Fiesta, responsabilidad y una nueva aventura: la boda de Ricardo y Esther

Fiesta, responsabilidad y una nueva aventura: la boda de Ricardo y Esther

El Mirador del Golf acogió la unión de dos amigos que decidieron escribir el capítulo más importante de su historia.

Fiesta, responsabilidad y una nueva aventura: la boda de Ricardo y Esther
  • Real weddings
  • Sponsored

Esther y Ricardo se conocieron hace nueve años. Su amor se fraguó en época universitaria, en plena efervescencia de cambios, pruebas, cortes pelo e ilusiones, y cada una de esas etapas les llevó hasta su “sí, quiero” el 6 de julio de 2019. La celebración tuvo lugar en El Mirador del Golf, vestido para la ocasión con sus mejores galas y servicios.

guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales

Un amor de siempre

En los últimos años se han expandido las formas de conocer a personas. Sin embargo, Ricardo y Esther se dejaron llevar por la especialidad de la juventud; por el descaro que, junto con la inocencia y la timidez, forman un cóctel difícil de controlar y de superar. Así pues, un viernes noche por Alcalá de Henares, en plena fiesta, sus caminos se cruzaron. La reunión de diferentes grupos de amigos fructificó en el flechazo de siempre: ese que ilusiona, se trabaja y que, en el momento justo, se clava para siempre. Después del carnaval de 2010, Ricardo y Esther quedaron por fin, a solas, y lo que había sido una chispa empezó a coger cuerpo, tanto que desembocó en su boda nueve años después. En medio de semejante aventura, multitud de fiestas, un Erasmus compartido, el inicio de la responsabilidad y la alegría de los pequeños detalles.

La pedida, cómo no, siguió con la tradición de los momentos bellos, de los detalles románticos, del conocimiento total de la persona a la que uno ama. Por eso, Ricardo, a pesar de tener alergia a los caballos, organizó una ruta a caballo por Cercedilla para Esther, jinete aficionada y amante de estos bellos animales durante muchos años. Con la excusa de celebrar su noveno aniversario, Ricardo preparó un plan que guardaba una sorpresa final. Fue en los boxes donde descansan todos los caballos donde por fin hincó rodilla, pronunció un pequeño discurso y, entre mucha emoción, preguntó a Esther si quería casarse con él. La respuesta nos transporta directamente al Mirador del Golf.

guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales

La magia del verano

Ricardo y Esther eligieron el verano para unirse en matrimonio. Lo hicieron en El Mirador del Golf (San Fernando de Henares), un espacio preparado para bodas al aire libre. El edificio histórico guarda la impronta de la tradición, pero uno de sus puntos fuertes es su amplio jardín, ataviado con sus prendas más verdes y llamativas. Rodeado de árboles, la influencia de la naturaleza dota de una magia única a la atmósfera del complejo, un compendio de sensaciones que ponen las bases de cualquier celebración especial.

guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesSaber más sobre “David Morales”
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales

La ceremonia y los novios

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

La ceremonia se preparó junto a unos árboles que instalaron un bello juego de luces y sombras. Una alfombra roja provista de pétalos de rosa esperaba la llegada de los novios, flanqueada por dos juegos de sillas perfectamente integrados con la filosofía del complejo, con el carácter rústico del espacio. Los verdes y blancos se unían en una sintonía perfecta a nivel estético. Para rematar, el altar fue compuesto por Hortensia Arte Floral, a base de flores silvestres que acompañó de cajas blancas, cestos de mimbre y jaulas decorativas blancas. Todo estaba listo.

guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales

Ricardo fue el primero en llegar. Lo hizo enfundado en un traje azul de Giovani, con corbata rosa y una reluciente sonrisa que no pudo borrar durante todo el evento. Victor Reyes Barbería y Estilismo se encargó de dejar perfecto a Ricardo con sus artes en la peluquería. El novio, acompañado de su madre, atravesó la alfombra roja en un mar de nervios y emoción, y esperó la llegada de Esther.

Esta apareció radiante a los pocos minutos, con la misma ilusión que su futuro marido, y luciendo una fina y clásica composición de sirena de encaje, obra de Pronovias. Acompañó su look con el buen hacer de MC Novias en el maquillaje y la peluquería, y redondeó el conjunto con unos pendientes de Swarovski.

