Publicidad

Manicura japonesa: devuelve la salud a tus uñas antes del gran día

Descubre qué es eso de la manicura francesa, cuáles son sus orígenes y cómo hacérsela. ¡Los trucos que necesitas para brillar!

  • Tratamientos y Bienestar
  • Guest-blogger
  • Manicura-pedicura

La manicura japonesa es un ejemplo más del arte de esta cultura milenaria a la hora de amar el cuerpo y mantener cuidados el cabello y las manos utilizando los productos más naturales de cara a la boda, por ejemplo. Se trata de una tradición con más de 4 siglos de antigüedad que, desde su creación, se caracterizó por la utilización de la cera de abeja y el talco para tratar y embellecer las uñas.

Publicidad

En un principio, esta manicura estaba reservada solo para los aristócratas japoneses, después llegó a los ciudadanos del país nipón y ahora se practica en todo el mundo por sus beneficios. ¡Descúbrela!

guardarMichaela Nichole Photography
Foto: Michaela Nichole Photography

Es una manicura especialmente recomendable para personas con uñas quebradizas, frágiles o que se realizan con frecuencia tratamientos que emplean esmaltes y productos químicos. Su acabado natural devuelve a las manos un aspecto limpio y sano que cualquier novia desearía lucir el día de su boda.

Proceso

El proceso de la manicura japonesa dura 45 minutos y se desarrolla en las siguientes fases:

– Se liman las uñas
– Se tratan, en caso necesario, las cutículas (con o sin retirada)
– Se realiza un masaje con crema hidratante y, después, en lugar de esmaltar, se aplican los siguientes ingredientes:

Paso 1: pasta para nutrir, reparar y proteger la uña. Contiene cera de abeja, que tiene una triple acción, suaviza, mata las bacterias y previene la aparición de la inflamación. La pasta se pule con una “gamuza” hasta que penetre por completo.

Paso 2: polvo de perla. Su origen es marino, y se utiliza por la cantidad de oligoelementos que contiene, que ayudan a restaurar y a alisar la superficie de la uña, además de a dar ese acabado final pulido y brillante.

Este efecto se mantiene en torno a 1 semana (según el cuidado personal de cada uno). A largo plazo se consigue que la uña esté mejor nutrida, por lo que mejora su fortaleza y su aspecto de manera natural.

Después, bien puedes dejarlas con ese brillo natural o bien apostar por las manicura de novia diferente y especial, acorde a tu estilismo. ¿Por qué no lucir unas uñas rojas o de otro color o, incluso, con alguna decoración singular o aplicación de pedrería? ¡No pierdas más tiempo y cuida tus uñas y tus manos, porque, dicen, que reflejan la edad de toda mujer!

Además, si lo necesitas, ahora también puedes saber cómo preparar el cabello antes de la boda o cómo cuidar la piel para estar radiante cuando llegue el momento.

Publicidad

Escribir un comentario