Votos matrimoniales originales, románticos y divertidos

Votos matrimoniales originales, románticos y divertidos

Los votos matrimoniales son una parte fundamental de la ceremonia de boda, y han de prepararse con tranquilidad, personalizándolos al máximo.

Votos matrimoniales originales, románticos y divertidos
Foto: Patricia With Love
  • Protocolo
  • Guest-blogger
  • Ceremonia

Uno de los momentos más importantes en una ceremonia es la pronunciación de los votos matrimoniales, un manifiesto de amor entre la pareja en la nueva etapa de su vida. Hay que aclarar que están relacionados con el matrimonio religioso pero que no tienen su origen en éste sino que fueron introducidos posteriormente.

Tradicionalmente, es el oficiante el encargado de pronunciar estas promesas que se hacen los novios durante el enlace, estamos acostumbrados a escuchar votos predeterminados y más serios, por ejemplo: “Yo, te tomo a ti, como mi legítimo(a) esposo(a), para que los dos seamos uno sólo desde este día en adelante, para bien o para mal, en riqueza o en pobreza, en prosperidad o en adversidad, para cuidarte y amarte hasta que la muerte nos separe”.

Pero, hoy en día, gracias a las ceremonias civiles podemos personalizar totalmente nuestro enlace. Muchas parejas buscan dar un cambio a esa parte de la ceremonia y salir del clásico “en la salud y la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza”, por lo que ellos mismos escriben y pronuncian estos votos mucho más originales. Esta parte de la boda se convierte así en más personal, emotiva y puede que divertida.

Lo primero que habría que hacer es aclarar qué son los votos matrimoniales. Son las promesas que se hacen las parejas y que sellan su compromiso el uno con el otro durante la ceremonia y la entrega de las alianzas de boda. Una promesa de amor que se hacen entre sí ofreciendo respeto y fidelidad hasta que la muerte los separe.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Como decíamos, hay formatos más serios del tipo: “yo te tomo a ti, para amarte y respetarte” o “seré tu amiga y compañera fiel”, pero ¿qué tal si le damos una vuelta más? Si quieres ser original en tu boda y darle un toque emotivo al gran día, lo primero que tienes que hacer es pensar en vosotros: vuestra relación, las aficiones de cada uno, los motivos de discusión… Y sobre eso pensar qué tipo de votos matrimoniales quieres hacer. Nosotros te proponemos tres tipos:

1. Votos matrimoniales originales

Estos votos son ideales para las parejas que quieren darle un toque diferente a su día. Podéis empezar haciendo una lista de las virtudes de vuestra pareja, lo que os enamoró de él o ella. Podéis mencionar aquella primera cita, alguna canción… Tómate tu tiempo para escribirlos, no es fácil pero cuando algo se hace con cariño, sale bien. Revísalos al cabo de un tiempo, léelos en voz alta y ve añadiendo y corrigiendo. Con este tipo de votos seguro que consigues sorprender a tu pareja y a todos los asistentes. Aquí te dejamos algunos ejemplos:

“Te prometo que quiero recorrer el mundo contigo y que viajaremos todo lo que podamos”. 

“Los domingos cocinaré yo, pero sólo si luego me dejas ver esas pelis que tanto me gustan”.

“Prometo que iremos a cenar al mexicano al menos una vez al mes”. 

“Prometo que nunca nos iremos a dormir enfadados y haré todo lo que pueda para desenfadarte siempre”. 

“Prometo que me despertaré antes para seguir preparándote el café cada mañana”. 

“Prometo intentar que cada día sea una nueva aventura y hacerte alguna mini sorpresa.”

“Prometo escribirte cada día un post it diciéndote algo bonito”.

“Prometo dormir abrazados aunque se me duerma el brazo. “

“Prometo no ocupar tu lado del armario e invadir tu espacio”.

“Prometo ver el fútbol (al menos los de tu equipo) aunque me aburra soberanamente”. 

“Prometo tener paciencia y no enfadarme cada vez que veo tu ropa tirada por la casa.”

“Prometo quererte con tus defectos, tus manías y esas pequeñas cosas que me sacan de quicio pero que adoro. “

guardar
Foto: Click 10

2. Votos matrimoniales románticos

Para los románticos empedernidos, para los que buscan emocionar a su pareja y a todos los presentes en su boda, los votos matrimoniales perfectos son los románticos. Los que hacen que la persona comparta sus sentimientos hacia la otra persona, la que lo dice con las palabras más bonitas, más dulces y cariñosas. Os dejamos algunos ejemplos de este tipo:

“Te quiero y prometo hacerlo siempre”. 

