Cómo decorar la ceremonia de mi boda en 5 pasos

Cómo decorar la ceremonia de mi boda
Cómo decorar la ceremonia de mi boda | Foto: Enfok2

Muchas parejas se centran en la decoración del lugar de celebración y se olvidan del espacio de la ceremonia. Pero este es de vital importancia y debería servir como apertura de los pequeños detalles que esperan en el gran día. Todo empieza con la invitación, como ya te hemos contado muchas veces, pero la ceremonia es la primera puesta en escena, la cual debe concordar perfectamente con la boda al completo. Y aquí 5 pasos para saber cómo decorar la ceremonia, ya sea civil o religiosa.

1. Elegir un lugar con encanto

2. Establecer una paleta de colores

3. Escoger las mejores flores

4. No olvidar los pequeños detalles

5. Utilizar la luz

1. Elegir un lugar con encanto

Sabemos que muchas parejas tienen lugares especiales en mente para celebrar su boda; estos no siempre cumplen con todo lo mejor, pero destacan por su valor tradicional o sentimental. Sin embargo, si no tienes un lugar en la cabeza y buscas una boda espectacular, te recomendamos la elección de un espacio único, que deje a todos tus invitados con la boca abierta. Porque el espacio es la primera piedra para conseguir una decoración a la altura de tus expectativas, y en ocasiones hace la mayoría del trabajo al convertirse en decoración por sí solo.

En el caso de las bodas religiosas, las iglesias y demás espacios sagrados (ermitas, catedrales, capillas…) son los más escogidos. Estos brillan con su propia luz, gracias a los elementos arquitectónicos, escultóricos y pictóricos que engalanan de serie estos maravillosos lugares. Sin embargo, se pueden elegir diferentes emplazamientos alejados de templos para organizar una ceremonia diferente. Tal y como sucede en las bodas civiles, los parques, jardines, playas y montañas pueden abrigar este tipo de ritos sin restarle ninguna importancia y conseguir un mayor atractivo.

Bamba&Lina
Foto: Bamba&Lina

En las bodas civiles, por su parte, estamos más acostumbrados a la improvisación. Ya que en la actualidad el notario puede acompañar a la pareja para oficializar su matrimonio, las parejas prefieren dejar el ayuntamiento atrás y probar suerte en espacios con más belleza. Así, los entornos naturales ganan enteros en primavera y en verano, pero también en otoño e invierno en algunos casos. En todos ellos, las flores, los colores y los elementos de la naturaleza ponen la base de la decoración. El mar como telón de fondo o los árboles de una zona boscosa son perfectos para ubicar la ceremonia.

Lísola
Foto: Lísola

2. Establecer una paleta de colores

En bodas religiosas y civiles, debes colocar un hilo conductor relacionado con los colores. Con esa paleta de tonos seleccionada podrás decorar con elementos acordes y utilizar colores complementarios.

Pero la elección de los colores se aprecia por primera vez en las invitaciones. Estas actúan como carta de presentación y adelantan lo que los invitados se encontrarán en el Día B. Por ello, todo lo demás debe ir en consonancia con ellas, pues se habrá establecido previamente.

Para la ceremonia, utiliza estos tonos para las flores, los lazos, las plantas y los detalles que acompañen la boda. También son claves el estilo de la boda y el lugar de celebración, pues dan ideas y permiten establecer un modus operandi. La época del año también resalta algunos colores más que otros.

Por otro lado, también puedes optar por los colores de la temporada. Si sigues la moda, deberías saber (o recordar) que Pantone Inc., la empresa de identificación cromática y creadora del estándar de colores, reveló que el ultravioleta (Ultra Violet: 18-3838) sería el tono para 2018.

Seven Weddings
Foto: Seven Weddings

3. Escoger las mejores flores

Las flores son una parte imprescindible en la decoración de la boda. Utilizan los colores de la misma y llenan de alegría todos los momentos que requieren decoración. En la ceremonia, las flores hacen su trabajo antes del pasillo, en el pasillo hasta el altar (de bodas religiosas y civiles), en el propio altar y en la recepción de los novios tras su “sí, quiero”, pues cada vez es más habitual encontrar pétalos y no arroz en estos casos. Confecciona bodegones de flores; guirnaldas para colocar en mesas, altares o árboles; repártelas en macetas, cestas y utiliza zonas ajardinadas; decora las partes superiores e inferiores de los bancos y sillas; ubica diferentes jarrones.

El ramo de la novia también puede jugar con la decoración y subirse al carro de la comitiva floral del resto de la boda. Utiliza algunos colores especiales para darle importancia a este aspecto.

Jairo Crena
Foto: Jairo Crena

4. No olvidar los pequeños detalles

Las flores ya no reciben todo el protagonismo en la decoración de una boda. Están presentes, pero son solo un elemento más. Porque, aunque siempre han existido multitud de elementos para hacer especial una decoración nupcial, en los últimos años se han introducido muchos más, muy relacionados con el estilo de la boda en cuestión. Y, al igual que rellenan los comedores y jardines, también sirven para engalanar la ceremonia.

