Consejos a tener en cuenta si vas a alquilar o comparar un vestido de segunda mano

vestidos de novia de segunda mano-claudia-jimenez

Aunque es un momento lleno de ilusión y en el que se intenta no pensar en los gastos, la fría realidad indica que a veces alquilar un vestido o comprar uno usado puede ser hasta una salvación. Hoy en día se pueden conseguir vestidos casi intactos que fueron usados en desfiles, en producciones fotográficas, incluso se alquilan modelos a estrenar.

Así, con solo unos retoques parecerá realizado especialmente para esa novia. Antes de tomar la decisión es bueno tener en cuenta los consejos de los expertos:

Ya sea para alquilar o comprar uno usado, ellos advierten sobre fallas incorregibles como, por ejemplo, incómodo de sisa, defectos en el escote y cortes que no calzan bien de entrada como puede ser el caso de un vestido de pollera al bies que no queda bien; esa falla no tiene solución.

En el caso que el vestido sea demasiado largo, entonces no hay problema siempre que el detalle no esté justo donde hay que cortar. Pero si por el contrario resulta corto, generalmente no se puede arreglar porque los arreglos nunca quedan del todo bien.

Por último, en relación al tamaño se debe saber que si es chico, se puede soltar pero solo un poco, mientras que si se trata de un talle más, no es problema porque se puede achicar.

También es fundamental tener alguna referencia sobre el lugar donde se va a comprar o alquilar el vestido usado. Es fundamental que ellos se hagan cargo de los arreglos.

Los tiempos y los costos

Los que saben dicen que las novias que optan por esta modalidad ahorran el costo equivalente a cinco elementos fundamentales: el ramo, el tocado, la peluquería, el maquillaje y los zapatos y el doble o triple de ese costo si es un vestido de alta costura. En el caso que optes por alquilar un vestido en la mayoría de los casos se pide una reserva del 20 o 30% del precio del vestido y se entrega una semana antes de la boda; los mínimos retoques no se suelen cobrar extra y podrás probarte el vestido cuantas veces quieras. La novia deberá devolver el vestido entre tres y cuatro días luego de la boda. Si bien esta no es una tarea imposible, es difícil y requiere tiempo y dedicación a recorrer las distintas tiendas, probarse los modelos y ver los retoques que se le deben hacer; por ello es recomendable empezar a buscar con unos seis meses de anticipación.

Más información sobre

Comentarios (4)

Escribir un comentario

Una boda despues de los 40, una segunda oportunidad
Una boda despues de los 40, una segunda oportunidad
Me gustaría compartir hoy una historia de amor que termina en boda. Seguro que muchos habéis visto las fotos del concurso la novia del verano 2012. Pues justo el día que se terminaba el concurso recibí un mail de una novia que tras pensarlo mucho se había decidido a participar. Rosana tiene 48 años y se acaba de casar. Como ella me decía su historia merece ser contada en una revista y aquí estoy yo para hacerlo lo mejor que sé.
Qué debo tener en cuenta a la hora de contratar un fotógrafo de boda
Qué debo tener en cuenta a la hora de contratar un fotógrafo de boda
¿Qué debo buscar en un fotógrafo de boda? En cuestión de imagen hay mucho por escribir y depende de vosotros cómo acabará esta historia.

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información