¿Debería una novia alquilar su vestido de novia?

¿Debería una novia alquilar su vestido de novia?

Cuando pensamos en el vestido de novia, la primera idea que nos viene a la mente es la de comprar. Hasta hace pocos años la posibilidad de alquilar el vestido era algo que no se estilaba.

  • Vestidos de novia
guardarFoto: Just Novias
Foto: Just Novias

Cuando pensamos en el vestido de novia, la primera idea que nos viene a la mente es la de comprar. Hasta hace pocos años la posibilidad de alquilar el vestido era algo que no se estilaba.

La falta de información y la posible ‘mala imagen’ de alquilar el vestido han hecho que esta opción haya costado introducirla en el mundo nupcial como algo normal y que ofrece muchas ventajas a las novias. En la actualidad existen cada vez más tiendas que ofrecen este servicio, Dream Novias o Just Novias son puntos de referencia en Madrid de este servicio, que cada vez utilizan más novias.

guardarFoto: Just Novias
Foto: Just Novias

Quizás el error más común es pensar que el vestido de novia alquilado no estará a la altura de un vestido nuevo: nada más lejos de la realidad. Los vestidos son renovados cada temporada, y realmente cuesta saber si el vestido es a estrenar o ya está usado.

Para todas las que desconozcáis cómo es el procedimiento para alquilar un vestido de novia, os lo detallo:

1. Se pide una cita previa.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

2. Te muestran un dossier con los vestidos que disponen. Hay gran variedad de modelos, para todos los gustos (más sencillos, más recargados, estilo princesa, con más cola, etc.) y también hay tres líneas diferentes (300 €, 500 € y 700 €).

3. Se eligen varios modelos para probar, y una vez decidido el que os gusta, se hacen los retoques que se necesite para que esté perfectamente adaptado a vuestra figura.

4. En ese momento se deja una señal, y se coge de nuevo otra cita un mes antes de la boda para volver a probar y reconfirmar que las rectificaciones son las adecuadas.

5. Un par de días antes de la boda, se recoge el vestido, pagando la totalidad del alquiler más una fianza.

6. Una vez pasada la boda, se devuelve el vestido tal cual se haya quitado, se entrega en la tienda y es en ese momento cuando devuelven la fianza.

guardarFoto: José Luis de Lara
Foto: José Luis de Lara

El cobrar una fianza es simplemente para asegurar que se va a devolver el vestido de novia. Todas las novias que alquilan su vestido disfrutan de su vestido y complementos sin miedo a estropearlo. Al final, cuando se alquila el vestido de novia se ahorra una gran cantidad de dinero que se puede destinar a la compra de otros complementos para el gran día.

Efectivamente no tendremos guardado nuestro vestido de novia en una caja dentro de un armario de nuestra casa, pero… ¿para qué lo queremos allí guardado?

 


Autor invitado: Soli Blanco de Wedding Factory
Experta en organización de bodas

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

Comentarios (1)

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!