10 GIF's que resumen la organización de una boda

10 GIF's que resumen la organización de una boda

No hay nada como una buena ración de imágenes en movimiento para dar más emoción a tu gran día (o desesperarte, que también es probable).

  • Planear la boda
  • Consejos

Los preparativos de una boda son una carrera contrarreloj con diferentes situaciones que, en ocasiones, provocan accidentes y una urgente retirada a boxes para reparar, reconsiderar y volver a salir a punto, no vaya a ser que todo acabe en “siniestro total”. A continuación, te ilustramos aquellos momentos peliagudos antes de una boda mediante GIF’s , uno de los amores platónicos de Zankyou. ¿Te sientes identificada? Desde aquí, también.

guardarNyx Style
Foto: Nyx Style

1. Cuando empiezan los preparativos

Tras aceptar la proposición, el cerebro de la mujer (y de muchos hombres del siglo XXI) empieza a funcionar: catapultas, listas; arqueros, a punto; espadachines, con el acero preparado. ¡Comienza la batalla!

2. Primera gran misión: ¡vestido de novia!

Trampas, elucubraciones, “trapicheos”, llaves de judo, mentiras y puñaladas por la espalda: TODO ESTÁ PERMITIDO (que no quede títere con cabeza).

3. ¿Qué es el dinero?

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Ceremonia, catering, lugar de celebración, fotografía, Ferraris, caviar, cascadas de champagne, ollas de oro, The Black Eyed Peas en vivo y en directo, billetes volando… ¿Qué importa un poco más? P.D.: Id preparando el revólver.

4. Cuando llega la despedida de soltera

¿Un boy? No, jamás nada tan vulgar. Mejor dos, tres, cuatro o todo un ejército de strippers para esta noche de desenfreno. Y una cabra con cascabeles si hace falta.

5. Cuando tu madrastra se ofrece a hacer el pastel de boda

Vale, y para la fiesta contrataré a Los Chunguitos.

Mejor dicho, no.

6. Cuando, por fin, ¡encuentras el vestido de novia!

Sientes el viento que ondea tu pelo, giras como una peonza al ritmo de la música, te sientes Carrie Bradshaw y, ya que estás, te sientas para intentar no vomitar después de tantas vueltas.

7. Cuando tu empresa de catering quiebra dos meses antes de la boda

Subirse por las paredes es solo el primer paso. Después, quizá lo pague la vajilla de tu casa. Y algún transeúnte inocente.

8. Cuando sueñas con tu luna de miel

Ni una bola de demolición puede despertarte de ese sueño, en el que, por suerte, el masajista será un tío muscul…, tu marido, sí, tu marido…

9. Cuando tu marido sugiere contratar un grupo de metal para el baile

Es entonces cuando intentas pensar en todos los motivos que te han llevado a aceptarle como futuro marido. Cuidado, porque quizá te salga humo de las orejas.

10. Cuando te levantas muy emocionada por la mañana en el gran día 

Comprueba que no hay obstáculos ni instrumentos cortantes por el camino: las novias con muletas, un brazo en cabestrillo y el ojo morado no suelen quedar bien en las fotos.

Todos somos humanos y las bodas, dejando a un lado la emoción y la felicidad que suponen, nos ponen un poquito de los nervios, sobre todo en los momentos críticos. Intenta ver todo con humor y, como ya sabes, a los problemas, soluciones.