Cómo organizar una boda temática en 5 pasos

Cómo hacer una boda temática
Cómo organizar una boda temática | Foto: Willinghams Photography

Llegados a este punto de creatividad y libertad en casi todos los ámbitos de la vida, no es de extrañar que las bodas se hayan convertido en una revolución (o que puedan convertirse en ello). El protocolo se sigue manteniendo en muchas de ellas, pero cada vez se burla con más frecuencia en favor de la variedad, el espectáculo y el poder de la imaginación.

Para una boda temática, hay un millón de posibilidades y casi todas ellas ya se han puesto en práctica. Pero, créenos, todavía queda mucho camino por recorrer. Averigua, pues, cómo organizar una boda temática en 5 pasos.

1. Ser uno mismo

2. Partir de un hilo conductor

3. Seleccionar los materiales y los colores

4. Tener en cuenta todos los factores

5. Temáticas nuevas y de siempre

1. Ser uno mismo

Si habéis optado por una boda temática, tenéis plena libertad para jugar y divertiros durante la organización de vuestra boda y durante la misma. En este momento no podéis ocultar vuestros verdaderos deseos. Una vez que se toma la decisión, ¡hay que darlo todo! Hasta el final, sin venirse abajo ni renunciar a nada. Tenéis que ser vosotros mismos, sin miedo y sea cual sea vuestra temática deseada. De hecho, si organizáis la boda según una temática, seguro que vuestros conocidos están perfectamente informados de vuestras inquietudes y fantasías; no les pillará por sorpresa.

Hay un sinfín de temáticas, pero te recomendamos que sigas tu corazón y tus aficiones. ¿Por qué caer en modas solo porque sí? Olvídate de ellas si ya tienes otra idea en la cabeza, aunque esté desfasada. Si de verdad sale de tu interior, ¡lánzate a por ella! Si no tienes tantas ideas pero te hace gracia la idea de una boda temática, consulta todas las opciones posibles.

Sin embargo, las bodas temáticas deben responder a los deseos de la pareja, no solo a los de uno de sus integrantes. Tiene que ser una ilusión común, sin que nadie tenga que dar su brazo a torcer. Debéis estar totalmente seguros ambos, ya que hablamos de un momento vital en la vida. Para una boda, la seguridad es clave.

Caca Santoro
Foto: Caca Santoro

2. Partir de un hilo conductor

Como bien nos aclaran los expertos de Seven Weddings, a ellos, más que de bodas temáticas les gusta hablar de ambientación o estilo, pero con una temática concreta. Y añaden que es fundamental diferenciar entre 2 conceptos: “Una cosa es el estilo o ambientación (vintage, industrial, shabby/boho chic, o rústica) y luego añadirle una temática, que para los novios, es el hilo conductor de su boda y esté presente en todos los detalles incluido en la decoración”.

Foto: Seven Weddings

No empieces a organizar a lo loco. Incluso una boda de este estilo, cuya temática conocerás al dedillo, merece una estructuración para que no se eche todo a perder. En este apartado, las wedding planner tienen mucho que decir. Y no, no renuncies a ellas solo porque no conozcan la temática escogida. Quizá no sepan de Star Wars o del Renacimiento (o quizá sí), pero sí saben de bodas y de cómo llevarlas a su máxima expresión. El resto es prácticamente una carcasa que se coloca sobre una estructura general. Sigue el hilo conductor que hayas establecido y organiza todo a partir de esa idea. Además, siempre puedes consultar a wedding planners especializadas en bodas temáticas.

Antes de nada, es interesante diferenciar entre dos conceptos. El primero es la ambientación y el estilo de la boda, ideales para crear una atmósfera que englobe todo. Los más habituales, al menos de los últimos años, son el vintage, industrial, shabby/boho chic o rústica, aunque se puede investigar mucho más sobre el tema, o incluso optar por la ambientación clásica que sigue inundando muchas bodas.

Foto: Seven Weddings

A partir de ahí, llegamos al segundo concepto: la temática. Con la ambientación perfectamente establecida, toca desarrollar una temática, presente, sobre todo, en los pequeños detalles. Estos, aunque no sean tan llamativos como otros, sin duda ponen la guinda especial a la boda al versar sobre todo lo que siempre has soñado.

