Publicidad
Phubbing: ¿por qué arruina las relaciones?

Phubbing: ¿por qué arruina las relaciones?

El progreso tecnológico es imparable y desde hace algunos años muchos de nosotros podemos prescindir en ningún momento de nuestro smatphone de última generación. En las comidas familiares, las reuniones de trabajo, una cena romántica con nuestra pareja e incluso en el cine.

Phubbing: ¿por qué arruina las relaciones?
  • Vida en pareja
  • Pareja

El progreso tecnológico es imparable y desde hace algunos años muchos de nosotros no podemos prescindir en ningún momento de nuestro smartphone de última generación. En las comidas familiares, las reuniones de trabajo, una cena romántica con nuestra pareja e incluso en el cine o el teatro. ¡No sabemos estar sin consultarlo un minuto!

Publicidad

Está dependencia está creando problemas de convivencia en la familia y también entre los amigos y compañeros. Resulta incómodo cuando en una comida alguien nos ignora o no nos escucha porque está mirando sus redes sociales. Se ha convertido en un fenómeno tan común y habitual que se ha bautizado en EEUU como Phubbing que no es más que la fusión entre la palabra teléfono (phone) y esnobismo (snubbing). Surge con el nacimiento en el año 2007 del smartphone o teléfono inteligente que nos permite estar conectados a cualquier hora a Internet y en cualquier lugar.

guardar
Foto via Shutterstock Iakov Filimonov

Para los expertos, consiste en el acto de menospreciar a quien nos acompaña al prestar más atención al móvil u otros aparatos electrónicos que a su persona. En EE.UU. ya son muchas muchas las plataformas virtuales que combaten activamente este hábito tan descortés y maleducado. La justificación es que existe un protocolo básico a la hora de comer que indica que hay que tener respeto por los demás comensales. Por ejemplo, no hay que empezar a comer cuando todos estén servidos. Por lo tanto, tampoco se podrá ignorar a otro comensal en la mesa mirando el smartphone delante de los demás. Por lo menos debemos excusarnos por tener esta actitud tan descortés ante los demás comensales.

Algunas personas no pueden evitar actualizar sus redes sociales durante una comida o una cena como Facebook, Twitter o Instagram, e incluso no son capaces de dejar sin contestar los mensajes de Whatsapp. Un comportamiento que suele ser consecuencia de un uso obsesivo o dependiente del teléfono móvil y que incluso puede perjudicar la salud. Por ejemplo, el uso continuado del smartphone puede dañar nuestra vista y puede provocar un dolor en el cuello constante.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Además, esta conducta si se convierte en habitual puede dañar las relaciones, especialmente las de una pareja. En una relación, la comunicación es fundamental y si un miembro de la pareja siente que no se les escucha los daños son irreparables. El Phubbing se está convirtiendo en un problema para muchas relaciones de pareja.

guardar
Foto: Francesca Francesca

El phubbing y las relaciones de pareja

Incluso está creando un sentimiento de desconfianza hacia la pareja que se puede traducir en celos. ¿A quién prefiere contestar mi pareja antes de escuchar mi conversación? Esa desconfianza y esos celos son la causa de muchos roces y peleas entre las parejas hoy en día. Sentirse ignorado por la persona que quieres y tienes delante porque prefiere contestar un mensaje de Whatsapp o actualizar sus redes sociales, es toda una prueba de fuego. Cuando uno se da cuenta de que ese trato incómodo se debe a una comunicación con una antigua novia o un nuevo amigo, se puede convertir en un problema grave.

Una relación sana y duradera se basa en la confianza y la comunicación. El fenómeno Phubbing une a las personas a través del smartphone pero muchas veces nos separa sin remedio de los que más queremos. Por eso, cuando estamos con nuestra pareja tenemos que controlar ese impulso a mirar nuestro Smartphone constantemente. Cuando terminemos nuestra cena romántica podemos mirar nuestro móvil sin problema, pero durante la misma lo mejor es controlarnos y no mirarlo. Si algo es urgente, ya nos llamarán por al teléfono directamente.

Otro problema surge cuando nuestra pareja quiere compartir cada uno de estos momentos románticos en nuestras redes sociales. Hay que dejar claros desde el primer momento los límites porque a lo mejor no queremos que nuestros compañeros de trabajo vean que estamos en una cena romántica con nuestra pareja. Es importante hablar en la relación de lo que queremos compartir en nuestras redes sociales como pareja y lo que no. Por ejemplo, a lo mejor no nos apetece que la familia o los compañeros de trabajo se enteren de dónde estamos en todo momento.

guardar
Foto: Simone Rossi fotógrafo

La relación de la pareja requiere compromiso y dedicación y nuestra pareja se debe sentir escuchada en todo momento. No lo olvides. Nunca nuestras atenciones serán demasiadas pero una sola actitud de olvido o indiferencia puede ser el fin de una relación. Si quieres que tu relación sea duradera, apaga el Smartphone cuando estés con tu pareja y disfruta de su compañía.

Una buena idea es tomar la iniciativa y empezar por ser tú el que guarde el teléfono y siempre el último en sacarlo. Incluso intenta hacerle ver a tu pareja su problema y como está afectando a vuestra relación de pareja si no es capaz de dejarlo sin enfados ni críticas. Tu vida virtual siempre puede esperar, esa cena maravillosa con tu pareja no.

Quizás también te interese:

¿Selfies? ¡No! La nuevas fotos que triunfan son las ‘jelfies

10 errores que hay que evitar en una relación: ¡Mejora la comunicación!

¿Qué es eso de la asertividad y como mejora tu vida? Lo hace aunque no lo creas

Publicidad

Escribir un comentario