La ceremonia fue una oda a las emociones. Los novios eligieron a sus familiares y amigos más cercanos para acompañar el papel del oficiante con sus discursos. Estas palabras culminaron con los votos de los novios, anegados de palabras sinceras, declaraciones de amor y ejemplos de lucha en las relaciones. Cada palabra pronunciada era una representación perfecta de su historia de amor, de su ilusión por construir una vida juntos y de la promesa de continuar por la senda de la felicidad. Rubricaron las palabras del oficiante con el intercambio de anillos de oro blanco de Joyería Únicas

guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales

El banquete

Antes del banquete, los invitados degustaron las mieles de un gran cóctel montado por Cátering Negralejo, variado y abundante para abrir boca en aquella calurosa tarde de julio. Mientras tanto, Esther y Ricardo daban rienda suelta a su álbum de fotos con la sesión privada de David Morales, que no perdió detalle de ningún momento del gran día. Con el crepúsculo entonando sus primeras notas en el cielo, el ambiente bajó de temperatura y todos pasaron a la carpa.

guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales

El escenario del banquete estaba cuidado al detalle. Una carpa abierta y bordada con pequeñas bombillas flotaba sobre las mesas, revestidas con las bondades del verano: manteles con motivos naturales, sillas blancas de madera y diferentes centros de mesa con flores silvestres. El verano estaba alrededor, pero también hizo su aparición bajo aquella carpa, entre familiares y amigos, disfrutando de la compañía y de la ilusión. Las minutas y los meseros fueron facilitados por los novios, mientras que el resto de detalles fueron obra del propio Negralejo. 

El Mirador de Golf desplegó un banquete gastronómico fresco y variado, con la carne y el pescado como protagonistas, y con un postre de fantasía que puso la guinda a una excelente muestra culinaria. Seguidamente, los novios tuvieron un gran detalle e hicieron entrega a sus invitados de las pulseras solidarias Unisex contra el cáncer de AECC (Asociación Española Contra el Cáncer). Solo quedaba la fiesta.

guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales

La fiesta

El decoro y las buenas formas de la boda sufrieron un cambio de rumbo en la fiesta, momento en el que la diversión se reflejó en su máxima expresión. Bailando Contigo de Daniel Santacruz sirvió como apertura para ambientar el primer baile de casados, canción que Esther y Ricardo interpretaron con un baile muy depurado en sus clases.

Con detalles que siempre agradecen los invitados, como candy bar, chanclas para olvidar los zapatos y un fotomatón con photocall (también de David Morales), el ambiente pasó del romanticismo al modo fiesta rápidamente. A través de los altavoces, las canciones de ayer y de hoy subieron de nivel entre las risas, los bailes y la emoción de todos los presentes. Los abrazos, los besos y las confidencias salieron a escena. El día había sido perfecto y terminó aún mejor, bajo las estrella de una bella noche de verano.

guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales
guardarDavid MoralesReserva tu fecha en El Mirador del Golf
Foto: David Morales

Ricardo y Esther pusieron el sello a su relación con una boda deliciosa en El Mirador del Golf. Rodeados de familiares y amigos, su historia cabalgó por los jardines del complejo e hizo partícipes a todos los presentes. Viajaron a Japón de luna de miel y culminaron la experiencia nupcial por todo lo alto. Ahora les queda el recuerdo de su boda en verano, otro paso más en su historia de amor.

Lugar de la celebración:El Mirador del Golf | Fotografía, vídeo y photocallDavid Morales | Vestido de la novia: Pronovias | Traje de novio: Giovani | Flores: Hortensia Arte FloralAlianzas: Joyería Únicas | Anillo de pedida: José Luis (J&L) | Complementos: Swarovski y Membur | Peluquería: MC Novias (novia) / Victor Reyes Barbería y Estilismo (novio) | Cátering: Cátering Negralejo | DJ: Negralejo / Decoración: Novios y Negralejo

Selecciona a los proveedores que quieres contactar

El Mirador del Golf Fincas bodas