6 personas que siempre se vienen arriba en una boda

Con el paso del tiempo, y teniendo en cuenta ciertas circunstancias de la vida, el ser humano acaba perdiendo el miedo al ridículo. La edad, los grandes acontecimientos o algunos factores (alcohol, emoción, el afán de protagonismo…) son los culpables de esta explosión de desinhibición. Nos volvemos más ligeros y creemos que podemos hacer cualquier cosa sin que importen las consecuencias. En las bodas, hay personas que casi siempre destacan, y no hablamos de los novios. Atentos a este ranking.

Sara Lobla
Foto: Sara Lobla

1. La madre de alguno de los novios

Suele llorar de más, quiere estar en toda partes y en todas esas partes llora. La emoción por la boda de su retoño ha generado una ilusión desmedida en ella, tanta que abrazará a todas las personas que se encuentre en sus numerosos paseos, incluso en la cola del baño: “¿qué tal?”, “¡cuánto tiempo!”, “sí, es increíble cómo pasan los años”, “estamos emocionados”. Hablará con su marido por lo bajo de lo afortunados que son, dejando caer referencias al pasado de su hijo/a, cuando todavía jugaba a las casitas, y lamentando que ese microscópico ser lleno de mofletes se haya convertido en ese adulto que besa en la boca a su pareja. Es una paradoja: se alegrará y se entristecerá por esa clase de pensamientos. Entrará en bucle. Con lágrimas.

Durante la cena, puede no levantarse del siento o no sentarse ni para probar media gamba. Durante la barra libre, quizá se le vaya el asunto de las manos y su hijo/a tenga que pararle los pies. El marido, padre de la criatura, quizá esté durmiendo en alguna silla o dándolo todo con sus sobrinos. Nunca se sabe.

RealityTVGIFs tv dancing reality tv mom

2. El maestro de ceremonias (si lo hay)

En el caso de las bodas civiles, el maestro o maestra de ceremonias suele ser un amigo/a o familiar de la pareja. Por este motivo, sus discursos son más emotivos y sacan a colación momentos o detalles únicos de los implicados. Si das con el típico o la típica graciosa, es decir, un Leo Harlem o Eva Hache de la vida, este apartado de la ceremonia es el mejor.

Por desgracia, hay algún personaje con este cometido que quiere destacar de más: la lía con un exceso de azúcar en sus intervenciones empalagosas o inventa nuevas y terribles formas de hacer comedia. En definitiva, se carga un momento único con historias sin gracia y comentarios inapropiados. Hay otros que, habiendo dejado muy alto el listón en el pasado, se pasan de frenada durante este episodio clave o, por el contrario, no llegan, dejando su actuación para una reposición de Nochevieja.

friends joey joey tribbiani matt leblanc friends tv

3. El padrino

Se siente John Travolta. Cree que todos los focos están puestos en él, cuando sólo es un personaje de cierta relevancia. Por muy hermano o amigo que sea, no es viable acaparar la atención de los novios. Si quiere sacar los trapos sucios de su amigo con cierta gracia durante el brindis, es mejor que evite sus affaires con otras mujeres del pasado, probablemente entre las asistentes.

Su omnipresencia en las fotos es una pesadilla para los novios, que no saben dónde meterle cuando toca instantánea con los amigos de la universidad, entre los que no está él. También baila, a veces de forma grotesca, y buscará tener algún lío con alguna invitada soltera de manera desesperada. Querrá estar en todo, organizando hasta el extremo cuando solo debería encargarse de repartir los puros.

kunal nayyar

4. Dama de honor

Las solteras buscarán triunfar esa noche, aunque sea con el DJ, y desfasarán más de la cuenta en el baile. Las casadas se creerán las wedding planner del acontecimiento, pero, al igual que el padrino, deberán meterse en sus asuntos si no quieren ser odiadas por los novios. Aun así, ellas insistirán y tratarán de hacer todo igual que en su boda, o criticar a la pareja por no hacer todo como en su gran día. Bailarán en grupo y formarán un corrillo de curiosos a su alrededor, la mayoría acompañados de su lado más cromañón.