3. Seleccionar los materiales y los colores

Empieza la organización con materiales físicos. Es la hora de poner en práctica los conceptos que has desarrollado con la wedding planner en los meses previos a la boda. Para ello, localiza los proveedores especializados en bodas temáticas. Aunque no tengan lo que buscas, su experiencia y profesionalidad te servirán para conseguir lo que necesitas.

Your Wished Wedding
Foto: Your Wished Wedding

¿Cómo será tu decoración? Determina, en primer lugar, los colores que servirán de leitmotiv en el gran día. Si se trata de una boda temática, serán muy específicos y significativos. A partir de aquí, utiliza los elementos más representativos de tu temática para colocar detalles, pero siempre manteniendo la sutileza. No decores por decorar, no llenes todo de detalles como si fuera obligatorio hacer patente esa ambientación especial en cada centímetro de la boda. No es necesario. Lo importante es seguir ese hilo conductor.

Los detalles dependen mucho del tipo de boda. Si la temática se va a desarrollar al completo, no hay rincón que deba quedar sin esta decoración. Para ello, hay muchos lugares especializados con merchandising sobre sagas, películas, libros y demás imaginerías; además, existen espacios dedicados a las artes manuales que son capaces de realizar todos estos detalles artesanalmente. Además, el DIY sigue presente y en bodas de este tipo suele ganar enteros. ¿Qué opción prefieres?

Foto: Your Wished Wedding

4. Tener en cuenta todos los factores

Aunque ya te hemos advertido que la saturación no es el mejor camino, tienes que tener en cuenta todos los estratos de la boda para conseguir tus propósitos, prácticamente desde el principio. Como bien apuntan desde Your Wished Wedding, “realizar una boda temática conlleva ambientar todo el evento utilizando accesorios que tengan una relación entre sí. Hay que tener en cuenta muchos factores: las invitaciones, el catering, la música, y sobre todo la decoración”.

En primer lugar, las invitaciones. Son clave, más en una boda temática. ¿Por qué? Si ya te has empapado de Zankyou, sabrás que la invitación es la primera prueba, la primera pista, el aperitivo de toda boda. Muestra las pinceladas del gran día con el fin de anunciar lo que se espera. Si la invitación incluye detalles de vuestra temática, ya sea un sistema de música de Harry Potter o retazos de pintura impresionista, seguro que tus invitados se hacen una idea de todo lo que se van a encontrar en tu boda.

Los trajes, aunque no lo creas, también cuentan en una boda temática, pero no tienen por qué seguir la misma a rajatabla. De hecho, muchos novios se visten de gala con la indumentaria nupcial, y acompañan la comitiva con personajes encarnados por actores y otros acompañantes que decidan disfrazarse. Después, algunos de estos novios, que en la ceremonia habrán decidido seguir el protocolo, se disfrazan y comparten la velada con sus invitados totalmente adscritos al papel representado.

Mathieu Photography
Foto: Mathieu Photography

Sin embargo, los más implicados y valientes sí se disfrazan desde el minuto uno. Se dan el “sí, quiero” con las indumentarias de época o futuristas que llenan el armario de su fantasía o imaginario. Y, cómo no, los invitados pueden sumarse. A veces, será prácticamente obligatorio seguir la ilusión de los novios y contribuir con ropas similares, tal y como sucede en muchas bodas de corte medieval o de fantasías tipo Juego de Tronos. Esta opción es más habitual en las bodas civiles, pues los templos religiosos no siempre están abiertos a estas historias.

La música es otro elemento importante, presente desde el principio hasta el final. Es importante que haya referencias musicales y sonidos, así como espectáculos e interpretaciones que sirvan para ambientar la boda desde el primer momento. Sin embargo, no te recomendamos que coloques la banda sonora entera de la película que da vida a tu boda o todos los temas posibles que hagan referencia a la temática. Evidentemente, alguno debe haber y os instamos a utilizarlos, pero no os paséis su no queréis generar reiteración y aburrimiento. Ya sabéis que el exceso no es positivo, más aún si el carácter de la boda solo os gusta a vosotros.  Pensad en vuestros invitados aunque no os olvidéis de vosotros mismos, pero no les obliguéis a soportar algo que no quieren durante demasiado tiempo.

