Separación de bienes: qué es y cuáles son sus características

¿Tienes dudas sobre el régimen de separación de bienes? Te contamos en qué consiste, cómo hacerlo y las ventajas y desventajas que tiene. ¡Toma nota!

Zankyou Advisory trámites de boas logo blanco

Índice de contenido

¿Vais a dar el “gran paso” pero tenéis algunas dudas sobre el régimen económico que vais a elegir en vuestro matrimonio? Es normal tener mucha preguntas sobre esto y por eso, nosotros queremos resolverlas todas acerca de  uno de los regímenes económicos del matrimonio que es el conjunto de reglas que que se aplicarán a las relaciones económicas durante el matrimonio. Una de las opciones que tenéis es la separación de bienes y aquí vamos a ayudar a todas las parejas a aclarar sus dudas.

Qué es la separación de bienes

El régimen de separación de bienes es un régimen económico matrimonial. En España existen tres, el régimen de gananciales, el de participación y uno de los más utilizados, el de separación de bienes. Este último es el que permite que los patrimonios de cada cónyuge estén diferenciados por lo que cada uno conserva la propiedad y administración de sus bienes, tanto los adquiridos antes como durante el matrimonio. De esta manera, no existe ningún tipo de unión o de confusión y, tampoco, por el mero hecho del matrimonio, ningún tipo de comunidad.

Los artículos del Código Civil que hablan de esto son: 143714381440 y 1441Este régimen es supletorio (es decir, que rige en defecto de pacto) en Cataluña y Baleares.

Características de la separación de bienes

En el régimen de separación de bienes hay que tener en cuenta las siguientes características:

El patrimonio personal

Los patrimonios de ambas partes de la pareja están separados por lo que los ingresos que obtenga durante el matrimonio pertenecen a la persona que los adquirió, así que ningún miembro participa de las ganancias del otro. Esto quiere decir que lo adquirido por cada uno de los contrayentes durante el matrimonio es de su propiedad exclusiva, su administración es libre y se puede vender o invertir lo obtenido sin el consentimiento del otro cónyuge. Cada miembro del matrimonio es propietario de sus bienes y puede actuar con total independencia, administrándolos y disponiendo de ellos con total libertad.

Obligaciones, deudas y cargas familiares

La única obligación es contribuir a los gastos comunes del matrimonio y cargas familiares (relativas a la alimentación, sustento, educación de los hijos, asistencia médica…) en proporción a su poder adquisitivo, a falta de convenio entre ellos. El trabajo para el hogar será computado como contribución a las cargas familiares y dará derecho a una compensación en el caso de divorcio.

En el caso de que hubiera deudas en el entorno doméstico, ambos son responsables de manera solidaria. Y por supuesto, el hogar familiar está sometido a un régimen de protección porque los dos tienen que estar de acuerdo para realizar actos de disposición sobre la vivienda y ajuar familiar.

Cómo hacer la separación de bienes

El régimen de separación de bienes puede elegirse antes de contraer matrimonio o modificarse durante el mismo. Sea cuando sea el momento de hacerla, se realiza mediante capitulaciones matrimoniales (documento público que se otorga ante notario imprescindible para optar por este tipo de régimen), que se otorgan en escritura pública frente al notario.  En las capitulaciones matrimoniales se puede pactar la forma en que cada uno contribuirá a las cargas del matrimonio, por ejemplo, señalando porcentajes. Por defecto los cónyuges contribuyen proporcionalmente a sus respectivos recursos económicos.

Según Elias y Muñoz Abogados, estos son los pasos a seguir para hacer vigente el régimen de separación de bienes en su matrimonio:

  • Ponerse en contacto con una notaría y redactar, con la ayuda de un abogado especializado, el documento de capitulaciones matrimoniales.
  • Entregar públicamente el documento al notario y, en caso de no haber contraído todavía matrimonio con tu pareja aún, hacerlo en un plazo inferior a 12 meses para que no pierda su validez.
  • Inscribirse junto a la pareja en el Registro Civil bajo el régimen de separación de bienes.

En la escritura de capitulación matrimonial se especifican todos los detalles relacionados con las propiedades actuales y futuras de los dos cónyuges. Es importante que todo quede bien reflejado para evitar posibles problemas posteriores en el caso de que haya una separación o un divorcio. Es esencial que la pareja haga un análisis de la actividad económica de cada uno y el papel que jugará dentro del matrimonio, por ejemplo si uno renunciara temporalmente a su carrera profesional para cuidar de sus hijos, la separación de bienes podría serle perjudicial. Por tanto, las capitulaciones matrimoniales son un pacto para prevenir posibles situaciones de crisis que todavía no han ocurrido y quizá no llegue a ocurrir pero que conviene tener previsto.

Hay varias maneras de que exista esta separación de bienes:

  • Cuando establezcan las capitulaciones matrimoniales.
  • Cuando los cónyuges pacten en las capitulaciones matrimoniales que no habrá régimen de gananciales, pero no especifican ningún otro régimen.
  • Cuando durante el matrimonio se extinga el régimen de gananciales o el de participación, salvo que por voluntad de los interesados fuesen sustituidos por otro distinto.

Cuánto cuesta hacer la separación de bienes

En el caso de que los dos miembros de la pareja estén de acuerdo y se haga la separación de bienes ya sea antes o durante el matrimonio, se hace a través de las capitulaciones matrimoniales y su coste puede estar como mínimo entre los 40 y los 70 euros.

Separación de bienes después del matrimonio

La mejor opción y la menos problemática es hacer esta separación de bienes antes de contraer matrimonio pero si no se ha hecho, es posible hacerla después pero es más complicada porque requiere del acuerdo de ambas partes y por desgracia, no siempre se produce. Además, el Código Civil contempla el derecho de que uno de los miembros solicite la liquidación de los bienes existentes en común hasta la fecha y esto puede generar conflictos.

Ventajas y desventajas de la separación de bienes

Vamos a hablaros primero de las ventajas y la principal de ellas es que permite mayor independencia a los cónyuges y ofrece más ventajas si algún cónyuge realiza una actividad profesional que conlleve riesgos. Cada uno puede disponer de su patrimonio libremente y si tiene deudas debe asumirlas personalmente (salvo como decíamos las que sean de cargas familiares). Este tipo de régimen no impide a los cónyuges que puedan adquirir bienes comunes.

Además, plantea menos problemas en caso de separación, pero si no se toman precauciones, una de las partes puede salir perjudicada. Y en el caso de repartir la herencia también facilita mucho el proceso.

En cuanto a las desventajas, la más importante es que en general, es un régimen menos solidario especialmente en el caso de cónyuges que trabajen en el hogar porque no estarán en igualdad de condiciones económicas aunque en caso de divorcio se podrá pedir compensación económica. En el caso de divorcio, el que tenga menos patrimonio económico no se beneficiará de los bienes del otro y durante el matrimonio ninguno tiene la obligación de informar al otro sobre los movimientos económicos que hagan.

Esperamos haber resuelto vuestras dudas acerca del régimen de separación de bienes y os dejamos aquí algunos artículos relaciones que os pueden resultar útiles:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

También te puede interesar...

Abrir WhatsApp
1
¿Tienes dudas? Pregúntanos
¿Dime cuál es tu duda? Te ayudo a resolverla ahora por WhatsApp