Publicidad

Noche de bodas: 8 cosas que deberías saber antes de que llegue

Seguramente tengáis las expectativas muy altas con respecto a la noche de bodas pero lo normal es que pasen todas o casi todas las cosas que te contamos en este post... ¡no te lo pierdas!

Noche de bodas: 8 cosas que deberías saber antes de que llegue
Foto: Lidia Clemente
  • Vida en pareja
  • Consejos

Sí, ha llegado el momento. Ése del que todos os han dado consejos, que ha sido comentado, criticado y del que se hacen miles de bromas. Cuando la fiesta acaba, se apagan las luces y la música termina, llega el momento de estar juntos a solas en la intimidad: vuestra noche de bodas.

La noche de bodas está repleta de mitos, tradiciones y expectativas que la colocan a un nivel superior, casi sagrado. Todo gira en torno al templo de la cama después de dar el “sí, quiero”. Pero, ¿cómo se desarrolla una noche de bodas en realidad? Seguro que alguna vez has pensado cómo será esa noche y te la has imaginado como tu película preferida de amor, pero ¿es en realidad la noche de bodas tan espectacular como todo el mundo piensa? Debes saber que después de leer el resto de este post, ¡nada volverá a ser como antes…!

1. Expectativas altas

El primer encuentro sexual como marido y mujer es el único escenario erótico aprobado socialmente por todo el mundo, incluso por los abuelos. En algunas culturas, los invitados son testigos de este momento único (y, si no, que se lo digan a Luis XVI y María Antonieta) e, incluso, vitorean a los novios cuando éstos llegan al orgasmo. Esta noche es la noche, como la gran noche de Raphael, el principio de una vida sexual activa que dará lugar a un matrimonio sano y feliz, sin grietas. Seguramente, será la mejor relación sexual que hayáis tenido en vuestra vida, todo saldrá perfecto y clamarán las trompetas en reconocimiento de vuestros actos. Básicamente, lo que allí pase dejará 9 semanas y media a la altura del betún. En esta noche especial, los chicos parecerán espartanos en plena batalla y las chicas, diosas griegas.

Lo más importante que debes saber es que nada será como pensaste. Probablemente hayas exagerado (en tu cabeza) cómo de románticas serían las últimas horas de vuestro gran día, pero no pasa nada, porque muchas veces ¡la realidad supera a la ficción (para bien)!

2. Presión

Alrededor de la noche de bodas hay una nube de presión sobre la pareja, la cual se siente obligada a seguir la ruta establecida por la sociedad. Todo tiene que salir tan perfecto que el intento por alcanzar la perfección puede terminar en desastre. No es que no quieran hacerlo, pero el sexo se alimenta de la espontaneidad, inexistente en esos momentos de presión. La pasión con presión, aparte de crear confusión en la misma frase, no son buena combinación.

3. Cuidado con el alcohol

Está genial que lo paséis bien en la fiesta, que toméis algunas copas y que sirvan para divertiros durante el baile. ¡Cuidado con pasarse! Una copa más de la cuenta y quizás vuestra noche de bodas no sea todo lo especial y romántica que esperabas. Si te sientes sedienta de tanto reír y bailar, ¡toma bebidas sin alcohol!

4. Cansancio

Después de un día tan importante, habiendo pasado tantos nervios y emociones, es normal que al final os sintáis cansados. De hecho, probablemente sólo vais a querer dormir y descansar… La preparación de la boda, las emociones del día, el bailoteo y el alcohol, a veces en grandes cantidades, no motivan un buen desenlace si se pretende empezar algo con sentido. La verdad es que no les importa. El escenario resultante es más propio de una comedia de enredo que de 50 sombras de Grey. De hecho, las noches de bodas se han empezado a convertir en mañanas de bodas, cuando cuerpo y mente pueden actuar con mayor claridad. La presión existe, pero nadie suele acabar maniatado por ella.

