Entrenar en la playa: los tips imprescindibles

Llegó el verano, has estado poniéndote en forma para la boda, que será en otoño, pero ahora estás lejos de casa, de tu gimnasio y con demasiadas tentaciones a tu alrededor. Que si una cervecita, que si unas tortillitas de camarones… Ahora bien, ¿se puede entrenar en la playa? ¿Se puede terminar el verano sin haber perdido todo lo que hemos luchado tanto por conseguir durante los meses previos? Sí, claro que sí, pero con cuidado.

Correr por la orilla, por ejemplo, tempranito, antes de que pegue el sol, es un gustazo. El que aún no ha experimentado esta sensación, ya está tardando. Pero hay varias cositas que debéis saber antes de iniciar la marcha. Siguiendo estos sencillos consejos conseguiréis que vuestra jornada a orillas del mar sea placentera y al mismo tiempo de lo más saludable.

Shutterstock
Foto: Shutterstock

Correr siempre por la arena mojada, nunca por la arena blanda, para evitar lesiones en las articulaciones, principalmente rodillas. Y correr con calzado, nunca descalzos. Por supuesto, evitar el sol, bajar un poco el ritmo al que estéis acostumbrados correr en otras superficies y cuidado con deshidrataros.

A parte de correr por la arena, la playa es un escenario magnífico para trabajar diferentes partes del cuerpo. Principalmente piernas y glúteos: zancadas, multisaltos con los pies juntos…

Shutterstock
Foto: Shutterstock

Y por supuesto nadar, que para eso tenemos el mar. La natación es un deporte de lo más completo si bien es verdad que nadar en el mar siempre es más difícil que en la piscina. Puedes tomar referencias en la playa (una torre, un chalé, un puesto de socorrista) e intentar cada día nadar un poquito más. Empieza con distancias cortas y si te ves con fuerzas, repite un par de veces en el día el mismo trayecto. Total, ¡será por horas que vas a echar en la playa! Al final del verano puedes estar nadando un kilómetro perfectamente y casi sin darte cuenta.

Shutterstock
Foto: Shutterstock

¿Has hecho alguna vez entrenamiento funcional en casa? Flexiones, sentadillas, abdominales… Todo esto puedes seguir haciéndolo en la playa, además de burpees (ejercicios en el que das un salto con palmada y luego hacer una flexión), sprint en el sitio y demás ejercicios parecidos que con el factor arena incrementará la resistencia y que podréis ir aumentando progresivamente.

Shutterstock
Foto: Shutterstock

Así que ya sabes, ¡estar en la playa no significa que te dejes de lado y te pases las vacaciones en el chiringuito! Con un poco de constancia y fuerza de voluntad lograréis todo lo que os propongáis. ¡A por ello que la vida son dos días!

Quizás también te interesa:

Las 5 cuentas de Instagram imprescindibles para ponerte en forma

La guía détox que estabas esperando para conseguir reducir el vientre

Sí, en primavera te puedes hacer la depilación láser, aunque no lo creas

Más información sobre

Escribir un comentario

Foto: Instantánea y Toma Primera
10 excusas para escapar de una cita amorosa
¿Has necesitado alguna vez usar tu imaginación para poner una excusa? Por si acaso te ocurre, toma nota y que no te pille desprevenida.
Cometerás los 7 pecados capitales antes de tu boda, ¡seguro!
Cometerás los 7 pecados capitales antes de tu boda, ¡seguro!
¿Has sentido alguna de estas sensaciones en algún momento? Probablemente... ¡Y no lo sepas! Ahora puedes ponerles solución, gracias a estos consejos.
Foto: Volvoreta Bodas
8 cosas que pasarán en tu boda y que no podrás evitar
Pase lo que pase en tu boda lo que está claro es que vas a disfrutar de lo lindo y lo demás quedarán en bonitos y entrañables recuerdos, así que ¡disfrútalos!

Crea gratuitamente una página web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información