Hoy en día, triunfan los estilos rústico, campestre, vintage, boho, romántico e industrial. Todos ellos contienen una temática que suele utilizarse para decorar las bodas bajo un mismo patrón. Sin embargo, es de vital importancia respetar el espacio escogido; por ejemplo, las bodas en la playa, con colores mucho más suaves, serán más sencillas; las que se ubiquen en bosques, jugarán con el exceso sin saturar, con un estilo más barroco y romántico.

Elyse Hall Photography
Foto: Elyse Hall Photography

En la ceremonia, estos detalles están muy presentes. En primer lugar, los altares, o espacios en los que se encuentran los contrayentes, varían entre sí, principalmente, por el gran arco que en ocasiones acompaña este tipo de veladas, rematado con flores y otros elementos naturales. Aunque este espacio depende mucho del lugar de celebración, pues muchos novios aprovechan las diferentes estructuras que puedan contener, como construcciones arquitectónicas de peculiar belleza, los propios árboles de una zona boscosa, las rocas que decoren una zona costera…

JoPhoto
Foto: JoPhoto

Seguidamente, muebles como las sillas, los sillones, las mesas o la ausencia de todas ellas determinan el espacio dedicado a los novios y oficiantes.  Ello nos permite jugar con estilos más modernos o clásicos y utilizar mobiliario acorde, simplemente por reforzar el carácter de la boda. Y, en esta misma zona, diferentes objetos que acompañen, como cajas de madera, una bicicleta, máquinas de escribir, farolillos, cubos y flores, estas últimas cobrando especial importancia.

En cuanto a la zona de asientos para tus invitados, hay que tener muy en cuenta la comodidad y que esta alcance un equilibrio con lo estético. No recargues los asientos, pero tampoco los dejes libres de decoración. Si lo que buscas es ser original, utiliza una superficie diferente, como sillones, palés o pacas de paja, que brillan por sí solas y no necesitan decoración extra. En el caso de que utilices sillas o bancos, refuérzalos con telas, lazos y flores que les den un toque especial.

En cuanto al pasillo, no te olvides de instalar pequeños detalles que lo hagan especial, siempre según la estación, el estilo de la boda y el horario. Las flores, los lazos, los farolillos, los pétalos y otros elementos engrandecen la llegada de los novios al altar.

Javier Berenguer
Foto: Javier Berenguer

Y, abriendo todo el espectáculo, la zona de recepción, cada vez más importante por la importancia que toman los invitados en la boda. En este sentido, ya llevan tiempo triunfando las pequeñas mesas situadas antes del lugar de la ceremonia, contenedoras de bolsitas con pétalos, arroz y papeles con información sobre la boda. Después, pueden colocarse diferentes elementos decorativos para recibir a los invitados en la zona de los asientos, como arcos con flores o puertas antiguas.

Asimismo, no te olvides de decorar los aledaños de la ceremonia con detalles que contribuyan a marcar la personalidad de la boda, ya sea en el suelo, sobre superficies improvisadas o colgadas de los mismos árboles. Si la boda se celebra en una iglesia, intenta hacer uso de las flores para cumplir esta función.

5. Utilizar la luz

La luz adquiere peso con el paso de los años. En las iglesias, esta suele ser tenue, reforzada por la belleza de las cristaleras y rosetones.

Al aire libre, cobra importancia de noche, donde pueden intervenir los farolillos, las guirnaldas con bombillas que se conectan entre carpas y árboles, las velas dispuestas en veleros y candelabros sobre mesas o en el suelo, y los diferentes puntos de luz que surjan de diferentes soportes. A lo largo del pasillo hasta el altar, estas señales luminosas le darán un toque muy bucólico al conjunto.

Mónica Carrera
Foto: Mónica Carrera

Desde Zankyou, recomendamos el uso de la luz tenue y anaranjada, que contribuya a crear un ambiente romántico capaz de atrapar.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Comentarios (2)

Escribir un comentario

Cómo decorar la mesa de los niños en la boda en 5 pasos
Cómo decorar la mesa de los niños en la boda en 5 pasos
La mesa del banquete será el lugar en el que pasen más tiempo y su decoración, basada en el entretenimiento, es clave para conseguir su distracción y disfrute. Descubre cómo decorar la mesa de los niños en tu boda en tan solo 5 pasos.
Cómo decorar mi boda en primavera en 5 pasos
Cómo decorar mi boda en primavera en 5 pasos
La personalidad de las estaciones influye directamente en las decisiones de una boda, sobre todo en decoración. Y, en primavera, los colores, los olores y la alegría se filtran por doquier.
Cómo decorar tu boda en verano en 5 pasos | Foto: Lirola & Cussó
Cómo decorar mi boda en verano en 5 pasos
Cada estación regala sus propias especialidades, sus propios y bellos detalles. Y el verano los tiene a raudales. ¡Te ayudamos a aprovecharlos!

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información