“Que la sinceridad, el respeto, la pasión y el amor sean siempre los valores que sustenten lo nuestro…”.

“Porque no necesitamos grandes cosas, porque yo sólo necesito que tú estés a mi lado para ser feliz”.

“Prometo que, en esta vida que nos espera juntos, estaré siempre a tu lado, siempre…”.

“Te querré hasta cuando me pongas de los nervios”.

“Te prometo que nunca dejaré de admirarte, porque nunca dejaré de aprender de ti”.

“Durante estos años juntos, has sido el mejor novio del mundo, y seguro que vas a ser el mejor marido. En el fondo es lo mismo, cambia la etiqueta…”.

“El amor no es una emoción, sino un impulso, una necesidad, mi necesidad de estar a tu lado”.

“En toda mi vida nunca he sido más feliz que ahora mismo como lo soy contigo”.

“Tú eres mi compañero de vida, mi otra mitad, sin ti no soy nada…”.

“Amor es lo que siento cuando te miro a los ojos”.

“Se acelera el corazón, comienzan los nervios y esa sensación de mariposas en el estómago”.

guardar
Foto: Diego Pagano

3. Votos matrimoniales divertidos

Si queréis huir del romanticismo de las bodas y hacer unos votos diferentes que consigan sacar las sonrisas y por qué no las carcajadas de vuestros invitados de boda, lo mejor es que escribas unos votos divertidos. Para este tipo de votos, lo mejor es que saquéis “lo peor” del otro en el buen sentido: sus manías, sus pasiones, sus obsesiones, su pequeños defectos que aunque os encanten a veces os sacan un poquito de quicio. Os dejamos algunos ejemplos:

“Prometo no dormirme cuando ponemos nuestra serie favorita y obligarte a que vuelvas a verla. “

“Prometo aguantar tus extraños gusto musicales cuando vayamos en el coche. “

“Prometo ver las pelis de terror que tanto te gustan y yo odio.”

“Prometo disfrazarme de tu personaje favorito en el estreno de las películas de Star Wars.”

“Prometo reponer el papel higiénico siempre.”

“Prometo no afeitarme justo después de que hayamos limpiado el baño.”

“Prometo aprender a cocinar y cocinarte algo más que ensaladas.” 

“Prometo sacar la ropa de la lavadora si termina y estoy en casa. “

“Prometo no desesperarme y enfadarme cuando no pares de roncar en toda la noche. “

“Prometo saltarme la dieta una vez a la semana para ir a tu hamburguesería favorita.”

“Prometo no enfadarme si tu madre critica algo de nuestra casa.”

“Prometo hacer lo que sea para que te den esos ataques de risa que no puedes parar.”

guardar
Foto: Diego Pagano

Para finalizar el discurso siempre está bien recordarle que le quieres y que siempre estarás ahí. Después de la parte más colorista, podéis darle un estilo más romántico, al fin y al cabo estamos celebrando el amor. Utilizad palabras recién salidas del corazón, aquellas que probablemente sintáis y nunca hayáis sido capaz de expresar, palabras que emocionen y llenen los ojos de verdadera felicidad.

Tampoco hace falta que este momento sea excesivamente largo, ya que la ceremonia se alargaría. Con un par de minutos cada uno sería suficiente. Podéis anotarlo en unas tarjetas, no hace falta memorizarlos, tened en cuenta que ese día los nervios podrían traicionaros. Leedlos con calma y cariño, mirándole a los ojos y sintiendo cada instante.

Poneos de acuerdo en el estilo: más romántico o más humorístico, por ejemplo, para que así vuestros discursos sigan una misma línea. Podéis daros alguna pista pero, un último consejo: ¿qué tal si no os los contáis el uno al otro y así os sorprendéis mutuamente? Seguro que hacéis referencia a las mismas cosas y así también sorprenderéis a vuestros invitados. También puede ser muy bonito que los guardéis en una cajita y un tiempo más tarde, en vuestro aniversario por ejemplo, los leáis y recordéis esos momentos.

Y si queréis más inspiración no os perdáis este precioso vídeo con el discurso más bonito que podáis imaginar de una pareja:

Quizás también te interese:

Los votos que todos los novios deberían decirse el día de su boda

Cómo escribir el discurso de boda perfecto

Los vídeos de discursos más emotivos en este artículo.