6 ideas prácticas para convertir tu primera casa en un hogar bonito y económico

6 ideas prácticas para convertir tu primera casa en un hogar bonito y económico

¿Nueva casa y no sabéis ni por dónde empezar a decorarla? Con estos consejos os resultará mucho más fácil y económico de lo que podríais pensar.

  • Actualidad
  • Consejos
  • International

Ya te hemos dado algunas ideas en el pasado sobre cómo decorar tu primer nidito de amor, pero quizá te estés preguntando cuáles son los consejos que lo convertirán en el primer hogar que siempre has soñado. Y ello no implica solo que sea visualmente atractivo, sino que cumpla las mismas funciones a nivel práctico. Y es que, teniendo en cuenta el principio de un matrimonio, con la juventud que suele implicar, lo más normal es que la primea casa sea económica y más modesta. ¡Empezamos!

guardarfizkes
Foto vía Shutterstock: fizkes

1. Haz una lista de lo que verdaderamente importa

Cuando imaginamos nuestra primera casa, ese espacio con plena libertad que ya no hay que compartir con los padres o con compañeros de piso desconocidos, se nos “lía la manta a la cabeza” y comenzamos a imaginar, a veces demasiado. Es en ese momento cuando hay que echar el freno y meditar si nuestra creatividad puede plasmarse al 100% o solo una parte de ella. Porque el bolsillo manda y, por suerte, hay muchas opciones para conseguir el equilibrio.

Elabora una lista con lo estrictamente necesario y deja un par de caprichos para conseguir una estructuración y decoración acorde a tus expectativas. Para hacer eso, esa lista debe contener objetos de uso diario y otros que pueden esperar a una época más boyante en materia económica. Hay cosas realmente necesarias para vivir y otras que solo son un extra. ¿De verdad necesitas esa máquina de escribir Olivetti de 1867? En un principio, solo para postureo, pero esa no es una razón sólida. Una vez tengas todo lo necesario, los extras  pueden llegar, siempre y cuando tengas capacidad económica para tenerlos.

guardarAfrica Studio
Foto vía Shutterstock: Africa Studio

2. Apuesta por los muebles multifuncionales

Los muebles son el epicentro de la decoración y la estructuración de una casa y, además de atractivos, deben cumplir una función. Pero, en vez de una función, ¿por qué no varias? Si algo necesitas en tu primera casa es ahorrar espacio y ello puede permitirte ahorrar dinero. Además, estas opciones multifuncionales ayudan a retirar poner barreras y aspirar a casi todo.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Aquellas personas que no gozan de mucho espacio, ¿por qué no pueden invitar a mucha gente a su casa? Para ello, consulta las mesas que se adhieren a la pared o desplegables. Si no tienes un segundo cuarto de invitados, ¡un sofá-cama! Hoy en día, estos se alejan del concepto cutre del pasado gracias a su estilazo. Y mucho más: reposapiés que actúan como pequeños armarios, asientos-librerías, camas-armarios… Hay cómodas que se convierten en mesas pequeñas, asientos insertados en estanterías, televisiones que se ocultan en armarios… Y no te engañes: ¡su estilo puede ser increíble!

guardarPhotographee.eu
Foto vía Shutterstock: Photographee.eu

3. Piensa en las rebajas

¿Por qué no? En lugar de lanzarte a la primera opción como si no hubiese mañana, medita las cosas y piensa si puedes esperar un poco antes de acometer ese gasto. Pregunta sin vergüenza a los responsables de tiendas y galerías si determinados artículos recibirán alguna rebaja o si el establecimiento al completo lo va a contemplar en un futuro próximo. ¿Acaso no te gusta ahorrar si es posible? La calidad será la misma, solo tendrás que tener un poco más de paciencia.

Otra opción es llevarte el objeto expuesto, en ocasiones sometido a ciertas rebajas, o aprovechar ciertos momentos específicos del año, como la Navidad, para comprar electrodomésticos o conseguir ciertos packs que incluyan varias posibilidades.

4. Recurrir al DIY

El DIY no es solo una salida para ahorrarse algo de dinero, sino una actividad que genera adicción. ¿Por qué? Bueno, los trabajos manuales siempre desarrollan la creatividad y el resultado es mucho más original que un objeto comprado. ¡Y se ahorra cantidad! Recuerda que estás ante tu primer hogar y este normalmente suele ser más modesto.

El DIY le dará a tu casa ese toque especial que la convertirá en un espacio totalmente único, inédito en el mundo de la decoración. Y vale con cualquier accesorio, desde algo pequeño como un centro de mesa hasta algo más grande como una estantería, y puede ayudarte a conseguir aquello que en un principio parece prohibitivo. Además, ¡también puede incentivar la relación en pareja si lo acometéis juntos! No hay nada como un proyecto en común de esas características y con tintes práctico-artísticos.

guardarSnapic_PhotoProduction
Foto vía Shutterstock: Snapic_PhotoProduction

5. La segunda mano y los mercados

A la hora de empezar una nueva vida y madurar de una vez por todas, hay prejuicios de la niñez, adolescencia e de la temprana adultez que acaban por desaparecer. Y uno de ellos es el de comprar artículos de segunda mano, muchas veces disponibles en el mercado para mejorarnos la vida. Por suerte, en los tiempos que corren, se venera todo lo relacionado con lo “retro”, también llamado vintage, y es muy fácil reciclar objetos de los que habríamos huido hace tiempo. En este sentido, ¡aprovéchate de la situación social que vivimos!

Intenta que familiares y amigos te donen o vendan de manera asequible su mobiliario antiguo y en buen estado. Visita también la plétora de mercadillos que venden todo tipo de productos de segunda mano, algunos reliquias, y que puedan usarse de manera práctica o decorativa. En la misma línea, multitud de tiendas se dedican durante todo el año a la venta exclusiva de estos productos, desde libros hasta cómodas, y suelen ubicarse en barrios dedicados a la conservación del pasado. En ocasiones, la calidad es incuestionable. ¡Prueba!

6. Ve habitación por habitación

No intentes abarcar todo si no tienes claro cómo decorar y rellenar cada habitación. Ve una por una, empleando todas tus fuerzas en dicha empresa, y así podrás acometer el resto con energía renovada, sin dejar nada a medias. Empieza primero por los enseres básicos del dormitorio, siempre y cuando ya estés viviendo allí, y continúa con el espacio destinado a recibir invitados. ¿Te imaginas enseñar la casa a tu familia sin lugar en el que sentarse? De nada serviría una cocina perfectamente equipada si tus amigos tienen que sentarse en cojines en el suelo.

guardarAfrica Studio
Foto vía Shutterstock: Africa Studio

Una de las mejores armas para empezar a decorar y organizar una casa es la sensatez. Utiliza esa valiosa herramienta y todo te irá genial.

Quizás también te interese:

Tendencias en decoración de otoño para tu hogar

Decoración DIY para la casa: el mejor plan en pareja

Cómo decorar por primera vez una casa

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!