro lugar.

Pero como ocurre con las bodas en los Ayuntamientos, aquí tampoco todo es negativo. No solo te casas gratis y haces toda la tramitación en el mismo juzgado, sino que tampoco tendrás que ir después a recoger tu libro de familia, porque te lo entregarán en el mismo momento en que te cases.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la lista de espera también puede ser larga. Si vives en un pueblo pequeño posiblemente no tardes mucho en tramitar el expediente y «pasar por el altar», pero los juzgados de las grandes ciudades suelen estar muy saturados, porque no celebran bodas todos los días y hay mucha demanda.

Casarse ante notario

En 2015 hubo un cambio legislativo en España que permitió a los notarios celebrar bodas, a fin de reducir la carga de trabajo en cuanto a matrimonios de los juzgados y los Ayuntamientos. Sin embargo, hasta hace poco no era una opción muy elegida.

Básicamente porque los novios tenían que encargarse de toda la tramitación del expediente matrimonial ante el Registro Civil y luego llevarle los papeles al notario. Por suerte, la cosa cambió el pasado 30 de abril de 2021, porque ahora los notarios están autorizados para elaborar el expediente matrimonial.

Esto quiere decir que si deseas una boda civil ante notario ya no tienes que estar llevando papeles de un lado para otro. Llevarás tu documentación a la notaría y ellos se encargarán de todo.

Lo bueno de casarse ante notario es que puedes hacerlo de forma rápida y sencilla. No hay mucha lista de espera, así que en apenas cuatro o seis semanas puedes estar casado, lo que tarde en instruirse el expediente.

Te interesa:  Requisitos para casarse en España: todos los documentos que necesitas

Eso sí, ten en cuenta que el trámite de la boda tiene un coste que suele estar en torno a los 200 euros. Además, el notario solo casa dentro de sus dependencias y en su horario de trabajo. Así que igual acabas contrayendo matrimonio un martes a las 11 de la mañana.

Aquí te encuentras también con el mismo inconveniente que en el juzgado. Mientras tú te estás casando la notaría sigue trabajando, lo que quiere decir que te encontrarás con gente que esté por allí haciendo testamento, constituyendo una sociedad anónima o cosas por el estilo.

Casarse urgente es posible trámites online Zankyou

Además, el espacio del que dispone el notario en su establecimiento es reducido, por lo que el número de personas que podrán ser testigos de vuestro enlace será mínimo.

Casarse en el Ayuntamiento, en el juzgado o ante notario. ¿Cuál es mejor opción?

Si estás esperando que te demos la solución, lo cierto es que no podemos hacerlo. Cómo has podido comprobar por ti mismo, cada una de las tres opciones tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

En caso de que quieras una boda un poco más tradicional, con más invitados, y en un escenario un poco más cuidado, deberías optar por celebrar tu enlace civil en el Ayuntamiento. Si estas cosas no son importantes para ti, y lo que te importa realmente es casarte con tu pareja, entonces puedes elegir el juzgado o el notario.

Si el tiempo es importante para ti, seguramente conseguirás fecha de boda antes en la notaría que en el juzgado. Pero si el dinero puede ser un obstáculo, entonces quizá te interese esperar un poco más y a cambio no pagar nada si te casas en el juzgado.

No hay una respuesta única, ahora sois vosotros los que debéis poner en una balanza que es lo que más valoráis de cara a vuestro futuro enlace y elegir en consecuencia. No obstante, también podéis consultar en vuestro Ayuntamiento, el juzgado que os corresponda y el notario de vuestro domicilio para saber más sobre los tiempos de espera que están manejando actualmente. Quizá esto os ayude a tomar una decisión.

Casarse en el Ayuntamiento, en el juzgado o ante notario. La elección es vuestra. Al final lo que importa es que vuestra boda sea el comienzo de un bonito matrimonio. ¿Necesitáis ayuda con los trámites? ¡Aquí estamos! 

Pareja
de hecho

  • Formaliza tu situación de pareja y protégela legalmente
  • Tramita el servicio online
  • Te acompañamos y asesoramos durante todo el proceso
  • Consigue el expediente matrimonial urgente
  • La forma más rápida, sin colas ni esperas de meses
  • Te asesoramos online
  • Céntrate en lo importante, nosotros nos ocupamos del papeleo
  • Cásate dónde y cuándo quieras
  • Te acompañamos y asesoramos durante todo el proceso
  • Consigue online todos los certificados que necesites
  • Certificado literal de nacimiento, de estado civil y muchos más
  • Traducidos a todos los idiomas
  • Te ayudamos a proteger tu patrimonio y el de la familia
  • Evita problemas a futuro
  • Facilita la resolución de conflictos en caso de divorcio
  • Elige este servicio si quieres casarte en fin de semana
  • Desde cantantes de ópera, actores, bailarines…, elige el perfil que más te guste para oficiar tu boda
  • Servicio especial para extranjeros

  • Tramitamos dudas y consultas legales y de procesos de boda

  • Te asesoramos con temas financieros y fiscales
  • Resolvemos tus dudas y preguntas relativas al matrimonio
  • Te asesoramos a través de nuestra amplia red de expertos en la materia
  • Servicio 100% online, económico y fácil
  • Habla con un asesor sin moverte de casa o el trabajo
  • Te asesoramos a través de nuestra amplia red de expertos matrimoniales
  • Hasta 30 minutos de asesoramiento personal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...