Porque las segundas oportunidades SÍ pueden ser buenas

En el amor estamos hartos de escuchar los refranes agoreros de turno, más bien convertidos en chascarrillos y en material para Sancho Panza. Por si todavía no te habías dado cuenta, el amor es tan complejo que no hay dos idénticos, por mucho que algunos se esfuercen en parecer fotocopias. No, no, y mil veces no: el amor y las relaciones son diferentes y, por tanto, el refrán “segundas oportunidades nunca fueron buenas” puede irse a paseo. Si el Padrino II es, incluso, mejor que la primera parte, ¿cómo no vas a gozar tú de una segunda entrega exitosa? Prepara las palomitas y descubre los pasos que hay que seguir para que la segunda oportunidad sea la buena.

nenetus
Foto vía Shutterstock: nenetus

Haber disfrutado de la soltería

Para que la segunda parte funcione, tienes que haber pasado página durante algún tiempo. No es válido que, durante el período sin él/ella, te hayas dedicado a vagar de un lado a otro como un zombie. Tienes que haber disfrutado, descubierto cosas nuevas, experimentado, salido, visto, oído, sentido… Tienes que haber hecho viajes con familia, amigos y pequeños amores. Después, si el destino os vuelve a unir, no tendrás la sensación de haberte perdido nada y de retroceder. Tu relación renovada será una nueva aventura. Ya habrás vivido todo lo que creías que no habías experimentado.

Perdón

Hay relaciones que se desgastan sin que realmente nadie tenga la culpa. Da igual: pide perdón. Alguna tontería harías para descuidar vuestra historia de amor, avocada a un final feliz en sus primeros coletazos. Hay detalles que se ignoran y que se amontonan para luego reventar los cimientos de la relación. Pide perdón por las tonterías que, al final, dejan de serlo.

Si ha habido alguna infidelidad o alguna reacción negativa que motivó la ruptura, pide perdón con más razón. Pero que sea de verdad, sin dobles caras ni medias verdades. Demuestra que lo sientes de una manera sincera, total, que te desgarre al pensar lo que la otra persona sufrió. Ponte en su lugar. De esta forma, si la otra persona percibe verdadero arrepentimiento, podría querer intentarlo de nuevo.

Rawpixel.com
Foto vía Shutterstock: Rawpixel.com

Dejar lo malo en el pasado

No hay que obviar el pasado, pero cuando se ha dado el arrepentimiento pertinente (si era el caso), mejor dejarlo atrás y evitar problemas que pueden llevar a juzgar, dañar, hacerse año a uno mismo y, en definitiva, sacar todo lo que hizo fracasar la relación en en pasado.

Madurar

Durante el tiempo de soltería, tienes que haber madurado. Todas esas experiencias, los nuevos amores, los “rolletes”, los viajes, los malos momentos y, sobre todo, el fin de la relación que vas a volver a retomar deberían haber cambiado tu estado mental, mucho más amueblado en esta época de tu vida. Eres una persona nueva, con la misma esencia, eso sí, pero fuerte, segura de sí mismo, consciente de sus defectos y de sus errores del pasado.

Ivanko80
Foto vía Shutterstock: Ivanko80

Corregir errores

Ahora toca trabajar. Retomar una relación no implica continuar desde donde se dejó. Es decir, si volvéis y no vivíais juntos, nada de empezar por ahí. No, debes retroceder, mirar con perspectiva y arreglar lo que os llevó a ese estado trágico. De hecho, quizá os vendría bien ir más despacio, o al revés, más deprisa si el problema era la lentitud de tu relación. ¡Pero ojo con las decisiones importantes! Esas deben esperar un tiempo.

Mejorar la comunicación

Cuando las relaciones fallan, la comunicación se deteriora y se debe cambiar por una nueva. Eso es lo que debe pasar en esta nueva opotunidad, donde os contéis prácticamente todo y dejéis en la sombra solo aquello que genere misterio, pero no inseguridad ni desconfianza.

MNStudio
Foto vía Shutterstock: MNStudio

Decisión conjunta

La vuelta de la relación puede surgir porque alguien llame al otro y, a partir de ahí, se decida retomar el contacto. También ha podido resurgir la chispa al mismo tiempo, ya sea porque os habéis cruzado de improviso o porque mantenéis cierto contacto y el destino se ha preparado para vuestra segunda oportunidad. Todo esto está bien,

Sin embargo, lo que debes evitar es reanudar una relación por la presión de uno de los implicados, y no siempre tiene por qué ser “el que fue dejado”. A veces, “el que dejó” la relación se arrepiente y trata de conseguir lo que tenía de una manera insistente. En cualquier caso, aléjate de las manipulaciones y el agobio. Deciden dos, no solo uno. Y, por supuesto, no vuelvas con alguien por pena. No es el camino.

Cuidar el sexo

Es absurdo pensar en la mala calidad del sexo cuando comienza una relación, pero en muchas parejas, o en casi todas, la rutina llega como un vendaval y afecta a todos los ámbitos del día a día. El sexo no es lo más importante, pero sí una parte clave, como otras más emocionales, que ayudan a que casi todo vaya bien. Si solo hay entendimiento en la cama, seguro que esa persona no es para ti; pero si hay conexión más allá, solo hay que trabajar un poco más los encuentros amorosos si fallaron en el pasado. Inténtalo y no te olvides de cuidar este aspecto el mayor tiempo posible.

Dean Drobot
Foto vía Shutterstock: Dean Drobot

Sigue a rajatabla estos consejos y recibe la segunda oportunidad con los brazos abiertos. Recuerda que los refranes no siempre esconden la solución, sino que instalan miedo y generan estereotipos. ¿De verdad tú eres tan normal? ¡Seguro que no!

Quizás también te interese:

Los 10 motivos que te harán creer en las segundas oportunidades

11 cosas buenas que hacen los hombres sin darse cuenta

4 pequeñas buenas ideas que marcarán la diferencia en tu boda

Más información sobre

Escribir un comentario

Porque el mejor matrimonio necesita el mejor descanso: ¡descubre las claves para conseguirlo!
Porque el mejor matrimonio necesita el mejor descanso: ¡descubre las claves para conseguirlo!
¡La primera cama de una pareja es muy importante! No descuides ningún detalle de tu relación y echa un ojo a los mejores complementos de Bedland para soñar con todos los honores.
Porque la perfección en las relaciones no existe y no nos importa
Porque la perfección en las relaciones no existe y no nos importa
La ficción nos ha llenado la cabeza de estereotipos románticos que se han convertido en norma general. ¡Acaba con esa farsa y disfruta tu vida en pareja como quieras!
Las tentaciones que pueden arruinar tu matrimonio, ¡evítalas a toda costa!
Las tentaciones que pueden arruinar tu matrimonio, ¡evítalas a toda costa!
Una relación de pareja es muy difícil de llevar, no todo es quererse, hay que respetarse y evitar cualquier tentación que se te ponga por delante que pueda afectaros. Por eso, te contamos las 5 tentaciones que te harán pecar en tu matrimonio, ¡evítalas!

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información