Cómo organizar mi boda low-cost en 5 pasos

Cómo organizar mi boda low-cost
Cómo organizar mi boda low-cost | Foto: Hondo Weddings, Photography & Vídeo Makers

Uno de los problemas que más preocupan a algunas parejas a la hora de afrontar su boda es el presupuesto. No siempre se cuenta con el montante deseado o esperado para organizar una boda espectacular, y puesto que la media de bodas en nuestro país asciende a los 20.000 euros, muchos novios tienen que conformarse con cifras mucho más bajas.

Sin embargo, esto puede no ser un problema, sino una virtud para planificar una boda más original. Averigua, pues, cómo organizar tu boda low-cost en 5 pasos.

1. Aprovechar la creatividad

2. Valorar la participación de los invitados

3. Temporada baja y salones

4. Opciones para menú

5. Ahorrar en partidas y sacarles partido

1. Aprovechar la creatividad

La creatividad es tu principal arma si optas por una boda un poco más económica. En primer lugar, debes usar la creatividad para organizarla de una manera original sin desmerecer ningún detalle. El presupuesto reducido es un excelente alimento para la imaginación, que se desatará cuando deba cubrir diferentes partidas de una manera efectiva. De hecho, una boda low cost permite una celebración mucho más personalizada, tirando de tus aficiones y temáticas favoritas.

Hosework Studio
Foto: Hosework Studio

La creatividad se ve muy reflejada en el Do It Yourself (DIY), donde los novios deben utilizar su arte para suprimir algunas partidas costosas de la boda. La decoración es el aspecto donde más se aplica esta disciplina, desde los arreglos florales hasta los detalles que habrá sobre mesas, decorando los bancos de la ceremonia o los centros de mesa. Las invitaciones DIY también ayudan a hacer más original la boda, y certifican que la celebración tendrá un toque mucho más personalizada al ejercer como carta de presentación de una manera tan contundente. El resto de la papelería nupcial (seating plan, minutas…) también puede hacerse de manera manual con grandes resultados. Finalmente, se puede recurrir al DIY para los regalos de los invitados, donde además de ahorrar, imprimirás ese toque sentimental que traen consigo las manualidades.

Pero hay otros aspectos en los que destaca la creatividad de los novios o de los trabajadores contratados. Por ejemplo, no necesitas gastarte el dinero en un vestido costoso, sino que puedes vestirte de estilista y contratar a una modista para que te ayude a reutilizar viejos vestidos de novia, mucho más emocionante si han pertenecido a tu familia. Con la inclusión de tejidos y varios ajustes, seguro que te queda espectacular.

2. Valorar la participación de los invitados

En una boda low cost no tiene por qué haber una reducción de invitados, pero esta es una buena forma de reducir gastos. Los novios tienen que tener muy claro a quién invitar y a quién dejar a un lado por temas de compromiso.

Al mismo tiempo, destaca una práctica típica en el extranjero y que te puede ayudar a recortar costes: hacer dos turnos para la boda. En primer lugar, debes organizar dos grupos: uno formado por la familia y los amigos más allegados y otro con todos los demás amigos. Ambos grupos asisten a la ceremonia, pero solo el primero se queda en el banquete y en la fiesta. Una decisión arriesgada, pero que puede ayudarte mucho.

Iván Valle Fotografía
Foto: Iván Valle Fotografía

Por otro lado, algunos de tus invitados deben contar con participación en tu boda, ya sea muy costosa, media o low cost. Sin embargo, en esta última su papel tiene mucha más relevancia, siempre y cuando quieras ahorrar y, al mismo tiempo, convertir tu boda en una acontecimiento más especial.

Desde el momento de la organización, la creatividad y ayuda de tus familiares y amigos se debe reflejar. A la hora de elaborar la decoración, hacer las fotos, oficiar la boda o, incluso, participar en el menú, ellos tienen mucho que decir. En este último caso, en muchas bodas se observa cómo los invitados aprovechan las comidas informales para elaborar un gran plato y participar en el cóctel de bienvenida. En el contexto de una boda totalmente diferente y desenfadada, es una opción que se está poniendo de moda.

3. Temporada baja y salones

Utilizar la temporada baja para celebrar tu boda puede ser una buena forma de ahorrar y, al mismo tiempo, ganar en especialidad. Porque el otoño y la primavera generan entornos realmente encantadores, perfectos para crear ambientes y aprovechar una decoración exclusiva.

La temporada baja está llena de ventajas. Si bien se reduce (o se omite) la posibilidad de celebrar los festejos al aire libre, es mucho más fácil encontrar la fecha deseada, packs exclusivos utilizados por los espacios para conseguir novios y un precio razonable al ser fechas con mucha menos demanda.

