¿Boda íntima o numerosa? ¡Las lectoras y los lectores responden!

Un enorme galimatías, sobre todo para aquellos que cuentan en sus filas con numerosos amigos y conocidos. La boda entre dos personas es un momento único y entra en juego el dilema de los invitados.

Por un lado, el compromiso nos obliga a invitar a ciertos personajes que nos impedirían disfrutar del resto. Por otro, tenemos tantas personas importantes en nuestra vida que resulta imposible descartar a alguno. Los fanes de las bodas íntimas también buscan algo más recogido y romántico, sin compromisos, mientras que los aficionados a las grandes multitudes pretenden organizar una macrofiesta memorable. En Zankyou, hemos lanzado esta pregunta en nuestras redes sociales y el resultado parece claro. Pero, ¿qué opinas tú?

Gabi Fg
Foto: Gabi Fg

Las bodas íntimas ganan

La Generación Millennial es la principal explicación a esta elección. Como personajes de mundo y creativos que son, les encanta salirse de los convencionalismos y explorar nuevas formas de vida. Por ello, huyen de las bodas de sus padres y abuelos, llenas de personas que ni siquiera conocían los propios novios.

Ahora, los espacios reducidos, con un toque romántico y tintes mágicos (las decoraciones de hoy en día hacen maravillas), disfrutan de los máximos honores. Las ubicaciones en jardines, playas y bosques, tanto para la ceremonia como el banquete, no recomiendan una afluencia excesiva de personas. De hecho, los ambientes, diseñados con mimo por novios y wedding planner, destacan por su atmósfera acogedora, ideal para construir esa sensación de intimidad que también se refuerza con la ausencia de ciertas personas. Más que bodas, las nuevas celebraciones se asemejan a reuniones de amigos, con la personalidad de los novios y el gusto por los detalles como estandartes, cada vez más informales, pero sin restar un ápice de buen gusto.

Gorka de la Granja
Foto: Gorka de la Granja

Son ellos los que invitan

En las bodas de hace tiempo, eran los padres los que elegían buena parte de la parroquia de invitados. La familia más desconocida, con el amigo del primo del sobrino del pueblo, y un buen puñado de personas que tus padres conocieron en un viaje sesentero a Asturias, eran personas anónimas que podían hacer su aparición en eventos de estas características. Hoy en día,  el amigo de la mili de tu padre quizá no tenga cabida en esta fiesta, ni siquiera la prima de tu abuela tan lejana que lleva varias décadas sin salir de casa, mucho antes de tu nacimiento. Solo la gente realmente importante y que los novios conocen. Ellos son los que deciden.

Los mileniales huyen del compromiso y del “quedar bien” que siguen implantados en buena parte de la sociedad. Se puede ser educado sin tener que soportar situaciones incómodas y desembolsar en exceso por alguien que no conoces/te importa muy poco. Aunque el evento cuente con varias personas, pues los mileniales son de mundo y guardan amigos de cada una de sus aventuras, todos estos sujetos son importantes y ayudan a generar un ambiente mucho más íntimo, independientemente del número de personas.

The Creative Shot
Foto: The Creative Shot

Apuntes en favor de las bodas numerosas

Aunque las bodas íntimas triunfan entre los miembros de la Generación Y, resulta conveniente “romper una lanza” en favor de las bodas numerosas. En ocasiones, la pareja es tan popular o abierta que todos sus invitados (los 500 y sumando) son buenos amigos. Aunque es fácil conocer a muchas personas y guardar amistad real con pocas de ellas, siempre hay individuos con grandes dotes comunicativas y una facilidad inusual para ser queridos. En este sentido, no habría compromisos a pesar del tamaño de la fiesta. Para respaldar esta perspectiva, los usuarios aseguran que algunas bodas íntimas incluyen compromisos y ello contribuye al aburrimiento generalizado por el tamaño reducido del aforo y las insulsas personas que forman parte de él.

Por otro lado, algunos seguidores de nuestras redes comentan que las bodas íntimas no implican romanticismo siempre; no es una norma. Les damos la razón, pues la ausencia de personas no es condición sine qua non para una boda bonita y reconfortante. De hecho, tal y como sostienen estos followers, muchas bodas multitudinarias ganan en romanticismo dependiendo de la planificación y de la forma de ser de los novios. Muchos invitados han optado por bodas íntimas y lo han acabado lamentando, aunque no sea un comportamiento generalizado.

Daniel Márquez
Foto: Daniel Márquez

¿Estás de acuerdo? Nuestras redes sociales han hablado, pero en tu boda solo decidís tú y tu pareja. Los consejos nunca vienen mal, pero siempre está bien salirse de la norma.

Si queréis saber las respuestas a otra preguntas que lanzamos en nuestras redes, aquí tienes la anterior sobre dormir juntos o no la noche previa a la boda. ¿Qué preferís?

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Escribir un comentario

La boda íntima de dos surferos en Donostia: Jess y Blain
La boda íntima de dos surferos en Donostia: Jess y Blain
Jess y Blain son una pareja de surferos australianos que, enamorados de la ciudad de San Sebastian decidieron escogerla como escenario para su enlace. Una boda íntima y llena de encanto que no puedes perderte. ¡Te la contamos!
Foto: Marga Martí
Íntima y emocional: la boda de Alan y Juan
Una boda en pareja, donde lo único que importa es intercambiar las alianzas y sellar para siempre su amor. ¡Descubre cómo fue la de esta pareja!
Foto: Prisma Blanco Fotografía
Cómo organizar una boda íntima: 7 claves infalibles
Ideas geniales para organizar la boda íntima que siempre habías soñado.

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información