La magia medieval del Cigarral de Ángel Custodio revive con 'The Forest Tale', la historia de un otoño romántico

La magia medieval del Cigarral de Ángel Custodio revive con 'The Forest Tale', la historia de un otoño romántico

El célebre espacio toledano se viste de gala con la participación de dos novias únicas, el diseño de Raquel Ferreiro y la esencia histórica de La Mancha.

  • Lugares
  • Shooting

The Forest Tale es la historia de este otoño, servida en los diferentes capítulos que dan forma a la belleza del Cigarral del Ángel. Como el más antiguo de los cigarrales que pueblan la histórica villa de Toledo, este espacio, colgado a la esencia del río Tajo, es un regalo como marco para contar historias, para celebrar momentos que queden grabados en la memoria. Como referente, su servicio exclusivo de bodas de cuento apoyado en una de las más exquisitas gastronomías de la zona, obra de Iván Cerdeño, estrella Michelín.

Dos novias muestran, descubren y sienten de la mano de David Blázquez, su fotógrafo para esta velada, y de Javier Prieto, decorador de la historia.

El palacete del Cigarral es una obra de arte expuesta al placer de novios aspirantes a historias de cuento. Rodeado de naturaleza cuidada y colorida, surgen patios, escalinatas, salones y jardines en comunión con la belleza histórica de un complejo con memoria.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Una mirada que viaja hasta los tiempos de princesas y trovadores. Porque su fama no es actual, sino que bebe de tiempos pasados, con Garcilaso de la Vega, Tirso de Molina o el Marques de Villena como ilustres admiradores de su magnificencia. La novia, vestida de Raquel Ferreiro, vigila desde una de las terrazas con las salvajes plumas de su conjunto como parte del entorno natural. De alguna nostálgica y maravillosa forma, su imagen forma parte del escenario.

guardarDavid Blázquez
Foto: David Blázquez

Con los tocados de Rebull y los recogidos de Fini Rico, o bien sujeta a los vaivenes de la naturaleza con la melena suelta, la segunda novia se siente curiosa, camina por el complejo con el punto de misterio de lo que se va a encontrar. Enfundada en los zapatos de Serena Whiteheaven, y apoyada en los fulgurantes pendientes de Acus, la delicada y bella pieza nupcial de Raquel Ferreiro adquiere la chispa traviesa y sensual. Lista para afrontar su nueva vida.

guardarDavid Blázquez
Foto: David Blázquez
guardarDavid Blázquez
Foto: David Blázquez

El interior del palacete mantiene el espíritu que le vio nacer allá por el siglo XI, pero envuelto en la acertada reforma de mediados del siglo XX. Porque, desde entonces, se presenta como una casona toledana en la que entra luz a raudales y se disfruta de extraordinarios banquetes entre galas de corte clásico y moderno. Iván Cerdeño es el único chef con estrella Michelín en un cigarral toledano y no hay mejor forma de poner sabor a los ágapes nupciales.

Mientras, en su transitar por el Palacete, una de nuestras protagonistas descubre una de las estancias del cigarral en las que mejor se aprecia esa confluencia de pasado y presente, con vistas al futuro. El tocado de Rebull dilata la filosofía salvaje de la novia, en pleno contacto con los aspectos naturales del exterior del complejo.

guardarDavid Blázquez
Foto: David Blázquez

En un escenario similar, la leyenda conserva la historia de Abd Allah ibn Abd al-Aziz, rey moro de Toledo, y la princesa cristiana Teresa; tras un banquete fastuoso, lanzaron todas las piezas de oro al río para, minutos después, ser recogidos por los barcos en la llamada Pesca del Oro, cuyo botín se repartió entre todos los invitados.

Asimismo, con el pasado coleando, en el palacete se extienden un sinfín de rincones en los que todos los visitantes quedan expuestos al gran despliegue de lujos y comodidades. En corredores, terrazas y patios se respira un aire medieval destilado con la modernidad de los nuevos tiempos. Mantener la tradición y respetar la pureza de siempre es la filosofía de este reducto histórico. Con la magia creativa de Adolfo floristas en el silvestre y misterioso ramo de la novia, la joven pasea y descubre el que podría ser el escenario más importante de su vida.

guardarDavid Blázquez
Foto: David Blázquez
guardarDavid Blázquez
Foto: David Blázquez
guardarDavid Blázquez
Foto: David Blázquez

Desde el Paseo de las Moreras, sembrado por una vasta plantación del árbol productor de la seda, hasta el Patio de los Naranjos, la aventura es un viaje completo. Con los zapatos de tacón de Serena Whiteheaven y la blanca estela de la novia, el recorrido es aún más mágico. Los naranjos cuidados como en ningún lugar alejado de la costa, conviviendo con piedra y fiestas, componen uno de los enclaves más exquisitos.

guardarDavid Blázquez
Foto: David Blázquez
guardarDavid Blázquez
Foto: David Blázquez

Una historia de otoño que continúa en los jardines del Cigarral, con el verde todavía protagonizando una escena regada por árboles de aquí y de allí, frescos y exuberantes, como un oasis en mitad de La Mancha. Con el blanco sofisticado de la novia y con la magia que se respira en su vertiente más natural, la fantasía está servida. Sin duda, el mejor espacio para sentirse puro y libre.

guardarDavid Blázquez
Foto: David Blázquez
guardarDavid Blázquez
Foto: David Blázquez

Como una de las grandes apuestas de este complejo, el camino de cipreses surge como senda mágica, protegida por el verde, un cuidado enlosado y la montaña de fondo. Para la novia es el paseo más romántico.

guardarDavid Blázquez
Foto: David Blázquez
guardarDavid Blázquez
Foto: David Blázquez

Y, manteniendo el carácter sagrado del recinto, imperante hasta el siglo XIX, la Ermita del Ángel Custodio, atribuida a Juan Bautista Monegro, se mantiene en perfecta conservación para sesiones de fotos, visitas de carácter educativo y alguna ceremonia civil y ortodoxa. Un lugar con la leyenda del Cigarral merece espacios tan legendarios como este.

guardarDavid Blázquez
Foto: David Blázquez

El sueño sigue en todo el complejo, donde historia y naturaleza conviven y sirven como espacio de cuento para grandes celebraciones. El Cigarral del Ángel respeta el pasado y se entrega en el presente, con el futuro siempre a punto para enmarcar historias únicas.

Quizás también te interese:

Cosas del destino: la boda de Carol y José

Olivos y lavanda: la preciosa boda de Carol y Tati

Una celebración a orillas del mar: la gran boda de Erika y Jose

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!