La decoración, evidentemente, ayudará a contribuir a la ambientación de la boda. Pero no recargues, no conviertas tu boda en un parque temático; sé elegante, sutil, con buen gusto. Aunque depende del tipo de boda. Si esta es temática con todas las letras, TODO estará relacionado con la temática, desde la comida hasta los vestidos. Y el mobiliario, las flores y los detalles que representen la temática llenarán altares, escaleras, columnas, mesas, sillas, puestos, jardines y salones.

Finalmente, el cóctel y el banquete no deben pasar por alto esta exaltación temática. Tanto si la boda es más o menos fiel a esa ambientación, los invitados deben recordar de vez en cuanto en qué tipo de sarao se encuentran. Y la comida es clave, desde la decoración, con banderitas, cucuruchos, cubiertos y vajillas, hasta la gastronomía (tipos, formas, colores, sabores…) y la forma de presentarla, muy diferente si es de ciencia ficción o de corte medieval.

5. Temáticas nuevas y de siempre

Una boda temática no siempre debe asociarse a un concepto friki, tal y como muchos lectores tendréis en la cabeza. A veces, basta con ambientar todo, quizá de forma más recargada, para darle un aire especial al evento. Como ya hemos dicho, en los últimos tiempos se han instaurado las bodas de corte rural, repleta de elementos campestres y muy asociados a momentos de la vida más humildes. Como lo antiguo siempre vuelve a estar de moda, y casi todo tiene capacidad para convertirse en tendencia, hoy en día se ha potenciado el carácter rudimentario y castizo de casi todo. Por eso, en estas bodas vemos aperos de labranza, pacas, bicicletas antiguas, cajas de madera, flores silvestres, candiles, máquinas de escribir, bombas de agua, vallas de madera, bancos y demás elementos que, normalmente, nutrían una escena campestre.

Parador de Siguenza
Parador de Siguenza. Foto: Paradores

Sin embargo, dentro de ese desarrollo del carácter sencillo y del trabajo de siempre, también se ha dado rienda suelta a la ambientación industrial, no solo por la proliferación de detalles que siguen esta temática, sino por las bodas que han utilizado locales de este estilo para ubicar su celebración. Las máquinas y el ambiente descuidado (aunque perfectamente cuidado en el fondo) llenan de originalidad este tipo de bodas.

Por otro lado, las bodas temáticas de por sí presentan múltiples formas y, casi siempre, siguen una temática de fantasía o ciencia ficción, como pueden ser los cómics, Star Wars, Juego de Tronos, Harry Potter o Star Trek. Sin embargo, también se recurre a disciplinas más generales que no se casan con nadie, sino que despliegan todo su potencial. Así, encontramos temáticas de pintura, cine, música y literatura, así como la utilización de diferentes épocas de la historia. En este último apartado, ganan la victoriana, la medieval, la de la Guerra de Secesión Estadounidense y la que reinaba durante la Revolución Francesa, así como algunas ambientadas en países más exóticos. Los detalles son exquisitos en todas ellas.

Quizás también te interese:

Cómo celebrar una boda con temática de viajes: las 7 ideas con las que tienes que contar

Cómo organizar una boda paso a paso

Cómo elegir el vestido de novia en 5 pasos

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Escribir un comentario

Cómo decorar la ceremonia de mi boda |Foto: Enfok
Cómo decorar la ceremonia de mi boda en 5 pasos
¿Sabes cómo personalizar tu ceremonia civil? Hay trucos infalibles que harán que todos disfrutéis de unos momentos tan importantes rodeados de la magia del amor. ¡Descúbrelos!
Cómo elegir los colores de mi boda en 5 pasos | Foto: Marta Etxebarría
Cómo elegir los colores para decorar mi boda en 5 pasos
Elegir una gama de colores para la decoración de tu boda es primordial si quieres un resultado acorde a tu estilo y personalidad.
Cómo elegir las flores de la boda | Foto: Shutterstock
Cómo elegir las flores para decorar la boda en 5 pasos
Las flores son parte fundamental de cualquier evento, especialmente de una boda, descubre cómo elegirlas.

Crea gratuitamente una página web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información