¿Buscas un matrimonio feliz? La lista de consejos definitiva, realista y directa

Los mejores consejos son los que se basan en la experiencia. Por ello, Mark Manson, reconocido periodista, autor del best seller The Subtle Art of Not Giving a Fuck y bloguero, trató de encontrar las piezas de su puzle antes de empezar a formarlo. Una semana antes de casarse, cogió su lista de contactos casados y preguntó a todos ellos sobre su experiencia y sobre todas las lecciones aprendidas a partir del matrimonio. Después de revisar todas las respuestas, Manson comprobó que estas no distaban demasiado entre sí. Por ello, llegó a estas conclusiones sobre la felicidad en el matrimonio.

1. No te cases por razones equivocadas

Hay muchas personas casadas pero no todas encuentran un buen motivo para hacerlo. La presión de la familia o de los amigos (de la sociedad en general) suele ser un motivo que muchas parejas agarran para pronunciar el “sí, quiero”. Sin embargo, la falta de seguridad real acaba pesando toda la vida. Este sentimiento también puede asaltarnos si recurrimos al matrimonio para evitar la soltería o la soledad, o si elegimos a alguien por la imagen. Así pues, según Manson, la admiración hacia la otra persona es vital y aporta la seguridad que necesitas para dar el paso.

FS Stock
Foto vía Shutterstock: FS Stock

 2. Sé realista y no te dejes llevar por la ilusión momentánea

En este punto, entran en conflicto el amor romántico y el amor verdadero. Manson otorga la victoria a este último, pues el primero, en clave de humor, “es una trampa diseñada para conseguir que dos personas pasen por alto los defectos del otro el suficiente tiempo como para poder fabricar algún bebé”. Sin embargo, del amor verdadero piensa que  “es inmune a los caprichos emocionales o las modas”, por lo que sabe resistir y viene determinado por el compromiso, pero, sobre todo, por la realidad, aquella que acepta la infelicidad de vez en cuando. Este es un amor que no nos nubla la mente y que no está condicionado por las hormonas, como pasaría con el amor romántico.

3. El respeto es más importante que la comunicación

Aunque algunas parejas contestaron que uno de los pilares del matrimonio es la comunicación, las personas con más experiencia marital (entre 20 y 30 años) colocaban el respeto por encima, pues hay que asumir que la comunicación no siempre será igual. Esos problemas en la comunicación dan lugar a los conflictos, en los que el respeto debe salir a la luz para deslumbrar y evitar cualquier atisbo de oscuridad.

nd3000
Foto vía Shutterstock: nd3000

4. Hablad sin tapujos

Todo es todo, lo malo y lo bueno, y no siempre con el fin de solucionar nada. Hay que expresarse y contar con tu pareja para hablar de aquello que no cuentas a nadie. De esta forma, además de confianza y una disminución de la inseguridad (que es importante saber distinguir para no preocuparse en vano), se crea una poderosa intimidad. También es importante de cara al futuro, tal y como dice Manson: “Cuanto más profundo sea el compromiso, cuanto más entrelazadas estén vuestras vidas, más tendrás que confiar en tu pareja para que actúe en tu interés cuando no estés”.

5. La pareja la forman dos personas

Parece un enunciado obvio, pero en la práctica no lo es tanto. Aunque hay que cuidar la relación y hacer sacrificios, Manson asegura que debemos evitar que “toda la felicidad de la relación dependa de la otra persona y que ambos se encuentren en un constante estado de sacrificio”. En este sentido, resulta clave la identificación de cada miembro por separado, pues somos “gente con su propia identidad, sus propios intereses y puntos de vista, y que hacen cosas solos en su tiempo libre”. ¡No perdáis la personalidad aunque estéis en una relación!

wavebreakmedia
Foto vía Shutterstock: wavebreakmedia

6. La importancia del espacio

Epígrafe íntimamente relacionado con el anterior. Hacer planes en solitario o con otras personas de vez en cuando es sano para una relación. Manson defiende esta separación en todos los ámbitos de la vida, desde una noche de fiesta hasta las cuentas corrientes del banco. De hecho, el propio autor utiliza su propia experiencia para explicarnos esta parte. Manson, a veces, se va de vacaciones sin su mujer y asegura que su relación lo ha notado positivamente. Y es que, al fin y al cabo, todo es cuestión de confianza. “Si no puedes fiarte de que tu marido se vaya de viaje a jugar al golf con sus colegas, o tienes miedo de dejar que tu mujer se vaya a tomar una copa después del trabajo, ¿qué clase de respeto tienes hacia su habilidad para comportarse correctamente ellos solos?”, dice Manson.

