Boda de fin de semana: cómo organizarla para triunfar

Para los novios que no quieren preparar un evento que sólo durará unas horas, esta guía les ayudará a tener un fin de semana inolvidable.

Boda de fin de semana: cómo organizarla para triunfar
Foto: Colorín Colorado
  • Planear la boda
  • Cocktail
  • Fiesta
  • Al aire libre

Después de todo el tiempo y esfuerzo invertidos en planificar una boda bonita e inolvidable, ¿no os da pena que se reduzca a unas pocas horas y se acabe enseguida? Es por ese motivo por el que cada vez un mayor número de novios apuesta por celebrar bodas que duren todo el fin de semana, y así poder disfrutar de una celebración más extensa y maravillosa. Las bodas de varios días son una gran oportunidad para que vuestros invitados interactúen más entre sí, gracias a los diferentes eventos que podéis planear. Además, aquellas personas que hayan tenido que desplazarse para vuestra boda lo agradecerán, ya que tienen mucho más que disfrutar cuándo la estancia se prolonga. En este post te damos algunos consejos e ideas para organizar tu boda de fin de semana y que sea un éxito, ¡toma nota!

1. ¿Cuánto duran las bodas de fin de semana?

2. La organización es clave

3. El lugar de celebración

4. Ideas y actividades para hacer

5. Decoración y detalles

1. ¿Cuánto duran las bodas de fin de semana?

Puede parece una pregunta obvia pero en realidad no lo es. ¿Cuánto se supone que duran estas bodas? ¿Dos o tres días? Pues esto dependerá única y exclusivamente de vosotros. Os damos ideas para ambos casos:

  • Boda de tres días

Este tipo de bodas comienza generalmente el viernes por la tarde-noche, con la llegada de los invitados, aunque algunos sitios ofrecen la posibilidad de registrarse antes. La boda en sí suele tener lugar el sábado, y las actividades de cierre el domingo por la mañana. Por eso, lo mejor es tomarse la organización de estos eventos como si de un viaje entre amigos se tratara, teniendo en cuenta las cosas que les gustaría ver, hacer o tener a su alcance. ¡Esto es aún mejor si se trata de una destination wedding!

  • Boda de dos días

En las bodas de dos días lo normal es que uno de los días tenga un mayor grado de intimidad, con menos invitados y una disposición de los medios más informal. En este contexto, entran los días de relax, con amigos, de fiesta más tranquila. El segundo día, ya sea antes o después de la boda, se reserva para la celebración grande, en condiciones, la que llevas planeando con más minuciosidad desde que decidieras casarte. Algunos novios prefieren que ese día diferente sea el previo a la boda, quizá para disfrutar de una mayor tranquilidad y afrontar el ‘día B’ con más energía. En otros casos, las parejas optan por situarlo justo después de la celebración grande y, precisamente, descansar con la familia y algunos amigos después de un día tan duro.

guardar
Foto: Caleidoscopio Bodas

2. La organización es clave

El paso previo a cualquier organización de boda es pensar un presupuesto y por norma general, este tipo de bodas son más caras que las de un solo día. Por eso, lo ideal es pensarlo bien antes y en función de eso ir viendo cuánto gasto podéis asumir. Es realmente importante dejar muy claro quién se va a encargar de cada gasto para así no dar lugar a malos entendidos y que nadie se pueda sentir ofendido. Decidid qué es lo básico para vosotros, sed creativos y examinar dónde se pueden hacer recortes sin sacrificar la diversión.

La planificación es algo esencial en cualquier boda pero si vais a hacer una boda de fin de semana mucho más porque todo debe estar organizado y agendado para que no se convierta en un desastre. Los detalles de logística y de planificación parecen no tener fin, y aunque os encanta preparar la boda, está claro que no sois profesionales y, además, tenéis otras cosas que hacer. Durante el fin de semana de vuestra boda no queréis tener que estar pendientes de mil detalles, sino que todo transcurra como habíais soñado y sin percances. Por eso, lo mejor es contratar a un wedding planner que sepa cómo lidiar, entre otras cosas, con el alojamiento y desplazamiento de grandes números de personas, y apoye la organización y ejecución del evento. Así podréis disfrutar del fin de semana sin preocuparos de que todo funcione como estaba previsto. Eso sí, no pidáis ayuda a vuestros padres, ¡tienen que estar con vosotros mientras os arregláis!, ni a vuestros familiares, ¡dejadles disfrutar!

