Noche de boda: ¡expectativas vs. realidad!

Noche de boda: ¡expectativas vs. realidad!

Cada pareja es un mundo y en esta sociedad de convenciones todavía no se han enterado. ¡Descubre la verdad sobre este momento especial!

  • Vida en pareja
  • Consejos
  • International

Cuando la boda se acaba, todos los recién casados tienen una cita ineludible con la cama. Allí se gestan historias, comienzos, futuros y diversión a raudales.

La noche de bodas está repleta de mitos, tradiciones y expectativas que la colocan a un nivel superior, casi sagrado. Todo gira en torno al templo de la cama después de dar el “sí, quiero”. Pero, ¿cómo se desarrolla una noche de bodas en realidad? Hay muchos factores que entran en juego y algunas parejas nos han aclarado algunos de ellos:

guardarLidia Clemente
Foto: Lidia Clemente

Expectativas

El primer encuentro sexual como marido y mujer es el único escenario erótico aprobado socialmente por todo el mundo, incluso por los abuelos. En algunas culturas, los invitados son testigos de este momento único (y, si no, que se lo digan a Luis XVI y María Antonieta) e, incluso, vitorean a los novios cuando éstos llegan al orgasmo. Esta noche es la noche, como la gran noche de Raphael, el principio de una vida sexual activa que dará lugar a un matrimonio sano y feliz, sin grietas. Seguramente, será la mejor relación sexual que hayáis tenido en vuestra vida, todo saldrá perfecto y clamarán las trompetas en reconocimiento de vuestros actos. Básicamente, lo que allí pase dejará 9 semanas y media a la altura del betún. En esta noche especial, los chicos parecerán espartanos en plena batalla y las chicas, diosas griegas.

guardarKIRAYONAK YULIYA
Foto: KIRAYONAK YULIYA

Presión

“No es oro todo lo que reluce”. Este tipo de leyendas y convenciones han colocado una nube de presión sobre la pareja, la cual se siente obligada a seguir la ruta establecida por la sociedad. Todo tiene que salir tan perfecto que el intento por alcanzar la perfección puede terminar en desastre. No es que no quieran hacerlo, pero el sexo se alimenta de la espontaneidad, inexistente en esos momentos de presión. La pasión con presión, aparte de crear confusión en la misma frase, no son buena combinación.

guardarMarga Martí
Foto: Marga Martí

Dificultades

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Que suele pasar con la presión? ¡Ajá! Las personas se vuelven inútiles y se bloquean. Hoy en día, trabajar bajo presión es “el pan nuestro de cada día”, pero no hace a las personas más eficientes. En el sexo ocurre exactamente lo mismo. Hay que dejarse llevar y fluir con naturalidad. ¿Alguien obliga al agua de los ríos a circular por su lecho? No: es natural. Si los recién casados asumen esta naturaleza, sus encuentros sexuales acabarán en cascadas de éxtasis extremo. Si tienen que hacerlo esa noche, que lo hagan, pero siempre que esa presión no les obligue a hacerlo.

guardarNoonu Fotografía
Foto: Noonu Fotografía

La verdad sobre el dormitorio nupcial

Por suerte, las parejas de hoy en día se han quitado esa armadura de la presión y llegan a la cama ligeras, a menudo demasiado cansadas o perjudicadas como para entrar en faena. La preparación de la boda, las emociones del día, el bailoteo y el alcohol, a veces en grandes cantidades, no motivan un buen desenlace si se pretende empezar algo con sentido. La verdad es que no les importa. El escenario resultante es más propio de una comedia de enredo que de 50 sombras de Grey. De hecho, las noches de bodas se han empezado a convertir en mañanas de bodas, cuando cuerpo y mente pueden actuar con mayor claridad. La presión existe, pero nadie suele acabar maniatado por ella.

guardarValeri Potapova
Foto: Valeri Potapova

¿La ausencia de sexo esa noche puede ser un problema?

Algunas parejas tienen miedo de iniciar una dinámica sexual negativa si esto ocurre. ¿Me habrá dejado de atraer? ¿Qué me pasa? Seguramente, no pase nada, pero esa noche tiene tantos fantasmas que pueden ponernos al borde de algún precipicio. No obstante, otras parejas son conscientes de que la rutina llega antes, siempre y cuando la relación tenga cierto tiempo, y con la convivencia de por medio. El matrimonio no es el problema y mucho menos esta noche.

La rutina es una realidad que puede alegrarse de mil formas, pero no es un problema en sí. En estas circunstancias, la pareja es dueña del momento y pueden utilizarlo cuando crean conveniente. De hecho, poco a poco, aparecen otras formas de complicidad que satisfacen de igual forma que el sexo, aunque no lo parezca en un principio. Ésas son, sin duda, las señales del amor.

guardarLucía Romero
Foto: Lucía Romero

Luna de miel

Las parejas consultadas han trasladado el asunto de la presión y las expectativas a la luna de miel. En ella, también se ha establecido que los recién casados pasen día y noche encerrados en el dormitorio. Esta etiqueta social no es positiva para que todo fluya naturalmente. Cuando las cosas pasan porque tienen que pasar, es mucho más fácil que tiemblen los cimientos del edificio. Al añadir presión, todo acaba siendo más mecánico.

Las lunas de miel están para disfrutar en pareja, sí, pero normalmente fuera del hotel. De hecho, no tiene mucho sentido gastarse miles de euros en un viaje increíble para pasar todo el tiempo en la habitación. Un viaje de novios implica aventura y ésta da lugar al cansancio, lo quieras o no. Evidentemente, se puede rematar el día con sexo, pero no siempre es posible. ¡No pasa nada! Tenéis toda la vida para hacerlo, pero ese viaje no va a estar siempre ahí para vosotros.

guardarDías de Vino y Rosas
Foto: Días de Vino y Rosas

Conclusión

La vida es una película de Disney. El mundo está diseñado por unas pautas aparentemente inamovibles, culpables del funcionamiento de la sociedad. Si no las cumples, quizá no alcances la felicidad al completo. ¡Mentira! Los príncipes azules y las carrozas son buenos productos de ficción, pero la vida tiene mucha tela que cortar. Cada pareja es única y muchas, por desgracia, se ven obligadas a seguir unas normas establecidas sin que nadie las haya pedido. Muchas relaciones mueren por ese motivo.

La noche de bodas parece un acontecimiento tan importante como el paso del cometa Halley. ¡Que cada pareja viva el fin de su gran día como le venga en gana, sin presiones y con la única pretensión de disfrutar! Si ellos son felices acostándose, perfecto, pero que no lo hagan solo porque tienen que hacerlo. Como decimos, hay tiempo para hacerlo millones de veces.

guardarCarlos Aragón
Foto: Carlos Aragón

La realidad y las expectativas no tienen nada que ver y esa comparación puede llevar a decepciones. ¿Nunca has deseado tanto el estreno de una película que, al final, te has dado de bruces contra una pared? Aquí sucede lo mismo, pero es mejor saberlo. No te preocupes por nada y vive tu noche de bodas como a ti te apetezca.

En este vídeo seguimos desmontando mitos de la primera noche de casados, ¡dale al play y diviértete!

Descubre las 10 razones para hacer el amor todos los días y los 5 falsos mitos sobre el matrimonio que debes desterrar para ser feliz.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Lucía Romero Fotografía Fotógrafos bodas
Carlos Aragón Fotógrafos bodas
Noonu Fotografía Fotógrafos bodas
Marga Martí Photography Fotógrafos bodas
Lidia Clemente fotógrafa Fotógrafos bodas
Días de Vino y Rosas Fotógrafos bodas

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!