10 remedios para no arruinar las fotografías de tu boda

10 remedios para no arruinar las fotografías de tu boda

Tal vez ahora estéis en el inicio de los preparativos pero recordad una cosa, en una boda todo pasa menos el recuerdo. ¡Conseguid un buen fotógrafo para el gran día!

  • Foto y vídeo
  • Guest-blogger

Todos hemos sentido la experiencia estética cuando empuñamos una cámara. Miramos la escena, la fotografiamos y, a veces, no es hasta que llegas a casa cuando puedes mirar el resultado real. Para los que amamos esta profesión existe una sensación parecida a un sueño, el saber que tienes una gran captura y estás deseando tratarla en tu ordenador, hasta que llegas a descargarla. Pueden pasar tres cosas al despertar:

  • No es para tanto, es una buena fotografía y ya.
  • Es un “fotón”. La fotografía es como el amor. Hay fotografías de una noche, las cuales estás deseando conquistar y cuando las conquistas pierden valor al poco tiempo. Pero hay fotografías “para siempre” y son esas que cuando las ves te siguen encantando como el primer día. Estas son poco frecuentes pero las más valoradas.
  • Te la han o la has “arruinado”. Alguien que pasaba por ahí, has fallado técnicamente o mecánicamente (ha fallado algún instrumento).

Os damos 10 consejos para tener las mejores fotografías del día de vuestra boda:

1. Escoged bien a vuestro fotógrafo

¿Lógico no? Huid de “lo que debe ser”. Coged el estilo de fotografía que más se adecue a lo que queréis. ¡Hay muchas novias a las que les encanta posar! Si es lo que queréis, adelante. No temáis decírselo a vuestro fotógrafo. Eso sí, que sea profesional y especialista en bodas. No dejéis el recuerdo del mejor día de vuestra vida en manos de primos, amigos o conocidos. No es un trabajo fácil, debes dominar todas las situaciones que se van a crear, conocerlas y saber actuar en consecuencia. La luz cambia constantemente y todo funciona muy rápido, así que fotógrafos que se dedican a otras especialidades, suelen fallar en estos puntos. Y como dice el dicho: “Bueno y barato, no caben en un zapato”.

guardarPiña Colada
Foto: Piña Colada

2. Advertid a vuestros invitados sobre el uso de las cámaras en determinados momentos

De un tiempo a esta parte a casi todos los fotógrafos les cuesta mucho fotografiar la entrada a la ceremonia de la novia sin teléfonos móviles por en medio. Es una de las grandes desgracias del siglo XXI en lo que a fotografía se refiere.

guardar Piña Colada
Foto: Piña Colada

3. Comunicaos bien con vuestro fotógrafo 

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Decidle siempre qué es lo que queréis y no os dejéis nada dentro por miedo o vergüenza. Para él son muy importantes las ideas que vosotros tengáis. El tipo de relación que tenéis que tener con vuestro fotógrafo no es una ciencia cierta. Es una relación bastante larga, de un año aproximadamente, y lo que es indispensable es que os sintáis a gusto con él.

guardarPiña Colada
Foto: Piña Colada

4. Que no os lo impongan

Un restaurante o una iglesia u otro profesional no son quién para decidir qué fotógrafo es bueno para vosotros. Leed bien los contratos que os dan los diferentes proveedores. NO tenéis por qué aceptar según qué imposiciones. Es más, si sólo os ofrecen uno u os lo regalan ellos, ¿qué necesidad tiene esa persona de mejorar si tiene el trabajo asegurado? Escoged al fotógrafo que más os guste y antes de firmar un contrato, mostraros contrarios si en algún punto estáis en desacuerdo.

guardarPiña Colada
Foto: Piña Colada

5. Respetad a vuestro fotógrafo y dejadle trabaja, confiad en él

Seguramente deberíamos volver al punto 3 para hablar de esta parte, pero pensad que si vuestro fotógrafo está haciendo alguna fotografía que a priori no os gusta, dejadle hacer porque pueden pasar dos cosas: que cuando la veáis os encante, o que no os guste pero que haya mil fotografías más donde escoger.

