Solidaridad y emoción: la boda de JuanCar y Sandra

Solidaridad y emoción: la boda de JuanCar y Sandra

Cuando Juan Carlos (JuanCar) y Sandra empezaron a hablar de su boda en su segundo aniversario, no imaginaban que unos meses después estarían dando el paso más importante de sus vidas en una preciosa ceremonia celebrada en el Palacio de Hoyuelos (Segovia). Una boda en la que no faltaron las lágrimas de emoción de la novia ante las lecturas de sus amigos y familiares y en la que cada gesto y cada mirada, captados por el fotógrafo Rubén Mejías, evidenciaban el amor de los novios.

  • Real weddings

Cuando Juan Carlos (JuanCar) y Sandra empezaron a hablar de su boda en su segundo aniversario, no imaginaban que unos meses después estarían dando el paso más importante de sus vidas en una preciosa ceremonia celebrada en el Palacio de Hoyuelos (Segovia). Un enlace en el que no faltaron las lágrimas de emoción de la novia ante las lecturas de sus amigos y familiares y en la que cada gesto y cada mirada, captados por el fotógrafo Rubén Mejías, evidenciaban el amor de los novios.

guardar
Foto: Rubén Mejías.

Para un día tan importante, Sandra apostó por un vestido diferente: un modelo de YolanCris elaborado de manera completamente artesana a base de plumeti, encaje y ganchillo. “Era un vestido muy especial: fresco, poco formal y sencillo”, explica Sandra.

guardar
Foto: Rubén Mejías.
guardar
Foto: Rubén Mejías.
guardar
Foto: Rubén Mejías.

Como complementos, la novia apostó por unas sandalias de esparto de Luz divina y un ramo de girasoles con toques de rojo de bellomera, acompañado por hojas verdes. Una apuesta que destacaba la sencillez del conjunto y daba al estilismo el toque rural que la novia buscaba para su ceremonia. Como joyas, unos pendientes de Yanés, regalo de su madre y, tras el sí quiero, las alianzas de oro blanco, con una hilera de nueve diamantes en el caso de la novia.

guardar
Foto: Rubén Mejías.
guardar
Foto: Rubén Mejías.
guardar
Foto: Rubén Mejías.

El look de la novia se completaba con una sencilla trenza y un maquillaje natural que resaltaba la frescura del conjunto.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

guardar
Foto: Rubén Mejías.

Pero si Sandra estaba radiante, JuanCar no fue menos. Ataviado con un traje oscuro y corbata y pañuelo verdes, el toque original lo puso con los gemelos que llevaban escrita la frase Just Married.

guardar
Foto: Rubén Mejías.
guardar
Foto: Rubén Mejías.

La llegada a la ceremonia, que tuvo lugar en los jardines del Palacio de Hoyuelos, fue otro de los momentos más especiales. Después llegaron las lágrimas de emoción y los gestos de cariño en una ceremonia que, para los novios, fue “casi el mejor momento de toda la boda”. La lectura de los votos fue un momento que tanto Sandra y JuanCar como sus invitados recordarán para siempre.

guardar
Foto: Rubén Mejías.
guardar
Foto: Rubén Mejías.
guardar
Foto: Rubén Mejías.

Tras dar el sí quiero, los novios se marcharon a los alrededores del recinto para hacerse sus primeras fotos de casados con un vehículo muy especial: una moto con sidecar que ayudó a Ruben Mejías a captar imágenes de lo más divertidas de los recién casados.

guardar
Foto: Rubén Mejías.
guardar
Foto: Rubén Mejías.
guardar
Foto: Rubén Mejías.
guardar
Foto: Rubén Mejías.

El convite tuvo lugar en los jardines del Palacio de Hoyuelos, totalmente decorados con flores silvestres y con guiños al ramo de la novia con flores amarillas y paniculata. El catering La mojigata se encargó de que la comida estuviera perfecta. Al ser tipo cóctel, los invitados no tenían un sitio fijo y todos disfrutaron intercambiando las impresiones de la boda al tiempo que se acercaban a hablar y hacerse fotos con los novios.

guardar
Foto: Rubén Mejías.
guardar
Foto: Rubén Mejías.
guardar
Foto: Rubén Mejías.

Los detalles que los novios regalaron a sus invitados fueron otro de los elementos más especiales del enlace. Los novios se encargaron de confeccionar unos libros de poemas diseñados y maquetados por ellos, junto a un marcapáginas de la ONG Afrikable con la que colaboran. Para los chicos, apostaron por una una botella pequeña de vino, mientras que los adolescentes y los más pequeños tuvieron su propio regalo: unas pulseras con detalles para los primeros y pomperos y unas fofuchas de lapicero para que jugasen durante la boda y unos peluches de trapo de animales, también de Afrikable, para los segundos.

guardar
Foto: Rubén Mejías.
guardar
Foto: Rubén Mejías.

El toque romántico del final del día llegó con la suelta de linternas de papel al cielo por parte de los novios y sus invitados, que también provocó la anécdota del día al quedarse muchos de ellos atascados en los árboles.

guardar
Foto: Rubén Mejías.

En definitiva, la de Sandra y JuanCar fue una boda llena de detalles en las que la solidaridad, la originalidad y las emociones estuvieron muy presentes y que dio paso a una espectacular luna de miel en Perú. ¡Enhorabuena a los novios!

Si te ha gustado esta boda, no te pierdas esta boda con detalles solidarios o esta preciosa boda rústica en la Finca Aldeallana.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Palacio De Hoyuelos Castillos y Palacios
Yolan Cris - Novias Diseñadores de novia
Rubén Mejías Fotógrafo Fotógrafos bodas

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!