30 signos que demuestran que no estás lista para tener hijos

Tener un hijo es una enorme responsabilidad que dura toda la vida. Da igual que tengan 2, 15 o 35 años, que los hijos siempre suponen una inmensa felicidad, al igual que tremendas preocupaciones que nos acompañan para siempre. A pesar de eso, muchas mujeres sueñan con ser madres antes de tener una pareja e incluso algunas se atreven a afrontar la maternidad en solitario.

Cuando llegamos a una edad la preguntita de “¿y tú, para cuándo?” puede hacer referencia a la boda si tienes pareja y aún no os habéis casado y probablemente no tengáis intención de hacerlo pero también se refiere a la llegada de los niños.

Foto: Shutterstock

Sin embargo, muchas mujeres no tienen planes a medio o largo plazo de tener hijos y quizás nunca los tendrán porque no sienten ese instinto maternal del que tanto hablan otras. Hay signos que pueden indicar que aún no estás preparada para ser madre, al menos de momento, aunque puede que poco a poco vayas cambiando de idea.

¿Qué te hace saber que no estás listas para la maternidad?

1. Cuando vas a un restaurante a comer con amigas o con tu pareja, evitar sentarte en una mesa que esté cerca de una familia con niños. No puedes evitarlo, pero no soportas sus vocecitas, movimientos y llantos. Cuanto más lejos, mejor.

2. Si tienes sobrinos o primos pequeños jamás te ofreces a cuidarlos o pasar una tarde con ellos. Siempre tienes planes mejores que “hipotecar tu tiempo” con esos renacuajos tan monos y adorables.

3. No tienes ni idea de cuáles son los dibujos de moda y si te hablan de Peppa Pig o La Patrulla Canina es como si te hablaran en chino porque no has oído jamás nada de esos personajes.

4. Procuras evitar el tema cuando tu novio hace alusión a la posibilidad de formar una familia, ya sea antes o después de la boda.

5. Eres una gran amante de los viajes y crees que los hijos te impedirán conocer todos esos lugares que tienes en tus planes futuros, aunque en realidad conocerlos con ellos no tienen porqué ser tan mala idea.

6. La música infantil no la quieres escuchar ni en las películas porque te pone de los nervios incluso si es una relajada canción de cuna. ¡Prefieres cualquier estilo musical antes que una nana o una canción de Los Payasos!

7. Las fotos de bebés no te enternecen nunca porque ni siquiera las prestan atención por más lindos y achuchables que sean.

8. Cuando tu mejor amiga aparece con su niño en una cita en la que habéis quedado para hablar y pasar la tarde te sienta como un tiro y no eres capaz de disimular tu enfado.

9. Te aburre soberanamente cualquier conversación que gire en torno a bebés y evitas quedar con aquellos amigos de la pandilla que ya son padres porque no saben hablar de otra cosa.

10. Eres una maniática del orden y te gusta tener todo impecable en casa, en el coche, en la oficina… ¡Con los niños, eso es imposible!

11. Te encanta llevar taconazos y no soportas la idea de tener que usar zapatillas o sandalias planas para poder soportar tanto ajetreo porque eres de las que piensa que “antes muerta que sencilla”.

12. Cuando tu hermana o amiga te pide llevar el carrito un rato porque va hablando por teléfono o necesita que la eches una mano, y esperas que sea por el menor tiempo posible.

Foto: Shutterstock

13. No eres de las que sonríe a un niño o le hace una caricia si coincides con alguno en el ascensor o esperando en la consulta del médico.

14. La idea de tener que cambiar un pañal te horroriza y el olor tan característico cuando alguien lo hace en tu presencia te echa para atrás.

15. Jamás te fijas en la ropa de niños cuando entras a una tienda donde para llegar a la sección femenina tienes que pasar por la infantil.

16. Te encanta cuidarte e ir al gimnasio y no quieres ni imaginarte con una gran barriga y unos kilitos de más.

17. Eres super dormilona y ni te planteas tener que madrugar cualquier día del año incluso en vacaciones.

18. Cuando en el chat familiar de WhatsApp comparten fotos de niños, directamente las borras.

19. No encuentras a la pareja ideal o crees que ésta no sería un buen padre y sabes que será algo pasajero.

20. Tener un hijo sola ni te lo planteas porque consideras fundamental una figura paterna.

21. Crees que eres demasiado joven aún aunque ya pases los 30 y que ya tendrás tiempo más adelante.

22. Temes el momento del parto más que nada en este mundo.

23. El hecho de dar el pecho no te emociona demasiado y no consideras que sea necesario porque para eso están los biberones.

24. Tienes que dormir con tapones porque el bebé de tu vecina te saca de quicio y no puedes impedir poner mala cara cuando te cruzas con ellos en el portal.

25. Evitas pasar por el cole que hay cerca de tu casa cuando coincide la salida de los niños y prefieres dar un rodeo para llegar con tal de no toparte con una gran cantidad de escolares.

26. Te acabas de comprar un piso pequeño, de 1 ó 2 habitaciones, porque crees que será más que suficiente y ni siquiera has caído en que algún día podrás necesitar más espacio.

27. Te gusta llegar puntual siempre a las citas ya sean de trabajo o de ocio y te crispa cuando tus amigas madres llegan tarde y echan la culpa a los niños.

Foto: Shutterstock

28. Odias cocinar y con cualquier cosa te apañas con tal de no tener que ponerte con las manos en la masa.

29. Tienes miedo a coger a un bebé en brazos y lo evitas a toda costa cuando alguien cercano te lo pide. ¡Para eso están sus padres!

30. Lo de hacer regalos a tus amigas cuando han nacido sus hijos no te ha ilusionado demasiado e incluso has pedido a tu madre o hermana que te acompañase porque no tenías ni idea de qué comprar.

Son 30 signos que pueden demostrar que la maternidad no es tu preferencia en la vida, al menos a corto plazo, pero no tiene porque ser así y quizás, aunque te hayas identificado con muchos de ellos, algún día serás la mejor madre del mundo y te encantará todo aquello que ahora te asusta.

Quizás también te interese:

Cuando aún no han llegado los hijos: 20 experiencias que vivir en pareja mientras sólo sois dos

40 fotos que demuestran que el amor verdadero existe

8 razones que demuestran que el sexo es uno de los pilares de toda relación

Más información sobre

Escribir un comentario

Foto: Sara Lobla
Los 10 cambios que sufre tu vida cuando tienes hijos
Si la vida en pareja es maravillosa, la vida en familia lo será mucho más.
Cómo elegir la iglesia en función del lugar de celebración: ¿qué tener en cuenta?
Cómo elegir la iglesia en función del lugar de celebración: ¿qué tener en cuenta?
¿Quieres una ceremonia religiosa? ¿Sabes cómo elegir la iglesia para tu día? ¡Te damos varios consejos para seguir adelante!
Los 12 vídeos de boda que te emocionarán: ¡tú también querrás tener el tuyo!
Los 12 vídeos de boda que te emocionarán: ¡tú también querrás tener el tuyo!
¿Cuántas de vosotras habéis soñado con tener un vídeo de boda que os recuerde lo magnífico que fue ese día? Ahora lo tienes muy fácil: disfruta de estos vídeos y ¡elige al mejor profesional para tu gran día!

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información