 

guardarnovios en la cama
Foto: Lorenzo Guerrero

5. La noche será más corta que cualquier otra

Da igual que vuestra boda sea íntima o multitudinaria, de día o de tarde-noche, porque siempre habrá invitados que quieran pasar un rato más con la nueva pareja de recién casados. Os verán felices y pasándolo bien, por eso la fiesta se alargará hasta bien entrada la madrugada. Vosotros no podréis dejad a vuestros invitados solos y en lugar de tener uno de los momentos de mayor intimidad y pasar horas y horas hablando, ¡tendréis un millar de anécdotas que contaros y poco tiempo para descansar!

6. Risas a la hora de desvestirse

Las mujeres sabemos que la ropa interior para el gran día a veces no es todo lo cómoda que quisiéramos, pero sí bonita, como por ejemplo la lencería para novia. A pesar de lo anterior, las risas están aseguradas a la hora de desabrochar los botones, quitar el vestido y desvestir al novio, así que disfruta de esos momentos y de paso ¡sorprende a tu pareja con un conjunto lencero espectacular!

7. El peinado no siempre es un acierto

Es importante conocer cuáles son las tendencias en peinados para novias, pero también cuál será el más cómodo para ti. Nosotras te aconsejamos que si piensas en tu noche de bodas, lo ideal sería que llevaras el pelo suelto, con alguna trenza o corona de flores y, así, ¡te evitarás complicaciones! No quieras pasar parte de tu noche de boda quitándote horquillas, ¡tu pareja podría quedarse dormido!

guardarnovios en la cama
Foto: Kirayonak Yuliya

 

8. El hambre se apoderará de vosotros

Estaréis bailando mucho tiempo, saludando a todos los amigos y familiares durante el banquete, comeréis poco y beberéis más. Todo ello os producirá un hambre terrible a la hora de ir a la cama, ¿por qué no pedís al lugar donde os alojéis que os lleven algo para comer? ¡No habrá nada mejor que reponer fuerzas con un buen tentempié para después disfrutar de la noche de bodas!

Después de leer todo quizá os estáis preguntando: ¿La ausencia de sexo esa noche puede ser un problema? Y es que algunas parejas tienen miedo de iniciar una dinámica sexual negativa si esto ocurre. ¿Me habrá dejado de atraer? ¿Qué me pasa? Seguramente, no pase nada, pero esa noche tiene tantos fantasmas que pueden ponernos al borde de algún precipicio. Por eso, no hay que tomarse esta noche muy en serio porque lo normal es que llevéis tiempo siendo pareja, que tengáis mucha confianza y cierta rutina, así que no hay que darle más importancia de la que tiene.

La noche de bodas parece un acontecimiento tan importante como el paso del cometa Halley. ¡Que cada pareja viva el fin de su gran día como le venga en gana, sin presiones y con la única pretensión de disfrutar! Si ellos son felices acostándose, perfecto, pero que no lo hagan solo porque tienen que hacerlo. Como decimos, hay tiempo para hacerlo millones de veces.

La realidad y las expectativas no tienen nada que ver y esa comparación puede llevar a decepciones. ¿Nunca has deseado tanto el estreno de una película que, al final, te has dado de bruces contra una pared? Aquí sucede lo mismo, pero es mejor saberlo. No te preocupes por nada y vive tu noche de bodas como a ti te apetezca.

En este vídeo seguimos desmontando mitos de la primera noche de casados, ¡dale al play y diviértete!

Descubre las 10 razones para hacer el amor todos los días y los 5 falsos mitos sobre el matrimonio que debes desterrar para ser feliz.

Selecciona a los proveedores que quieres contactar

Marga Martí Photography Fotógrafos bodas
Lidia Clemente fotógrafa Fotógrafos bodas
Carlos Aragón Fotógrafos bodas
Días de Vino y Rosas Fotógrafos bodas
Noonu Fotografía Fotógrafos bodas
Lucía Romero Fotografía Fotógrafos bodas

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!