¿Qué tener en cuenta para contratar a una wedding planner? ¡3 detalles importantes!

Cuando una pareja decide casarse, les guste o no, tienen que lidiar con un tercero en su relación: el presupuesto. Por ello, hemos decidido analizar cuánto cuesta casarse hoy en día y proporcionar algunos consejos para administrar mejor el temido presupuesto. Sin embargo, entrando en materia nos surge otra pregunta… ¿Qué tener en cuenta a la hora de contratar a una wedding planner?

Foto: Instantanea y toma primera
Foto: Instantánea y Tomaprimera

Partimos de la base de que en Zankyou pensamos que sólo hay ventajas a la hora de optar por un wedding planner para el gran día y, tras ello, vamos a ayudarte a elegir la mejor opción. Continuando con el tema de los gastos, éstos a menudo nos limitan, por lo que es bueno tener en cuenta todos los aspectos. A la hora de decantarte si sí o si no es necesario saber cuánto cuesta un organizador de boda.

En primer lugar, cabe decir que será vuestro brazo derecho, o casi un ángel de la guarda, en los preparativos. Se encarga de la organización de la boda hasta el último detalle, de acuerdo con los gustos y deseos de cada pareja, de la elección del lugar, de buscar a los proveedores más adecuados a las necesidades de los novios, teniendo en cuenta el estilo de boda que se quiere lograr y el presupuesto que tiene disponible.

Foto: Comité fotográfic
Foto: Comité fotográfic

1. La relación calidad-precio

Vayamos directamente al grano. Es la cuestión que más preocupa a los novios, pero también la más difícil de responder, ya que depende de una serie de factores. La diferencia de coste varía ya que un wedding planner tiene contacto con diferentes proveedores y compara precios para ofrecer a los clientes la mejor relación calidad-precio. La novia sola, por su parte, suele estar confusa con un millar de preguntas y de variedades, lo cual puede que no le deje el tiempo necesario para comparar.

Es necesario hacer estas investigaciones y la novia no tiene las herramientas o conocimientos o, simplemente, la paciencia para ello. Por otro lado, hacemos hincapié en que una wedding planner experimentada tiene una cartera de proveedores creada con los años y trabaja a menudo con empresas de su confianza con las que establece una colaboración resultado de la empatía y aprecio.

Foto: Felipe Luz
Foto: Felipe Luz

No hay un precio estándar ya que no hay dos profesionales iguales, y es muy difícil la calcular el coste, especialmente en términos de “tiempo”. Sería positivo tener unas tasas de mercado realistas unificadas para este tipo de profesionales, pero por el momento no las hay.

Una de las cosas más difíciles de calcular es el valor del consejo del profesional y depende también mucho de las exigencias de la pareja. El número de invitados, la distancia el lugar de la ceremonia, el tamaño del evento, las necesidades de las parejas… Todo ello son varios de los elementos que contribuyen a determinar el coste del profesional.

La flexibilidad es clave en el trabajo de una wedding planner, adaptando la oferta a las necesidades de los clientes, y esto también significa que varía el presupuesto. Por este motivo, una reunión inicial con los novios es clave para determinar el coste del servicio.

Foto: Lucía Romero
Foto: Lucía Romero

Un wedding planner, como cualquier otro profesional serio es remunerado en base a su experiencia y conocimiento del mercado. Algunos de los mas experimentados pueden tener precios muy elevados, pero una vez aceptado su presupuesto, ofrecerá un servicio acorde a lo que queréis.

Los wedding planners son el alter-ego de los novios, sus consultores, y trabajan por y para sus intereses, por lo que es también importante que mantengan un buen vínculo con los proveedores con el fin de ofrecer más fiabilidad y dedicación a los clientes.

El porcentaje del presupuesto a dedicar por parte de los novios a los servicios del organizador de la boda es un tema difícil de tratar. En ocasiones se considera que el trabajo del wedding planner es un hobbie o un trabajo secundario que arregla las flores o algunos detalles, pero ¡esa no es la realidad! Un profesional dedicado a la organización de bodas, que hace su trabajo con pasión de promedio debería ocupar un 10% del presupuesto total de la boda, poniendo como ejemplo una boda de 100 personas.

Foto: Click 10
Foto: Click 10

2. ¿Cómo funciona la contratación?

Uno de los clichés que rodean al trabajo como organizador de bodas es que únicamente trabajan tres meses al año, ya que todavía hay muchos que creen que un matrimonio se organiza con una varita mágica, que consiste en hacer algunas llamadas y voilá.

Sin embargo, el trabajo que hay detrás de la organización de un evento tan complejo e importante es realmente enorme. El momento de solicitar los servicios de un wedding planner suele ser de 10 a 12 meses de antelación, y todas las variables afectan a cada preparación de un presupuesto.

No se puede negar que la wedding planner es el proveedor que más trabaja en cuanto a número de horas para sus clientes. Desde el momento en que se acuerda el servicio pasan varios meses y la responsabilidad es completamente suya, por lo que es importante contar con un equipo sólido que va a dar el máximo en cada evento.

Foto: Laura Chacón
Foto: Laura Chacón

Es importante saber cuánta responsabilidad conlleva un día tan importante y tener en cuenta que los novios van a necesitar muchas horas de atención para interpretar y satisfacer sus deseos. El organizador pasa mucho tiempo escuchando a la pareja, para estar seguro de entender exactamente lo que quieren en su día más importante, y esto se traduce en más horas de trabajo. Por lo tanto, los costes estarán ajustados al compromiso y la responsabilidad por parte del profesional.

3. El feeling con la pareja

Para terminar diremos que hay un aspecto que no se puede cuantificar de ninguna manera, pero que es quizás el más importante para la pareja: la conexión entre la wedding planner y los novios. Y es que para crear una boda única es necesario entender sus necesidades específicas y encontrar la fórmula que convierta sus sueños en realidad.

Hay mucho trabajo que hacer y una complicidad auténtica con la novia y el novio es un quid que a menudo marca la diferencia. No es casualidad que los organizadores mantengan contacto con sus clientes, incluso después de que el gran día.  

Foto: Alicia Nacenta
Foto: Alicia Nacenta

Dicho esto, ¿contratarías un wedding planner para organizar tu boda? Si estás en plena organización de tu boda, te interesará también 10 preguntas que debes hacer para elegir el lugar perfecto de tu boda 5 cosas a tener en cuenta para un reportaje fotográfico 100% perfecto.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Más información sobre

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información