Puesto que no va a ser sólo una boda sino prácticamente un viaje, lo mejor es que aviséis a vuestros invitados cuanto antes, para que reserven el fin de semana y se vayan preparando para la ocasión. Si lo normal en las bodas clásicas es enviar las invitaciones con unos tres meses de antelación, en estos casos lo mejor es mandarlas con unos seis meses antes aproximadamente. Los detalles los podéis confirmar más adelante o simplemente actualizar vuestra página web.

También os aconsejamos que creéis una web de vuestra boda que ayudará mucho a poner toda la información de vuestra celebración, las actividades programadas, los horarios, hoteles cercanos y todo lo que queráis. Seguro que vuestros invitados os lo agradecerán para saber de antemano qué pueden esperar del fin de semana y poder organizarse.

guardarInvitarte
Foto: Invitarte

3. El lugar de celebración

Una boda de fin de semana es mucho más cómoda y sencilla si los invitados se alojan en el mismo lugar en el que se celebren las comidas, las actividades y la propia boda. Si vuestra intención no es ir todos a una isla paradisíaca, poneos en contacto con hoteles e investigad la posibilidad de descuentos. La mayoría de lugares de celebración están dispuestos a alojar a grandes grupos por un precio más reducido. Si no pueden estar todos en el mismo sitio, procurad que todos los lugares se encuentren a una distancia máxima de 15 minutos. Pero, sobre todo, dejaos aconsejar por los profesionales, ya que ellos sabrán mejor que nadie cómo gestionar el evento.

Lo ideal es aprovechar el mismo espacio para organizar la boda tanto a nivel de organización como de precio. Si se utiliza el mismo lugar, lo ideal es que esté provisto de todo tipo de comodidades y servicios que propicien una estancia larga (piscina, espacios al aire libre y ocio, alojamiento). Con el tiempo en compañía y el alojamiento en el mismo espacio, la idea es generar una comunión entre las personas más allegadas y queridas, una especie de comunidad puntual que genere buen ambiente y permita disfrutar de la boda a otros niveles.

En cuanto al lugar en sí puede ser lo que más vaya con vuestro estilo e idea de boda: fincas, masías, caserío, casa rurales, hoteles en el centro de una ciudad o incluso en la cosa si siempre habéis soñado con una boda en la playa. O quizá preferís la montaña y la naturaleza que también puede dar mucho juego a la hora de hacer actividades con los invitados. Y si preferís una ciudad o un pueblo, ya sea grande o pequeño, podéis organizar visitas guiadas y alargar la boda hasta el fin de semana, con momentos de cultura, turismo y placer.

guardarT&T Events
Foto: T&T Events

4. Ideas y actividades para hacer

Si vais a organizar una boda de fin de semana no podéis pensar solo en el día de la celebración y ya está, tenéis que pensar en actividades desde la llegada de los invitados hasta que se vayan. Esto es todo lo que os proponemos para daros algunas ideas:

  • Fiesta de bienvenida

La mejor forma de dar comienzo al mejor fin de semana de vuestra vida consiste en celebrar una pequeña fiesta de bienvenida o una cena informal, para así poder saludar a todos vuestros invitados en un ambiente distendido y relajado. Podéis organizar una cena en el bar del hotel, una fiesta bajo las estrellas, o algo más festivo como un viaje en barco con una cena. Nada demasiado formal ni serio, sólo se trata de un preludio a vuestro gran día en el que pasarlo bien y disfrutar sin los nervios de la boda. Eso sí, no os olvidéis de retiraros temprano. De lo contrario, al día siguiente tendréis una buena resaca y no podréis vivir el que realmente es vuestro gran día.

