Publicidad

Bodas no convencionales: ¡sé diferente y rompe las reglas!

¿Quieres una boda original y diferente? ¡Atrévete a darle un toque fresco y huye de los estereotipos!

Bodas no convencionales: ¡sé diferente y rompe las reglas!
  • UN&DOS SOMOS UNO
  • Sponsored
  • Pareja
  • 2019

Las bodas tal y como se conocen, traen consigo un protocolo en algunas ocasiones muy arraigado y establece además patrones relativos al orden de las distintas partes del evento (primero ceremonia, después recepción de invitados y banquete, por último el baile) o al horario el cual parece tener que desarrollarse sin que se le cuestione un ápice.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, algunos novios menos convencionales se han atrevido a desafiar las reglas y han dado forma a las bodas más originales y alternativas, dándole la vuelta al protocolo nupcial de manera fresca y atrevida para adaptarlo a su personalidad y estilo de vida. Empezando por una lista de boda y cuenta gratuita y continuando por desafiar tiempos y espacios para crear un día único y especial. ¿Quieres ver algunas alternativas con las que sorprender y no dejar indiferente a tus invitados en tu gran día? ¡Sigue leyendo!

guardarConoce la Cuenta Un&Dos
Foto: Shutterstock

La ceremonia, después del banquete

¿Y si decides retrasar la ceremonia hasta después de la comida o el banquete? Por ejemplo, comenzar con un un momento distendido entre amigos, seguir con un concierto al aire libre mientras se degustan unos cócteles y algo de picar, y en cuanto anochezca, celebrar una ceremonia íntima y sencilla, para rematar con un baile y fiesta final. Si lo piensas bien, de esta forma puedes saludar y estar con todos los invitados desde el principio, y llegado el momento darte el ‘sí quiero’ con tu pareja mucho más relajada y confiada.

Un convite relajado

Si odias las etiquetas rígidas y crees que no vas a poder permanecer sentada durante mucho tiempo sin poder levantarte a charlar de forma animada con tus amigos, otra alternativa es preparar una reunión casual en torno a la comida. Para ello, lo mejor es decantarse por la modalidad de cóctel o bufet y así la parte que se supone que es más pesada por los invitados, se desarrolla de manera más dinámica y fresca.

¿Algunas claves para triunfar? Ofrecer un cóctel de bienvenida con diferentes aperitivos fríos y calientes; para la cena es lo mejor es colocar corners de diferentes especialidades, por lo menos tres distintos, más uno de postres.

guardarConoce la Cuenta Un&Dos
Foto: Shutterstock

El brunch, lo último en banquetes nupciales

Singular fusión entre los términos anglosajones ‘breakfast’ (desayuno) y ‘lunch’ (comida), viene a ser algo así como una especie de almuerzo que cada vez cobra más fuerza dentro de nuestro país, especialmente en las bodas más hipster o alternativas. Generalmente incluye zumos, bollería, café, embutidos, fruta, repostería… Pero es frecuente ver también alimentos más consistentes como huevos, salchichas, aperitivos o ensaladas.

Un brunch luce especialmente en bodas al aire libre y con la naturaleza como marco de fondo, incluso prescindiendo de sillas y mesas y sirviéndolo sobre la hierba, como si de un picnic informal se tratase, aunque también encaja perfectamente en bodas urbanas para aportar el toque fresco e innovador.

Una celebración de más de un día

Vale, dicho así suena a una boda de grandes fastos, en la que los gastos se incrementan y las comidas copiosas se suceden una tras otra, pero lo cierto es que las weekend weddings o las bodas de 72 horas se están convirtiendo en tendencia y se van haciendo hueco poco a poco en España. En ocasiones, la excusa es viajar a un destino distinto de la ciudad de residencia de la pareja con lo que podréis aprovechar para hacer turismo y conocer el lugar, pero por otro lado, ya existen espacios especialistas en acoger este tipo de celebraciones, para que novios e invitados disfruten de tres días inolvidables, llenos de actividades divertidas y entretenidas.

guardarConoce la Cuenta Un&Dos
Foto: Shutterstock

¿Cómo organizar la boda de fin de semana perfecta? Lo primero prever los gastos en pareja y asumirlos gracias a vuestra cuenta conjunta, lo segundo, deja la gran fiesta para el día B y el día anterior, el viernes, planifica una cena relajada con tu familia y amigos para calmar los nervios y charlar tranquilamente. Tras un sábado apoteósico en el que tendrá lugar vuestra boda y la gran celebración, el domingo es ideal para ofrecer un brunch y disfrutar un poco más de la compañía de los invitados con quienes no pudiste estar mucho el día anterior, y si el lugar se presta a ello, aprovechar para hacer planes más tranquilos con tus amigas como una tarde de spa..

¿Te animas a darle la vuelta al protocolo? Tú decides, pero desde aquí te auguramos que si lo haces, ¡tu boda será un auténtico éxito!

Quizás también te interese:

Decisiones de las que puedes arrepentirte después de la boda

12 cosas que te indican, sin lugar a dudas, que estás preparada para casarte

6 consejos para olvidarte del miedo antes de la boda

Publicidad

Comentarios (1)

Escribir un comentario