Si le hacéis ver que no os gusta lo que está haciendo es posible que le condicionéis y es importante el estado anímico para trabajar en cualquier oficio creativo. Si os han gustado sus fotografías (volvemos al punto 1), confiad en él, dejaos llevar y todos lo pasaréis mejor.

guardarPiña Colada
Foto: Piña Colada

6. No estéis demasiado pendientes de él

Cuanto menos notéis la presencia del fotógrafo, mejor. Si queréis que en vuestro resultado final tengáis fotografías instantáneas, lo que nos ofrece la fotografía digital es poder disparar muchísimo con un coste mínimo. He aquí la fotografía instantánea, aquella que capta esa acción, ese momento que gracias al fotógrafo va a poder ser recordado siempre. Así que, vosotros disfrutad de vuestra fiesta que el fotógrafo se encargará de inmortalizar los instantes.

guardarPiña Colada
Foto: Piña Colada

7. Un buen estilismo

Dejaos asesorar por los profesionales siempre e informaros bien, no dejéis nunca nada al azar, y sobre todo, la mayoría de veces, menos es más.

guardarPiña Colada
Foto: Piña Colada

8. Encontrad una buena localización

Si queréis que os hagan unas fotografías bonitas mientras os vestís, tal vez, el lugar no sea la casa de vuestros padres. Sabemos que a ellos les hace ilusión que os vistáis allí, pero tal vez deberíais dejar esa tradición de lado. Para unas buenas fotografías son necesarias dos cosas: luz y amor. Con la segunda, en principio, ya se cuenta, pero la primera debería respetarse, por lo que no os recomendamos elegir una vivienda interior, sino un hotel con buena iluminación o una casa rural.

guardarPiña Colada
Foto: Piña Colada

9. Respetad los tiempos…

Siempre que una novia llega tarde a la ceremonia, la culpa es para el fotógrafo. Y, normalmente, no es así. Generalmente las partes previas a la ceremonia son acordadas en tiempo o por las wedding planners o, en ausencia de ellas, por los fotógrafos. Así que, sabiendo que el tiempo mínimo de una maquilladora es de una hora, si el fotógrafo y la estilista llegan prácticamente a la vez, se perderá mucho tiempo. Las fotografías de maquillaje son muy bonitas, cierto, pero en la mayoría de casos es preferible el retoque final para empezar y poder respetar los tiempos acordados. Es por eso también que es recomendable que toda la familia esté ya lista cuando llegue el fotógrafo.

guardarPiña Colada
Foto: Piña Colada

10. Delega

Poco a poco la figura de las wedding planner, muy necesaria, está creciendo en nuestro país. Esta figura relativamente nueva, es una parte indispensable en países como Estados Unidos. Pero una vez llega la boda, nunca jamás realicéis el papel de planificadora, sino delegad. Todo está ya organizado y ahora toca relajarse y disfrutar, cada profesional tiene su responsabilidad individual o de grupo. La figura de las damas de honor también sirve para este tipo de cosas, y si no tienes, escoge a alguien responsable y de confianza y delega en ella cosas como hacer o atender llamadas inoportunas (no lleves el teléfono móvil encima). ¿En qué afecta esa preocupación a los fotógrafos? Momentos de nervios y malas caras, preocupaciones innecesarias.

guardarPiña Colada
Foto: Piña Colada

Tal vez ahora estéis en el inicio de los preparativos pero recordad una cosa, en una boda todo pasa menos el recuerdo. Va a ser tu alma, tu recuerdo, tu amor lo que te quede, y es algo que merece toda tu atención. Escoged bien el fotógrafo de vuestra boda, el día B se lo merece.

Quizás también te interese:

La importancia de escoger un buen fotógrafo de boda

Natural y fresco: el reportaje de boda perfecto

Cómo lograr una sonrisa perfecta

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Piña Colada Fotógrafos bodas

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!