Muere el físico Stephen Hawking y recordamos su asombrosa historia de amor con Jane Wilde Hawking

Muere el físico Stephen Hawking y recordamos su asombrosa historia de amor con Jane Wilde Hawking

El genial físico se embarcó en una relación en la que su mujer se entregó al completo a él a causa de su enfermedad.

  • Celebrities
  • Celebrities
  • Cultura
  • Pareja

La muerte de Stephen Hawking a los 76 años ha pesado mucho en el mundo en general, no solo en el de la ciencia. El suceso ha tenido lugar esta misma madrugada en su casa de Cambridge y tanto las celebridades como la opinión pública han expresado su dolor por esta gran pérdida.

Desde hoy, el 14 de marzo se conocerá como el día de la muerte de Stephen Hawking, un acontecimiento que coincide con el nacimiento de Albert Einstein (aunque en 1879) y con el día del número Pi (3’14…), infinito como el trabajo de nuestro físico favorito y su concepción de que el universo no tenía fin. ¿Casualidad?

guardarNoticias y protagonistas
Stephen y Jane Wilde Hawking. Foto: Noticias y protagonistas

Stephen Hawking

Stephen Hawking destacó en el terreno de la astrofísica gracias a sus teorías sobre el tiempo y los agujeros negros. Sin embargo, otra de sus grandes hazañas fue la lucha incansable contra la enfermedad de la motoneurona relacionada con la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que le asaltó a los 22 años. Se le dieron dos años de vida, pero él superó todo bache aguantando 54 desde que se le diagnosticara la enfermedad.

Durante ese tiempo, en el que su capacidad motora se diluyó hasta el punto de comunicarse a través de un sintetizador de voz, no se limitó a quedarse postrado en su silla de ruedas, sino que aportó sabiduría y desveló algunas de las grandes cuestiones científicas del siglo XX. Todo ello, motivado con un sentido del humor único, le convirtió en una figura mediática que pasará a la historia por su espíritu de lucha, extraordinaria inteligencia y brillante aportación científica. Una de las grandes mentes del siglo XX que deja un legado inabarcable.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

guardarCordon Press
Foto: Cordon Press

El amor como principal arma

Por otro lado, una de las grandes historias que han poblado la vida de Stephen Hawking ha sido, sin duda, su increíble capítulo de amor con Jane Wilde Hawking, un episodio clave en su vida que el público pudo apreciar gracias a la película de 2014 La teoría del todo. Este idilio es uno de los más impactantes que conocemos y Eddie Redmayne y Felicity Jones se encargaron de llevarlo a la pantalla.

Stephen y Jane Wilde Hawking se conocieron en la Universidad de Cambridge. Él estudiaba Física y ella Filología Hispánica, y, cada uno en su momento, consiguieron su doctorado, él en Física y ella en Poesía Medieval Española.

Pero el diagnóstico de Stephen llegó al poco tiempo de iniciarse la relación, provocando en el físico un rechazo hacia Jane para evitar someterla a una vida llena de contratiempos. Sin embargo, Jane no se amilanó por la enfermedad y decidió continuar la relación, casarse y dedicarse a Stephen al completo. Este quizá sea uno de los mayores sacrificios por amor que se recuerdan.

Para ello, tuvo que convencer a la familia del físico, que asumía la dificultad de enfrentarse a una vida de esas características. Por amor, Jane siguió en sus trece y se dedicó por entero a cuidar de Stephen, el cual proveería a la familia con su trabajo mientras ella se encargaba de todo lo demás, aunque ella acabó sus estudios cuando le fue posible.

guardarLa teoría del todo
Eddie Redmayne y Felicity Jones Foto: ‘La teoría del todo’

Genialidad y sacrificio

El matrimonio tuvo tres hijos a pesar del empeoramiento de Stephen. En esos momentos, los padres de Stephen y los de Jane ayudaban constantemente a la familia. En el caso del padre de Jane, la mujer ha explicado en su autobiografía, Hacia el infinito – Mi vida con Stephen Hawking, cómo su progenitor facilitó la llegada de Stephen a la universidad de Cambridge después de finalizar sus estudios, algo que no se cuenta en la película.

Con el paso del tiempo, la situación se complicaba. Stephen Hawking era un científico de talla mundial (obtuvo 12 doctorados honoris causa), pero su enfermedad y la dedicación de Jane y sus hijos sufrió severos altibajos, sobre todo a partir d 1985. Stephen fue aquejado de un severo problema respiratorio que le tuvo entre la vida y la muerte durante mucho tiempo, provocando una atención aún mayor si eso era posible.

guardarRebrn.com
Stephen y Jane Wilde Hawking. Foto: Rebrn.com

Invitados inesperados

Por aquel entonces, aparecieron nuevas personas en la relación. Por un lado, el ejército de enfermeras y cuidadoras que debían atender las 24 horas a Stephen y que, además de estar encima de la familia en todo momento, se dedicaban a adular al genio. Eso convirtió al científico en una persona arrogante que hizo de menos a su familia. Y, al mismo tiempo, apareció Jonathan Jones, un músico de la iglesia local que empezó a despertar un gran interés en Jane Wilde. Este personaje acabó viviendo prácticamente con la pareja, los hijos y las enfermeras.

Todo se descontroló y Jane vio cómo su capacidad de lucha mermaba, sobre todo por el enfrentamiento que su marido inició injustamente contra ella. Su incuestionable sacrificio y dedicación parecían haber palidecido a ojos del físico y de las enfermeras. Finalmente, con la irrupción de la enfermera Elaine Mason, Jane fue relegada a un segundo plano y Stephen terminó pidiéndole el divorcio. Después de todo lo que ella había hecho por el físico, Jane se sintió tremendamente dolida.

Stephen se acabó casando en 1995 con Elaine Mason, mientras que Jane hizo lo propio con Jonathan Jones. Sin embargo, diez años después, en los que continuó el enfrentamiento entre los principales implicados, el científico se divorció de Elaine Mason por sufrir malos tratos de la propia enfermera.

guardarCordon Press
Elaine Mason y Stephen Hawking. Foto: Cordon Press

Separaciones y encuentros

Desde que se estrenó La teoría del todo y con los lanzamientos de las autobiografías de Jane Wilde y del propio Stephen Hawking, salieron a relucir numerosas frustraciones y verdades que, lejos de catapultar aún más la relación, apagaron el fuego. En la autobiografía de la filóloga, se matizó aún más la realidad del sacrificio de Jane, una de las grandes luchadoras de los últimos años que fue repudiada injustamente.

Sin embargo, el asunto se calmó, y también propició el restablecimiento de la relación el alejamiento de Elaine Mason. Hasta el día de su muerte, Jane Wilde ha mantenido una maravillosa amistad con Stephen, al cual visitaba con asiduidad.

guardarCordon Press
Felicity Jones, Eddie Redmayne. Stephen Hawking y Jane Wild. Foto: Cordon Press

La historia de amor entre Stephen y Jane Wilde Hawking es única por la forma en la que se inició y su posterior complejidad. Ella se ha erigido como una luchadora total que ayudó a seguir adelante a otro luchador. Hoy, el genio nos abandona, pero toda su historia, tanto científica como personal (y sus sombras), seguirá latiendo por siempre.

Quizás también te interese:

Revive las 15 mejores citas de Jane Austen, una de las grandes escritoras de la historia

50 citas célebres sobre amor, ¿con cuál te quedas?

Las 15 frases más inspiradoras de Marilyn Monroe que tienes que seguir a rajatabla

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!