Diferencias entre el amor adolescente y el amor adulto

El amor tiene mil y una formas de manifestarse. No hay un momento perfecto ni un lugar preciso. No entiende de sexos ni de clases sociales… Pero, si hay algo de lo que el amor no tiene ni idea, es de la edad. Da igual que tengamos quince o cuarenta años, si decide entrar en nuestras vidas no lo va a frenar nada ni nadie.

La vida y la experiencia son directamente proporcionales y éste es el motivo por el que encontramos tantas diferencias entre el amor adolescente y el amor adulto.

El amor adolescente

Durante la adolescencia vivimos un cambio continuo. Sufrimos una metamorfosis progresiva a nivel general que no siempre es fácil de llevar. Estamos conociéndonos, sintiendo, mirando y caminando por terrenos desconocidos. Hemos dejado atrás la edad infantil y hemos saltado a otro universo tan excitante como inseguro. Seguimos teniendo normas y horarios con los que vamos haciendo malabares y todo va bien hasta que aparece ese sentimiento que nos desestabiliza: el amor romántico.

Sergio Gisbert
Foto: Sergio Gisbert

El amor en la adolescencia es difícil de interpretar. Lo novedoso nos crea mil dudas y queremos saberlo TODO y YA. Somos nuevos en esto del amor y queremos que todo sea perfecto, como siempre habíamos imaginado. Los noviazgos en la adolescencia son una aventura pero, al ser principiantes, los altibajos están a la orden del día. Se mezclan las ilusiones con las frustraciones… Si las cosas no van bien, sufrimos de una manera que roza la ficción porque es más lo que imaginamos que lo que vivimos. Si, por el contrario, todo va bien, es un nunca te dejaré hecho promesa, una promesa que no suele cumplirse. A medida que crecemos, vamos encontrando nuestro camino y la otra persona no siempre toma el mismo que nosotros o quizás no anda a la misma velocidad por él; Así que, generalmente, nos separamos, porque crecer es inevitable…

El amor en la adolescencia puede llegar a ser un amor que nunca se borre de nuestro disco duro, precisamente por haber sido el primero. Real o platónico, nadie olvida el primer amor.

Flare Project
Foto: Flare Project

Nuestro bagaje amoroso: ¿pro o contra?

El amor, como decíamos al principio, es bastante ignorante (sin acritud). El amor nos llega a cada uno de forma diferente porque cada persona lo vive y lo siente a su manera. Las circunstancias lo son todo y el amor puede verse dañado o beneficiado por ellas. Nuestro ayer conforma nuestro hoy, y si hemos tenido experiencias nefastas, tenderemos a actuar con recelo, inseguridad o desgana. En cambio, si hemos tenido un pasado amoroso positivo estaremos más predispuestos a sentir sin miedos y no pondremos barreras a nuestros sentimientos.

A grandes rasgos, el adulto sabe a dónde quiere llegar y cómo hacerlo; el con quién es ya más complicado. Hemos ido ganando seguridad en nosotros mismos y, es por esto por lo que a veces, aumentando nuestra exigencia, aumenta también la dificultad para encontrar a alguien al que queramos incluir en nuestra vida, que nos merezca realmente la pena.

Alicia Nacenta
Foto: Alicia Nacenta

Un amor maduro

Llegados a un punto -aunque siempre queden cosas por aprender- sabemos lo que queremos pero sobre todo lo que no queremos. Hemos caído y nos hemos levantado. Hemos sufrido y aprendido. Ahora nuestra mirada no es la de antes, cuando parecíamos llevados por el viento. Ahora reconocemos los caminos y, si nos despistamos, tenemos herramientas más que suficientes para recalcular la ruta. Por eso, el amor adulto es un amor maduro, comprometido, pausado, profundo.

Fabián Luque
Foto: Fabián Luque

Es paradójico porque el adolescente que fuimos está en nosotros, somos nosotros mismos; la diferencia es que ahora hemos evolucionado y claro, en ocasiones es inevitable comportarnos como tal. Otras veces, rechazamos esa parte de nosotros y nos comportamos como si estuviéramos de vuelta de todo y vamos con pies de plomo por si nos hacen daño. Resulta gracioso que, aunque a estas alturas de la vida tengamos una mochila cargada de cosas buenas y malas, tendremos que ir aumentando su capacidad de carga o liberando espacio cuando el amor entre en nuestra vida. Superaremos miedos, limaremos diferencias y aprenderemos el sentido completo del amor a través de la sinceridad, el respeto y la comunicación.  

Amor, al fin y al cabo

Y no debemos olvidar que todo este aprendizaje empezó hace años, en el momento en el que advertimos que no había reglas; que a amar se aprende amando. ¿Antes o ahora? No hay un amor mejor o peor, son sencillamente diferentes.

Descubre las 12 diferencias entre el hombre con el que sales y el hombre con el que te casas o qué sientes cuando te enamoras.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Más información sobre

Escribir un comentario

Lo que 'El Principito' te enseñó para entender el amor
Lo que 'El Principito' te enseñó para entender el amor
Antoine de Saint-Exupéry publicó en 1943 un auténtico alegato a los valores esenciales humanos y una oda al amor. Éstas son sus 10 frases más especiales
17 motivos por los que querrás haber dado el "sí, quiero" ya
17 motivos por los que querrás haber dado el "sí, quiero" ya
Desde Zankyou te decimos en 17 sencillos motivos por qué es mejor estar casada y compartir tu vida con alguien, ¡ten en cuenta cada uno de ellos!
Una historia de amor única: el matrimonio entre una superviviente del Holocausto y el soldado que la rescató
Una historia de amor única: el matrimonio entre una superviviente del Holocausto y el soldado que la rescató
Celebraron 71 años en común tras enamorarse en mitad de uno de los escenarios más terribles de la historia de la humanidad.

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información