Publicidad
Evitó su suicidio y, después, se casó con ella: "Entre cinco y diez segundos antes de dar el paso, me sonó el móvil"

Evitó su suicidio y, después, se casó con ella: "Entre cinco y diez segundos antes de dar el paso, me sonó el móvil"

Una antigua amistad le salvó y, 10 años después, decidió compartir su vida con ella. ¡No te pierdas esta increíble historia!

  • Actualidad
  • Pareja

Kevin Walsh estuvo muy cerca de acabar con todo. Por suerte, una llamada de Blake Moore difuminó la idea hasta hacerla desaparecer. 10 años después, los jóvenes se casaron y, evidentemente, la vida de ambos dio un vuelco, ¡y para bien!

guardarPasagraphy
Foto: Pasagraphy
Publicidad

Hay historias que parecen escritas por profesionales del cine. Pero, como sabemos, la vida tiene material suficiente para simular las mejores películas. Así es la historia de estos dos protagonistas, actores de la vida real que, a base de drama y un final feliz, han creado su propia aventura cinematográfica.

Cuando ambos tenían 13 años, coincidieron en un campamento de verano. En mitad de la mística que se crea en estas convivencias en plena naturaleza, surgió la amistad, una de esas relaciones que prometen una sorpresa. Así nos lo ha hecho saber Kevin a través de Quora, un espacio para compartir historias y que genera hilos de conversación sobre temas concretos. En este caso, con las historias reales que podrían ser películas como fondo, Kevin empezó a escribir sobre ese campamento: “La chica más guapa que había visto nunca se me acercó y me dijo: ‘El negro te sienta muy bien’. Ni idea de por qué. Estuvimos hablando y nos hicimos amigos, nos dimos el Messenger (era la época) y estuvimos en contacto un tiempo“.

El tiempo, sin embargo, siempre juega en nuestra contra cuando existe una separación física. Todos guardamos amores platónicos de la infancia y la adolescencia que han seguido coleando en el recuerdo, pero ninguno suele acabar convirtiéndose en realidad por culpa de la separación y la falta de contacto. Con Kevin y Blake pasó algo similar: vivos en el recuerdo y ausentes en la vida física. Por ello, cada uno tiró por su lado y de diferentes formas. Por desgracia, la de Kevin no fue la mejor. Con una gran depresión a cuestas que le visitó durante el último año de instituto, nuestro protagonista pensó en quitarse la vida.

“Entre cinco y diez segundos antes de dar el paso, me sonó el móvil. Miré quién llamaba, no podía morirme sin saberlo”, explica Kevin en Quora. “Era un número que no tenía guardado, así que lo cogí y era ella”. Tras esta chocante declaración, Kevin siguió contando lo sucedido aquella noche: “Le pregunté qué pasaba y me dijo que simplemente sentía que tenía que llamarme. Había pasado un año desde la última vez que hablamos y justo en ese momento tenía que llamarme. En resumen: ella se puso a preguntarme, yo me fui de la lengua y me convenció para que no lo hiciera. Literalmente, me dijo: ‘¿¡Qué!? No lo hagas’. Y así fue”.

guardarInstagram blakeyk
Foto: Instagram blakeyk

Llegados a este punto, la historia se distorsiona en una maravillosa confusión. Blake no recuerda que aquella noche fuera así, sino que cree que fue Kevin el que la llamó. Él difiere: ¡se había comprado móvil nuevo y no tenía su número! El joven habló con la edición estadounidense de The Huffington Post y relató lo siguiente: “Sinceramente, creo que nuestros teléfonos sonaron a la vez y ambos los cogimos. No puedo explicarlo. Hasta que nos casamos, ni siquiera supimos que nuestros recuerdos eran diferentes. Definitivamente, añade más carne de gallina al asunto”.

Pero, con su versión en firme, Kevin siguió hablando de cómo la llamada, su voz y el momento clave provocaron aquel cóctel de incomprensión: “Al principio todo era muy confuso. Llevábamos más de un año sin hablar, ¿por qué me llamaba en ese momento? Luego me alegré de que ella fuera la última persona con la que iba a hablar”. Pero esa alegría que se incorporaba a su amargo final mutó en una felicidad general con el tiempo: “Después ella lo fue todo. Sus palabras me despertaron”, confesó.

Tras recuperar el contacto, Kevin y Blake empezaron a barnizar aquella amistad que había quedado deteriorada por el paso del tiempo. Después, ella dejó una relación larga, él confesó sus sentimientos hacia ella y, tras iniciar una historia de amor en común, él le pidió matrimonio en pleno viaje a Suiza en abril de 2016. Cinco meses después, la ciudad de Masrhall (Michigan, Estados Unidos) contempló su boda, un evento que redondeó una historia de cine. “Blake me sorprendió grabando una canción para nuestro primer baile, y yo la sorprendí escribiéndole otra. Al final del banquete nos escabullimos y se la toqué con la guitarra”, cuenta Kevin a The Huffington Post.

guardarPasagraphy
Foto: Pasagraphy

Kevin, además, ha querido lanzar un mensaje final a las personas que viven una situación similar a la que pasó él: “Yo tuve una suerte increíble por recibir la llamada de Blake, pero muchas personas no. Así que, si tienes pensamientos suicidas, POR FAVOR, habla con alguien. Con quien sea. Da a alguien la oportunidad de preocuparse por ti. Y, si no estás en ese lugar, plantéate la idea de aprender las señales de advertencia y de prepararte si alguna vez llegas a estar en el lado de Blake con esa llamada”, reclama.

El amor puede con todo, pero no siempre creemos que esté ahí para nosotros. Por ello, es positivo reparar en las cosas bonitas de la vida cuando todo parece negro, oscuro y sin esperanza. ¡Todo ello es amor! Las palabras de Kevin son una excelente lección. ¡Aprendamos de ellas!

Quizás también te interese:

Esta pareja se casó en el Everest después de tres semanas de ‘trekking’

¿Cómo es tu pareja? Esto es lo que debes saber de ella antes de dar el gran paso

10 segundos, 500 kilómetros… La boda de Tania y Tito

Publicidad

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!