Un baile bajo las estrellas del cielo de Málaga, la boda de Carmen y Ezequiel

Quizá te resulte una fase manida aquella que dice: “Hay trenes que solo pasan una vez en la vida”. Sin embargo, en el caso de esta pareja es mucho más que un refrán, es la base de su historia de amor ya que se conocieron en un tren y sin preveerlo, estuvieron charlando durante todo el trayecto. Y dos años después, decidieron dar un paso en esa relación.

La ciudad de Brujas fue la elegida por Ezequiel para la pedida de mano de Carmen tras ocho años de relación. ¿El lugar escogido? La plaza central decorada con motivos navideños y aderezada con un sol gélido de finales de noviembre. Un momento mágico que nunca olvidarán. Y el 11 de noviembre de 2017 fue el día escogido para el ‘sí quiero’.

Los novios

Para el gran día Carmen escogió un vestido de la vanguardista firma YolanCris. Un diseño de manga larga, con escote ilusión repleto de encajes que se ajustaba al cuerpo. La parte inferior de la falda tenía unas bonitas franjas horizontales que creaban algo de contraste. Un estilo a medio camino entre lo lencero y lo bohemio que consiguió crear un efecto espectacular.

Para complementar su estilismo optó por un ramo ideado por la floristería La Victoria. Un ramo de estilo silvestre compuesto en su totalidad por verdes (como el eucalipto), flores blancas (como las rosas de pitiminí ) y algún que otro detalle burdeos. Un color que lo veremos presente en el resto de la boda.

Para el peinado confió en su peluquero de cabecera, Avelino quien optó por una bonita trenza con volumen. Mientras que para el maquillaje confió en uno de sus mejores amigos, Martín de Arriba quien supo sacar lo mejor de Carmen decantándose por enfatizar sus ojos a través de un oscuro eyeliner y labios en un rojo vivo.

Si Carmen estaba radiante, Ezequiel no quiso quedarse en segundo plano y apostó por un traje de Lebrel Málaga. Una opción realmente original tanto por el tejido como por los tonos escogidos. Y sí, también llevó detalles burdeos.

Carmen lució su anillo de pedida, y posteriormente ambos integraron las alianzas para el resto de sus vidas.

Ceremonia y banquete

La ceremonia tuvo lugar en el Real Santuario de Santa María de la Victoria. La entrada de la novia junto con sus damitas vestidas de burdeos fue pura emoción para todos los asistentes, así como el resto de la ceremonia. Un momento que hizo saltar las lágrimas de más de uno de los asistentes, así como del propio novio.

El banquete se llevó a cabo en el Cortijo Casas Viejas. Toda la decoración de la boda seguía una misma línea estética con aire vintage elaborada por Alma Catering. El montaje no pudo ser más especial; mesas imperiales de madera decoradas a través de los tonos blanco, rojo y verde.

Copas de cristal brillante, bajoplatos de rafia, centros de mesa correderos, atrapasueños en los árboles e incluso un toque oscuro a través de los menajes burdeos. Un montaje perfecto que sin pretenderlo también casaba con las flores rojas de la fachada.

Tras una emotiva ceremonia, era el momento de disfrutar de la gastronomía de este catering. Una degustación espectacular en la que estuvo cada detalles cuidado.

Pero no sin antes tomarse unas bonitas imágenes por el equipo de The Journal Wedding. ¿Quién dijo que las bodas de invierno eran oscuras? La boda de Carmen y Ezequiel fue todo luz y alegría. Para los novios, fue la elección perfecta ya que disfrutaron desde el primer momento de la sesión. Y mucho más tras recibirlas, ya que confiesan que consiguieron emocionarles nada más recibirlas.

Baile

Uno de los momentos que recuerdan con más cariño los novios fue el baile al son de A thousand years, de Christina Perri con Steve Kaaze. Los invitados, siguieron el ritmo acompañados de bengalas y consiguiendo crear una atmósfera mágica al tiempo que cálida, a pesar de ser una boda de invierno malagueña. Disfrutar de la estrellas del cielo de Málaga fue un sueño cumplido para los novios.

Esperamos que os haya gustado este precioso reportaje de boda repleto de imágenes con alma.

Vestido: YolanCris | Ramo: Floristería Toñi y Machuca | Peluquero: Avelino | Maquillaje: Martín de Arriba  | Joyas: Aristocrazy | Lugar de celebración: Cortijo Casas Viejas| Catering: Alma Catering |Decoración: Mia Muldon / Alma catering | Traje de novio: Lebrel Málaga | Fotógrafo y videógrafo: The Journal Wedding | Invitaciones y photocall: Mia Muldon

Quizá también te interese:

Cómo elegir las invitaciones de la boda

TOP 10: espacios diferentes y singulares para celebrar tu boda

¡Muebles de colores en las bodas! ¿Por qué no?

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Escribir un comentario

Foto: Manu Amarya
Un sueño hecho realidad: la boda de Pedro y Elena
"Un sueño realidad". Os contamos la maravillosa boda de Pedro y Elena en uno de los rincones más bonitos de Vélez.
Foto: Cristina Canibaño
Una historia típica pero intensa: la boda de Iris y David
Una boda íntima, romántica y con visitas al mar. Os contamos el inolvidable y emotivo enlace de Iris y David.
Una boda en la que no faltó la buena música y la moda: el "sí, quiero" de Marta y José Ángel
Una boda en la que no faltó la buena música y la moda: el "sí, quiero" de Marta y José Ángel
Hoy queremos compartir con todos los lectores de Zankyou una boda diferente, original, llamativa e innovadora. Un enlace que fue inspirado en los años setenta y que se ambientó con colores muy otoñales. ¿Te la vas a perder?

Crea gratuitamente una página web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información