Rafael Badía y Antonio Castillo: la fotografía y el vídeo para recordar tu boda tal y como fue

Rafael Badía y Antonio Castillo: la fotografía y el vídeo para recordar tu boda tal y como fue

El fotógrafo y el videógrafo de tu boda entregan reportajes más completos si trabajan juntos y comparten una misma filosofía.

Rafael Badía y Antonio Castillo: la fotografía y el vídeo para recordar tu boda tal y como fue
  • Foto y vídeo
  • Sponsored

Rafael Badía Antonio Castillo son un equipo. El primero se encarga de las fotografías de las bodas a las que acuden juntos, mientras que el segundo se centra en el vídeo y en la cinematografía de esos grandes días. Bajo sus nombres y apellidos muestran su historia, su trabajo y su pasión por la belleza de captar la realidad a través de imágenes.

guardarRafael BadíaPide cita para tu día a Rafael Badía
Foto: Rafael Badía

La naturalidad

Los dos profesionales forman el tándem perfecto en las bodas gracias a la filosofía que comparten. Ambos aprovechan el arte de la naturalidad para componer sus historias, un logro que les convierte en artistas delicados, reflexivos y observadores que luchan por ser fieles a al realidad.

Las personas son importantes en todo este asunto, ya que esa naturalidad depende de su tranquilidad y de su desinhibición frente a la cámara. Aunque, como ocurre en gran parte de las fotografías memorables, lo mejor es que tanto el fotógrafo como el videógrafo pasen desapercibidos. Así es como la realidad puede atraparse de la mejor forma posible.

La inspiración que supuso su propio trabajo hace años, en su primera boda, la cual llegó por casualidad, supuso un salto hacia una profesión que hoy les sigue dando maravillosos frutos. Rafa y Antonio hacen arte de la vida y las bodas son el culmen de la felicidad.

guardarRafael BadíaPide cita para tu día a Rafael Badía
Foto: Rafael Badía

El amor

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

El amor es la nota dominante de las bodas, pero no siempre es fácil dejarlo fluir. Este requiere la confianza de los profesionales contratados y la comodidad de un ambiente agradable. Por ese motivo, Rafa y Antonio ofrecen los servicios de preboda para romper el hielo con ambos y sentirse realmente seguros en su gran día. Así es como el amor empieza a asomar y, por supuesto, se libera totalmente en el día B.

En este sentido, la clave es que cada pareja sea ella misma y deje fluir sus sentimientos de forma natural, sin presión ni poses. Así surgen los besos, las caricias y las miradas que solo los buenos fotógrafos y videógrafos saben atrapar. Siempre atentos, con las cámaras preparadas, y concentrados para que los momentos que pasan desapercibidos no desaparezcan jamás.

guardarRafael BadíaPide cita para tu día a Rafael Badía
Foto: Rafael Badía

Satisfacción

Las caras de los novios al comprobar el material de su gran día es parte de la satisfacción de este tándem artístico. Una satisfacción que nace de la pasión por un trabajo repleto de matices y el poder del mismo a la hora de guardar recuerdos. Porque hay detalles que vuelan, gestos que desaparecen y que, gracias a la fotografía y el vídeo de bodas, pueden visitarse en cualquier momento. Así la naturalidad de esos instantes es parte de su inspiración y el motivo por el que seguir creciendo y mejorando.

guardarRafael BadíaPide cita para tu día a Rafael Badía
Foto: Rafael Badía
guardarRafael BadíaPide cita para tu día a Rafael Badía
Foto: Rafael Badía
guardarRafael BadíaPide cita para tu día a Rafael Badía
Foto: Rafael Badía

Tensión, diversión y cariño

Las bodas son acontecimientos irrepetibles, que solo se viven una vez. Y, en este sentido, tanto fotógrafos como videógrafos tienen la mayor presión y el trabajo más difícil. Porque hay tomas que no se pueden repetir: todo debe ser perfecto. Así, tanto Rafa como Antonio son muy minuciosos con la preparación para que no haya ningún problema de enfoque ni de luz ni de tiempo. Sobre todo en la ceremonia, el momento cumbre de la boda, el epicentro en el que las cámaras no deben fallar.

Por otro lado, después de la ceremonia, tanto novios como invitados están mucho más relajados, sobre todo en la barra libre. En estos momentos de celebración, las fotografías se empapan de esa naturalidad que ambos demandan para hacer mejor su trabajo.

Personalidad

¿Qué se necesita para una buen reportaje de fotos y un buen vídeo? La colaboración de los novios, sin duda. Para ello, deben dejarse llevar, ser ellos mismos y demostrar su personalidad en todo momento De hecho, lo más importante para los estudios implicados es que cada boda sea diferente, única y que su especialidad se vea reflejada en el trabajo final. De esta manera, todos ganan, tanto los profesionales por hacer diferente su trabajo, como los novios, que encontrarán reportajes con su sello.

guardarRafael BadíaPide cita para tu día a Rafael Badía
Foto: Rafael Badía
guardarRafael BadíaPide cita para tu día a Rafael Badía
Foto: Rafael Badía
guardarRafael BadíaPide cita para tu día a Rafael Badía
Foto: Rafael Badía

Si buscas fotografía y vídeo para tu boda, Rafael Badía Antonio Castillo forman el equipo perfecto para triunfar en ambas disciplinas. La fotografía de Badía es un homenaje a la naturalidad de la vida y los sentimientos, mientras que los vídeos de Castillo se han especializado en atrapar momentos y convertirlos en arte. Juntos son el regalo que necesitas para poner la guinda a los recuerdos de tu gran día.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!