bridesmaids

5. El DJ

De su misión musical depende la viabilidad de la fiesta posbanquete. Si es “un brasas”, quizá suelte melodías pasadas de moda (que lamentaría hasta Camilo Sesto) o piezas excesivamente ñoñas que a nadie le apetecería escuchar a esas horas. En esas situaciones, el alcohol no hace efecto o, peor aún, revierte en su peor modalidad: el sueño. Si el amigo intenta animar el asunto con trabajo de micrófono, el funeral de esa fiesta está más que servido, con buena dosis de vergüenza ajena. Quizá las luces tampoco sean su fuerte y la fiesta chic que existía se convierta en un espectáculo de barrio. Para evitar esos problemas de cálculo, lo mejor sería que la pareja se encargue del apartado musical y que la ambientación recaiga sobre grandes profesionales.

dog dj

6. El tío de alguno de los novios

Es el típico cuñado: el que sabe todo de antemano, el que recurre a tópicos para explicar teorías, el que haría cualquier cosa mejor que nadie y el que, evidentemente, conoce a alguien que es experto en hacer cualquier cosa, siempre con un coste menor que el invertido por personas normales. Él es especial. El caso es que, hagas lo que hagas, lo has hecho mal.

Este hombre da consejos a diestro y siniestro, tanto laborales como sociales. Si eres tú el/la que se casa, prepárate para ser ilustrado/a por la voz de la experiencia, más en asuntos del corazón (te dirá que casarte no ha sido una buena idea, porque todas las chicas son iguales/todos los chicos son (y se incluye) un poco indeseables). Todos tenemos un tío así y, cuando no monta un follón de órdago por su extraordinaria apertura bucal, suelta pullas a todo el que aparezca en su ángulo de visión. Es el primero en soltar “¡viva los novios!” en esta clase de saraos.

matthew mcconaughey

Aunque todo depende de los novios, de las situaciones y del estilo de la boda, estas personas suelen protagonizar algún momento importante de la celebración. En el fondo, sin ellos, nada sería lo mismo. 

No obstante, no tienes que sentirte presionado a invitar por compromiso, descubre las 8 personas que no tienes por qué invitar a tu boda o 10 tipos de personas que te encontrarás mientras preparas tu boda y ¡cómo lidiar con ellos!

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Más información sobre

Escribir un comentario

Foto: David Fernández
8 personas que no tienes por qué invitar a tu boda
¿Sabéis cómo hacer vuestra lista de invitados? Lo importante es que os sintáis especiales junto a ellos ese día tan...
Foto: Roberto Amorós
Siempre tuyo, siempre mía: la boda de Rebeca y José
No te pierdas la preciosa celebración que tuvo lugar en Ávila hace unos meses y ficha las mejores ideas para copiar...
Un amor desde siempre y para siempre: la boda de Marina y Fran
Un amor desde siempre y para siempre: la boda de Marina y Fran
No te pierdas la emotiva boda de Marina y Fran y las preciosas fotografías capturadas por El Velo Blanco.
Más que una boda, una fiesta con todas sus personas queridas: la boda de Marc y Tere
Más que una boda, una fiesta con todas sus personas queridas: la boda de Marc y Tere
¿Quieres ver cómo fue la boda de Marc y Tere en Lleida? ¡Vivieron momentos que nunca olvidarán!
Foto: Manu Prats
Desde siempre y para siempre: la boda de Fernando y Lauren
Una boda con gusto, con amor y con muchas ganas. ¡Descubre cómo fue la preciosa celebración!
10 tipos de personas que te encontrarás mientras preparas tu boda y ¡cómo lidiar con ellos!
10 tipos de personas que te encontrarás mientras preparas tu boda y ¡cómo lidiar con ellos!
Cuando preparas tu boda hay 10 tipos de personas diferentes con los que vas a encontrarte por el camino... ¡Te contamos cuáles son y cómo lidiar con ellos!

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información