  • Actividades en grupo

La prioridad en una boda de fin de semana es ofrecer actividades para que vuestros invitados no se aburran o no sepan qué hacer en un lugar que no conocen. Aprovechad al máximo la ubicación elegida para sacarle todo el partido posible. Puesto que habrá personas de diversas condiciones, desde gente mayor hasta niños, las actividades más simples son al final las ideales, ya que pueden incluir a todos. El objetivo es que todos participen de una forma u otra, aunque sólo sea observando. También tened cuidado con lo que hacéis. Imaginaos que os vais a hacer motocross con vuestros amigos y os rompéis la pierna. ¿De verdad queréis ir al altar en muletas por una tontería así?

guardarPurobeach Marbella
Foto: Purobeach Marbella
  • Brunch de despedida

Planificar un brunch para el domingo es una gran manera de relajarse y de despedirse de todos antes de poneros en marcha hacia vuestra soñada luna de miel. Podéis aprovechar para agradecer a vuestros invitados el haberos acompañado en unos días tan especiales e inolvidables. Tened en cuenta las horas de salida del hotel, para conciliarlo con este último evento. Además, proporcionad transporte a aquellos que tienen que trasladarse al aeropuerto o la estación, para que, hasta el último momento, todo sean comodidades y facilidades.

  • Tiempo libre

No es necesario ni mucho menos que os preocupéis de la planificación de cada segundo del día. Vuestros invitados también tienen derecho a descansar y a tener ratos de ocio. Además, si alguien no quiere participar en las actividades programadas, por supuesto que también puede. E incluso vosotros mismos. Nadie espera que estéis presentes en cada momento, ya que es evidente que tenéis muchas cosas que organizar.

Por último, hemos elaborado un modelo de horario que podéis seguir para organizar un fin de semana de ensueño. Desde luego, no es necesario incorporar cada una de estas fases, son sólo ideas que os pueden inspirar:

Viernes

  • 19: cóctel de bienvenida.
  • 21: cena.

Sábado

  • 12-14: actividad o juego.
  • 30: comida.
  • 16: descanso y preparación para la boda.
  • 19: boda.

Domingo

  • 30: brunch de despedida.

5. Decoración y detalles

Una de las ventajas de una boda varios es la combinación de estilos y los contrastes que se pueden crear. Los días más informales tendrán una decoración menos recargada y más desenfadada y sobre todo la idea es aprovechar el espacio escogido y lo que pueda ofrecernos. De esta manera cuando llegue el día de la boda marcará claramente la diferencia y tendrá un estilo mucho más presente en cada uno de los detalles.

Las flores dicen mucho de una boda, de su estilo y de los novios. Para las clásicas, las rosas, azucenas, gardenias o nardos y, en general, los tonos pastel. Para las románticas, lirios y orquídeas blancas combinadas con hojas verdes, así como el uso de flores silvestres que alarguen el sentimiento bucólico. Para las modernas, también las orquídeas blancas mezcladas con helechos, mientras que las campestres prefieren margaritas, anémonas, dalias, crisantemos, campanitas o violetas y las rosas de jardín.

guardarPedro Navarro Floral and Event Stylist
Foto: Pedro Navarro Floral and Event Stylist

Por otro lado, queríamos daros algunas ideas para vuestros invitados y es que no importa si llegan en coche, en avión o en tren. Lo que quieren cuándo aterrizan en su destino es una bebida refrescante (o un chocolate caliente, dependiendo de la temporada) y una cálida bienvenida. Pedid al personal del hotel que preparen todo esto, y al mismo tiempo, dejad notas escritas a mano en cada habitación con un mensaje personal en el que deis las gracias a cada invitado por haber acudido junto a vosotros. ¡Sin lugar a dudas les conmoverá!

Además, es un detalle maravilloso para los invitados preparar unas cestas o bolsas personalizadas, que incluyan alguna bebida, aperitivos y dulces. Si la boda es en la playa, podéis añadir toallas y zapatillas; si es en un entorno de aventura, repelentes, gorras, gafas de sol o deportivas. No os olvidéis de incorporar una copia de la programación del fin de semana, así como una carpeta con indicaciones de la zona como peluquerías, restaurantes o lugares de interés.

guardarPurobeach Marbella
Foto: Purobeach Marbella

Por encima de todo, no perdáis de vista que el objetivo con este fin de semana es mostrar a las personas más queridas para vosotros cuánto valoráis su compañía en ese momento, el más significativo de vuestras vidas. Si hacéis todo lo posible porque todos sean felices esos días, ¡habéis cumplido vuestra misión!

Selecciona a los proveedores que quieres contactar

Invitarte Invitaciones de boda
Momem Fotografía Fotógrafos bodas
Purobeach Marbella Fincas bodas
Diseña Tu Evento Wedding planners
Lavanda Eventos Wedding planners
Bodas Colorín Wedding planners

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!