7. Cambiar es un hecho ineludible

El ser humano cambia a nivel físico y emocional durante toda su vida. También sus aficiones e ideas, que quizá habían determinado su personalidad en el pasado. Por ello, hay que aprender a amar a la persona independientemente de sus cambios. Una de las personas que contestó a Mason le dijo que “un día, dentro de mucho tiempo, te levantarás y tu esposa será una persona diferente, así que, asegúrate de que también te enamoras de ella”. No es que sea otra persona 100% diferente, es, más bien, una evolución de ella por las consecuencias de la vida.

g-stockstudio
Foto vía Shutterstock: g-stockstudio

8. Peléate con tu pareja de la manera correcta

Las peleas acaban llegando y hay que aceptarlo. También hay que aprender a llevarlas y sacar algo positivo de ellas. Para este epígrafe, Manson se apoyó en el experimento de John Gottman, que introducía parejas en una habitación para que se peleasen. En el libro Siete reglas de oro para vivir en pareja, que Gottman sacó a la luz junto a Nan Silver, expuso los cuatro males que dañan toda relación a la hora de pelearse: criticar el carácter de la persona, ponerse a la defensiva, infravalorar e ignorar.

Manson afronta las escaramuzas de pareja con varios consejos. Entre ellos, no sacar los trapos sucios, olvidar el rencor, contar hasta 10 antes de meter la pata, no insultar y huir del etiquetado de tu pareja con una única palabra.

9. Perdona y acepta

Aquí, el autor no se centra en el hecho de perdonar, sino en todo lo que debería llevar detrás. Ello implica cerrar las conversaciones y no sacarlas a pasear jamás. Algunas de ellas, además, no se resuelven totalmente, pero no deberíamos enfermar por ello. Lo mejor es aprender a vivir con todo: “Las parejas que necesitan ponerse de acuerdo en todo terminan pasándolo mal y rompiendo”, cuenta Manson.

Hay que aprender a aceptar al otro, sobre todo sus diferencias con uno mismo. Aprende también a ver sus errores sin pensar que estos guardan malas intenciones. Por último, no creas que las conversaciones las gana alguien: lo hacéis ambos. Pero si te han dado la razón, no te recrees.

Kitja Kitja
Foto vía Shutterstock: Kitja Kitja

10. Los pequeños detalles importan (y mucho)

“Decir ‘te quiero’ antes de acostarse, cogerse las manos durante una película o hacer pequeños favores”, según palabras del autor, son detalles que apuntalan la relación sin darnos cuenta. También los planes que pueden considerarse citas, por muchos años que llevéis casados. ¡El arte de la improvisación es uno de los más bellos! Las experiencias y gestos del día a día son esenciales. 

11. El sexo, clave

La salud de una relación se refleja en el sexo. Si algo falla dentro de la relación, los encuentros sexuales lo sacarán a la luz. De hecho, olvidarse de los encuentros sexuales no determina que el sexo vaya mal, sino un montón de historias sin resolver que deberíais hablar. Importante: el sexo es vital a cualquier edad y en cualquier tipo de relación. A veces, el sexo también sirve como medicina para quitar hierro a ciertas situaciones o discusiones.

12. Las reglas no siempre son negativas

Sobre todo en las tareas domésticas y dentro del ámbito económico. Organizando las tareas, alcanzaréis el equilibrio, y la imposición de ciertos límites contribuirá a evitar discusiones. Sin embargo, siempre hay excepciones que inviten a ser práctico. ¡Incluso dentro de las normas es bueno no cerrarse!

13. Surfear las olas

Este título viene dado por una de las declaraciones obtenidas por Mason: “Las relaciones son como las olas, necesitas aprender cómo surcarlas”, dijo un señor de 91 años a la enfermera que escribió al autor. Y es que, hay un millón de situaciones ajenas que pueden influir en la relación, como los problemas de trabajo, las pérdidas (en todos los sentidos) o los cambios de vivienda. Hay que vivir con ello y no dejar que afecten al matrimonio.

Dudarev Mikhail
Foto vía Shutterstock: Dudarev Mikhail

Estas claves para mantener la salud del matrimonio son muy importantes y definitivas. ¿Se te ocurre alguna más? Si no tienes la experiencia suficiente (hablamos de 20 o 30 años), ¡déjate aconsejar por estos expertos en la vida!

Quizás también te interese:

La lista definitiva de cosas que deben estar más que preparadas en tu boda. ¡No te descuides!

¿Cómo es tu chico? Descúbrelo en esta lista definitiva sobre hombres

¿Qué compartes con tu pareja? 5 características que te aseguran un matrimonio feliz

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información