Mi gran boda vegetariana

Toda clase de frutas para los niños
Toda clase de frutas para los niños

Llevaba tiempo pensando en escribir sobre bodas vegetarianas y nunca encontraba el enfoque adecuado. Hasta que me acordé que uno de mis amigos se casó este verano y organizó una gran boda vegetariana !!!. Así que, ni corta ni perezosa, le pedí su colaboración para que escribiera sobre su boda. Os dejo con la primera parte de su extraordinario relato.

Los novios en un momento de su gran boda vegetariana
Los novios en un momento de su gran boda vegetariana

Cuando decidimos, allá por el otoño de 2009, que nos casábamos en julio de 2010, y siendo nuestra segunda boda (pues ambos éramos divorciados), estaba claro que esta vez iba a ser a nuestro gusto y deleite, pensando que todos los que vinieran disfrutaran, pero siendo totalmente nosotros mismos y sin concesiones al qué dirán o ponernos a pensar por los demás o dejarnos condicionar por la familia, como nos sucedió en nuestra primera boda que es la expresión de la más absoluta inexperiencia.

Ya que ambos somos vegetarianos, y muchos de nuestros amigos también, (el por qué de esta circunstancia ya sería otra historia) pensamos y sentimos que, si nuestros amigos y familiares nos quieren como somos y cuando vienen a casa comen y disfrutan lo que les servimos, no deberíamos cambiar nuestros hábitos para regocijarnos con ellos en tan especial celebración.

El camino hacia el altar
El camino hacia el altar

Lo primero que buscamos fue un sitio ideal dónde celebrarlo, nos pusimos en manos de los Hados (que siempre nos cuidan y protegen) y empezamos a extender las redes de la providencia para ver a dónde dirigían nuestros pasos. Elegimos un pueblo de la zona noroeste de Madrid, Robledo de Chavela, porque un amigo es allí concejal y nos apetecía que nos casara alguien con algún vínculo de afecto, además él nos permitía celebrar la boda civil en los salones del ayuntamiento o en cualquier otro lugar que nos apeteciera… y empezamos a fluir, ya sabéis… be water my friend!!!

La vida nos ha enseñado que lo fácil fluye, los obstáculos indican que nos empeñamos en ir por dónde no debemos. Así, nos encontramos con un sitio que nos puso todas las pegas del mundo, el responsable del espacio nos llegó a proponer, no insinuar, proponer, que cambiáramos la fecha de la boda porque a él no le era rentable ese día.

Pilón de la Calleja
Pilón de la Calleja

Y sumergidos un poquito en la decepción de aquella noche de noviembre, sabiendo que cuando algo no funciona es que algo mejor esta destinado a encontrarte, mi amigo, el concejal, recibió una visita de las musas mientras tomábamos un cafetito para reponernos del frío serrano que estábamos pasando. Llamó a unos amigos que estaban empezando a alquilar una finca para despedidas de solteros y quedamos con ellos para quince días después.

Si el anterior sitio era un dechado de obstáculos, este era todo lo contrario, todo eran facilidades, no había problema, cualquier pregunta o sugerencia era bien recibida… y así nos fuimos ilusionando con el bello y bucólico lugar temiendo preguntar por el coste de aquel paraje de encinas, robles, cielo limpio y montañas protectoras.

Altar en plena naturaleza
Altar en plena naturaleza

Una vez más los Hados nos habían llevado al sitio adecuado y, cuando supimos el precio, mi prometida y yo cruzamos una mirada tan cómplice como feliz y en ese momento, con un apretón de manos de los de antes, comprometimos el lugar como Dios manda, a la antigua usanza de mirarse a los ojos y sellar los pactos. El Pilón de la Calleja es el sitio, y como se puede alquilar en plan casa rural los fines de semana no dejéis de hacerlo al calor de su chimenea a finales de otoño o invierno.

El lugar es tan bello y tan apropiado que tenía hasta una capilla al aire libre, con la majestuosa iglesia fortaleza de Robledo de Chavela al fondo, donde poder celebrar la parte civil de la boda, pero con la espiritualidad que ambos anhelábamos.

Continuará…

Más información sobre

Comentarios (2)

Escribir un comentario

Un encuentro casual que acabó en boda: el gran día de Jordina y Omar
Un encuentro casual que acabó en boda: el gran día de Jordina y Omar
Las casualidades existen y, a veces, !acaban en boda! Los amigos son un tesoro, más aún en el caso de Jordina y Omar, ya que gracias a ellos se conocieron. Era el cumpleaños de una amiga cuando ella se quedó prendada de él y, poco tiempo después comenzaron una relación que acabó en una bonita boda. ¡No os la perdáis!
Una boda ideal en un bosque de ensueño: el gran día de Samara y Miki
Una boda ideal en un bosque de ensueño: el gran día de Samara y Miki
Toda la vida juntos. La historia de Samara y Miki es una de esas con las que toda mujer sueña. Se conocieron en el instituto y durante un partido de baloncesto surgió la chispa. ¡Todo fue ideal desde el primer momento!, desde el que no se han separado ni un solo segundo.
Conoce Fundashop: te mostramos sus regalos y lista de boda, ¡ideas solidarias para un gran día!
Conoce Fundashop: te mostramos sus regalos y lista de boda, ¡ideas solidarias para un gran día!
Descubre todo lo relacionado con los regalos de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce y Fundashop. ¡Tú también querrás poner tu granito de arena en esta labor social relacionada con las bodas!

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información