Publicidad
Confeti y palomitas: la boda de Mireia y Guillem

Confeti y palomitas: la boda de Mireia y Guillem

Enamorados del cine y sobre todo de Wes Anderson, Guilllem y Mireia crearon un ambiente de película para su boda. ¡Descúbrelo en este post!

  • Real weddings
  • Decoración banquete
  • Ceremonia civil
  • 2015
  • España
  • Tarragona

Pese a que ambos eran de Reus, para Mireia y Guillem el amor no llegó hasta que llegaron a la Universidad. Fue entonces, en Tarragona, cuando se fijaron el uno en el otro y empezaron una relación que, aunque entonces no lo sabían, acabaría en una bonita boda retratada por Píxel Moreno.

guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
Publicidad

Pese a que Gillem no era de los que se casan- o al menos eso creía él antes de conocer a Mireia- , la pedida de mano llegó durante un viaje a Nueva York y no le faltó el romanticismo que siempre se espera de ese momento: “Fue el último día, mientras contemplábamos el skyline de la que se convertiría en nuestra ciudad favorita”, recuerda Mireia. “Al día siguiente regresábamos. El viaje en avión pasó súper rápido empezando a planificar cosas para lo que sería uno de los días más intensos de nuestras vidas”.

guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.

Para un día tan especial, Mireia cuidó cada detalle de su estilismo bridal. Muy segura de lo que quería, encontró su vestido ideal en el modelo Inma de Rosa Clará, un diseño con un toque romántico, con una falda de tul sedoso sin mucho volumen y con transparencias en la parte superior (uno de los requisitos que ella se había marcado). ¡Estaba guapísima!

Como complementos, el anillo de compromiso que había diseñado el propio Guillem junto a sus primos, joyeros de la Joyería Fuentes; unos pendientes regalo de su madre, otro anillo que Guillem le había regalado por su 30 cumpleaños y una pulsera de Fauna y Flora. Tampoco se olvidó de escoger con cuidado los zapatos, en los que la máxima fue la comodidad; ni el ramo, lleno de colorido, elaborado con craspedias, flores de color milka y rosas de pitiminí en la Floristería 5 (Tarragona). El toque final lo daba una corona de flores a juego con el ramo.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.

Meritxell Lecha, maquilladora amiga de la novia y la peluquería Bonfill de Reus se encargaron de la peluquería y el maquillaje. El resultado, un peinado y maquillaje muy naturales que hicieron que Mireia se sintiera cómoda en todo momento.

guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.

Guillem, por su parte, no quiso descuidar ningún detalle de su look con el que huyó del estilo de novio más tradicional. En su lugar, apostó por un conjunto de pantalón gris con camisa a rallas y americana azul marino entallada en El Ganso (Barcelona), donde también adquirió sus complementos entre los que no faltaban los tirantes, pajarita, calcetines y pañuelo. Un look muy british en el que predominaban los tonos azul marino, rojo y blanco.

guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.

Tanto la ceremonia como el convite posterior se celebraron en L’Avellana Mas d’en Cabré, “un lugar idílico, romántico y donde la imaginación no tiene límites”, tal y como lo define Mireia. Dado que optaron por una ceremonia civil, los novios quisieron que fuera todo muy personalizado y emotivo. De ese modo, hubo momentos de mucho humor, anécdotas como la entrada del novio mientras sonaba un mix de de SuperMario Bros y The Wind (Cat Stevens) y , de la novia, con Chicago (Sufjan Stevens); y espacio para el romanticismo cuando Guillem y Mireia intercambiaron los votos que ellos mismos habían escrito.

guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.

Tras el sí quiero, y después de que los invitados les diesen la enhorabuena con un baño de confetis gigantes y palomitas, Mireia y Guillem se hicieron sus primeras fotos como marido y mujer junto a los profesionales de Píxel Moreno. “Los habíamos visto trabajar y también habíamos visto los resultados y nos gustaba mucho como lo hacían”, cuenta Mireia.

guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.

Mientras tanto, los invitados disfrutaban del cóctel, con la música en directo de Small River brass band, y descubrían el esfuerzo que Mireia y Guillem habían empleado para que todo fuese especial, con la ayuda, para la decoración floral, de Katinka, de L’Avellana.

Toda la decoración estaba centrada en el cine, y más en concreto en la estética de Wes Anderson (el favorito del novio) ya que ambos trabajan en el mundo audiovisual. “Estuvimos preparando todos los detalles desde casi un año antes”, cuenta la novia. “Nuestra invitación era un flipbook haciendo homenaje al cine antiguo”, explica Mireia que añade que “recrearon un pequeño cine en que se proyectaba una escena de Big Fish muy importante para nosotros. Las mesas tenían nombres de nuestras pelis y series favoritas y su decoración de las mesas era una combinación perfecta de botes decorados, papel pintado, flores preciosas y unos “carteles” hechos por Massimo. En todos los rincones encontrabas detalles que hablaban de nosotros y sobretodo ¡muchas palomitas!”.

guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.
guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.

Y tras el convite, servido por Cal Blay, llegó el momento de la fiesta que abrieron los novios con la canción de Leon Bridges Coming home, seguida Uptown funk de Bruno Mars y la selección musical de Disco móvil Tarragona. Tampoco faltó el momento photocall con el Pixelmatón de Píxel Moreno, un fotomatón con forma de cámara polaroid que mantuvo a todo el personal entretenido durante el baile.

guardarFoto: Píxel Moreno.
Foto: Píxel Moreno.

Y es que cuando unos novios ponen tanta ilusión en preparar su boda como Mireia y Guillem, sobran las palabras para describir el sentimiento puesto en cada detalle. ¡Enhorabuena a los dos y gracias por compartir con nosotros vuestro gran día!

Si te ha gustado esta boda no te pierdas la historia de amor de película de María y Enrique, ni la boda de Cristina y Rodrigo, la crónica de un amor nacido en el instituto.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Disco Mòbil MR DJ Bodas
Fauna y Flora joyas Tocados y Complementos
Rosa Clará - Reus Tiendas de novia
Pixel Moreno Fotógrafos bodas
Publicidad

Comentarios (1)

Escribir un comentario

¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!