Pájaros en mi cabeza
Foto: Pájaros en mi cabeza

Aprovechando la temporada baja para casarse, también puede aprovecharse la temporada baja de determinados lugares para ahorrar en la partida de la luna de miel. De hecho, algunos países idílicos mantienen esta temporada baja con una climatología excelente, mucho más aprovechable en mitad del año al contar con muy poco turismo.

En cuanto a los espacios mencionados, una boda low cost reduce las posibilidades, y eso no es precisamente una desventaja. De hecho, los novios se sienten menos abrumados por tener menos donde escoger y, al mismo tiempo, se pueden permitir experimentar con los espacios. Existen multitud de pequeños lugares repletos de encanto, situados en zonas montañosas o de playa, que pueden servir en esta época.

4. Opciones para menú

El menú es una de las partidas que más se han visto alteradas en los últimos años, sobre todo por el relax de los protocolos y los presupuestos más bajos. Ello ha proporcionado la convivencia de alternativas que se adaptan a los estilos de las bodas del siglo XXI, sobre todo durante la presente década.

Entre los ganadores, existe el convite limitado al cóctel, mucho más largo y copioso que en las bodas habituales, pero que mantiene la filosofía del mismo, es decir: camareros sirviendo aperitivos, personas de pie y unos pocos asientos, todo ello para motivar las relaciones sociales.

Los corners y puestos de comida, como parte del cóctel largo o de otros tipos de comidas, también se unen a la nueva tradición, generando muchas más opciones. El sushi, la carne a la brasa, la comida rápida, los embutidos, los mariscos y los cócteles se disponen en diferentes estaciones en la zona del cóctel, con una persona sirviendo o con la etiqueta de self service (autoservicio).

Goizeko Catering
Foto: Goizeko Catering

Apoyando este último tipo, toman relevancia las bodas con bufet, donde el autoservicio es la nota dominante a la hora de consumir cualquier plato. Además de reducir el precio del cubierto por comensal, se permite una mayor libertad para los asistentes, una mayor experimentación para los cocineros, y todo ello sin restar excelencia gastronómica. Al mismo tiempo, se disponen mesas alargadas para que los invitados puedan sentarse. En algunos espacios, existen pack de servicios de estilismo junto al bufet escogido.

El concepto de la tarta también ha cambiado y se han ofrecido alternativas mucho menos costosas y más originales. Cortar la tarta ha pasado de moda y en algunas bodas solo se sirve el pastel; en otras más modestas o rocambolescas se ha sustituido por otro tipo de dulces u opciones variadas como donuts, helados, crepes, muffins y waffles.

En todos estos casos, no es necesario perder un ápice de buen gusto. Existen multitud de decoraciones y platos de diferentes estilos que están a la altura de las bodas más costosas, así como los espacios, que se engalanan de una manera muy especial con mesas redondas o alargadas, flores y pequeños detalles diseminados por todas partes.

5. Ahorrar en partidas y sacarles partido

Muchas partidas de la boda no tienen por qué suprimirse, sino sustituirse por otras para quitarles los elementos más costosos o utilizar algunas de una forma que te permita ahorrar. Para ello, te recomendamos la participación de una wedding planner. Aunque parezca un servicio innecesario si la intención es ahorrar, esta profesional es maestra en dar forma a tus ideas, en organizar, estructurar y aconsejar en base al planning mental que hayas establecido. Esa inversión acaba siendo excelente, pues ella es la principal arma para ahorrar y conseguir los objetivos.

En el caso de las fotografías de la boda, un álbum siempre es buena idea, pero hay proveedores que pueden entregar una copia en un soporte digital y olvidar el asunto, dejando la oportunidad de revelarlo a la pareja. Hoy en día, muchas parejas guardan sus fotografías de boda en discos duros e imprimen unas cuantas para colocar en casa y repartir a familiares y amigos, pero sin excederse.

Quizás también te interese:

Cómo decorar el banquete de mi boda en 5 pasos

Cómo elegir los colores para decorar mi boda en 5 pasos

Cómo organizar una boda paso a paso

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Más información sobre

Comentarios (1)

Escribir un comentario

Foto: Ana Carmen Alejandre
Cómo organizar una boda de dos días en 5 pasos
La planificación de una boda de dos días requiere una serie de principios a tener en cuenta para facilitar la labor a vuestros invitados. Te damos los trucos básicos para que no se te escape ni un detalle.
Cómo organizar una boda temática | Foto: Willinghams Photography
Cómo organizar una boda temática en 5 pasos
No te pierdas los mejores consejos de los expertos del sector para llevar a cabo una boda temática con éxito.
Foto: PhotoLOVEgraphy
Cómo organizar tu boda cuando estás embarazada en 5 pasos
Te damos algunos consejos para que puedas organizar tu boda sin desfallecer en el camino.

Crea gratuitamente una página web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información