¿Puede un escaner cerebral detectar si estás enamorado?

¿Cómo saber si estamos listos para casarnos? Eso no es fácil de responder, pero según los psicólogos, el amor es un estado motivacional asociado con el deseo de entrar o mantener una relación cercana con una persona específica. Sin embargo, esto no proporciona una visión de la biología subyacente de este intrigante estado.

El antiguo tema del amor romántico, ha sido retratado en la poesía, las canciones, las historias, los mitos, las leyendas de la civilización humana durante miles de años, y cualquier película de Meg Ryan. Ha sido considerado como la inspiración para algunos de los logros más extraordinarios de la humanidad, y juega un papel importante en la supervivencia humana, la reproducción, el desarrollo y la evolución. Desde una perspectiva evolutiva incluso, el amor romántico puede ser visto como un mecanismo desarrollado para elegir al compañero que ofrezca las mejores oportunidades de supervivencia a la progenie.

Imagen: Fabián Luque
Foto: Fabián Luque

En el último siglo, el amor romántico también se ha convertido en un tema de interés para los científicos. Se ha demostrado que el amor desempeña un papel en la mediación de la recompensa y la motivación dirigida por objetivos. Puede alterar la cognición y el comportamiento, o promover una atención intensamente enfocada en el individuo preferido, acompañado de euforia, deseo, obsesión, compulsión, distorsión de la realidad, dependencia emocional, cambios de personalidad y asunción de riesgos. ¡La locura! Todos hemos visto en las películas románticas al chico correr por la pista de aterrizaje de un aeropuerto para pedir la mano de su chica. El amor romántico es, por lo tanto, un sentimiento complejo, que involucra componentes emocionales, cognitivos y conductuales.

En los últimos años, los investigadores han dedicado una creciente atención a los sustratos neurobiológicos y los procesos neurológicos del amor romántico. En el año 2000, los investigadores Bartels y Zeki  publicaron el primer estudio de resonancia magnética funcional que investigaba el cerebro de una persona que observaba la fotografía de alguien a quien amaba. Tras ellos, muchos otros investigadores estudiaron aún más el patrón de actividad cerebral de aquellos que están enamorados. Las revisiones de estos estudios concluían que el amor se acompañaba de una activación significativamente mayor en ciertas regiones cerebrales, donde primero mediaba la regulación de la recompensa, la motivación y la emoción, y segundo; la cognición social, la atención, la memoria, las asociaciones mentales y la representación del yo.

Imagen: Bamba y Lina
Foto: Bamba y Lina

Por lo tanto, está claro que el amor es una mezcla compleja de componentes cognitivos, emocionales y de comportamiento, pero ¿cuál es la base neurológica para ello? ¿Tiene el cerebro algún modo específico de trabajar cuando estamos enamorados? ¿Podría la ciencia medir si estamos listos para casarnos? A fin de cuentas, aún no se sabe si el amor romántico puede afectar la arquitectura funcional del cerebro, que es lo que el estudio publicado en Frontiers in Human Neuroscience, trató de averiguar:

¿Puede un escaner cerebral detectar si estás enamorado?

Después de escanear los cerebros de 100 estudiantes, los investigadores aseguran que sus hallazgos ayudan a arrojar luz sobre los mecanismos neuronales subyacentes del amor romántico y demuestran que los métodos utilizados podrían representar una forma válida de investigar el amor. 

Para el estudio, un equipo internacional de investigadores de instituciones de China y Nueva York entrevistó a 100 estudiantes universitarios saludables de la Universidad del Suroeste. Los voluntarios fueron divididos en tres grupos diferentes, independientemente de la edad, la educación o el nivel económico, y basados solo ​​en su estado actual de relación romántica:

  1.  “Enamorados” categoría, que consiste en individuos que están profundamente enamorados.
  2.  “Amor terminado”, compuesto por aquellos que recientemente habían terminado una relación y ya no estaban enamorados.
  3.  “Único”, formado por individuos que nunca habían estado enamorados.

A continuación, se investigó la actividad cerebral de todos los participantes, mientras no estaban pensando en nada, de modo que los científicos pudieran obtener una visión general de su Arquitectura Funcional.

Imagen: Rubén Mejías
Foto: Rubén Mejías

Encontraron que, comparado con los otros grupos, aquellos dentro del grupo “Enamorados” presentaban una actividad creciente a través de varias regiones, incluyendo aquellas implicadas en la recompensa, la motivación, la emoción y el funcionamiento social. Además, cuanto más tiempo habían estado enamorados, mayor era la actividad observada. A la inversa, para aquellos en el grupo de “Amor terminado”, cuanto más largo era el tiempo desde la ruptura, menor era la cantidad de actividad en esa área.

Aunque estos resultados son ciertamente interesantes, es necesario señalar que el estudio tiene varias limitaciones importantes. No se llevó a cabo en el tiempo, por lo que no conocemos los niveles de actividad cerebral de los participantes antes de haberse enamorado. Además, el estudio también depende de la subjetividad de cada estudiante a la hora de calificar el “estar enamorado”.

Noonu Fotografía
Foto: Noonu Fotografía

En resumen, los autores han calculado la Homogeneidad Regional y la Conectividad Funcional utilizando el estado de reposo de imágenes de resonancia magnética funcional  para investigar el amor cerebral, y han encontrado la primera evidencia empírica de las alteraciones relacionadas con el amor en la arquitectura funcional subyacente del cerebro. O en otras palabras, han podido observar gráficamente cómo funciona el cerebro humano cuando está enamorado. Los hallazgos aclaran muchas dudas sobre los mecanismos neurofisiológicos subyacentes del amor romántico mediante la investigación de la actividad cerebral intrínseca y demuestran la posibilidad de aplicar un enfoque de estado de reposo para investigar el amor romántico.

Es decir, que además de para averiguar si tenemos un derrame cerebral, pronto podremos acudir al neurólogo, para averiguar si estamos preparados para pasar decirnos “sí, quiero”. Por si no lo tenemos claro, la ciencia nos lo podría aclarar desde un punto de vista biológico.

Si te ha gustado este tema no te puedes perder: así es cómo tu cuerpo reconoce al amor de tu vida según la ciencia y aprende a detectar 7 señales de infidelidad.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Más información sobre

Escribir un comentario

¿Te has enamorado alguna vez por Internet? ¡Tiene muchas ventajas!
¿Te has enamorado alguna vez por Internet? ¡Tiene muchas ventajas!
Porque el amor virtual existe más de lo que piensas y es mucho más satisfactorio de lo que cuentan las habladurías.
10 consejos para un candy bar de ensueño: lo que no puede faltar en tu mesa de dulces
10 consejos para un candy bar de ensueño: lo que no puede faltar en tu mesa de dulces
No dudes que tu boda tiene que ser la mejor, incluye detalles inolvidables y muy dulces con un Candy bar de ensueño que todos recuerden! Apunta estos 10 consejos.
Foto Diana Nobre
10 simples cosas que un hombre puede (y debe) hacer para conquistar a la mujer de su vida
Puesto que los pequeños gestos marcan la diferencia, ¿por qué no aplicarlos en la relación con tu pareja en el día a día? ¡Mira qué ideas para conquistar a tu novia!

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información