Historia del traje de novia: El vestido de novia con miriñaque

Vivien Leigh interpretaba a Escarlata O'Hara en 'Lo que el viento se llevó'
Vivien Leigh interpretaba a Escarlata O'Hara en 'Lo que el viento se llevó'

Si hace unos días hablábamos de los vestidos de corte imperio que se usaban a principios de 1800, ahora damos un salto y visitamos la década de 1860.

Si el vestido de corte imperio estaba marcado por líneas rectas inspiradas en la época de la roma clásica, a finales de 1850, los vestidos se vuelven más elaborados y se pone de moda el miriñaque, lo que le da un gran volúmen a las faldas de las mujeres.

El miriñaque ayuda a acentuar la cintura y disimular las caderas
El miriñaque ayuda a acentuar la cintura y disimular las caderas

En vez de usar capas y más capas de enaguas, se empieza a usar esta estructura formada por aros de metal, para darle ese aspecto abultado a la figura y sin que pese tanto como las enaguas. En muchos cuadros de la Reina Isabel II o de la Emperatriz Eugenia de Montijo, podemos ver cómo lucen amplios volúmenes en sus faldas, o a la mismísima Escarlata O’Hara en la película ‘Lo que el viento se llevó’.

Vestidos de novia con falda abultada, de Marchesa
Vestidos de novia con falda abultada, de Marchesa 2012

Aunque no era una moda muy cómoda, hay principalmente dos motivos por los cuales se usó el miriñaque en estos años: por un lado, es una magnífica forma de resaltar la cintura y disimular las caderas, y por otro, representaba un status social, ya que ni las enaguas ni el miriñaque ni el polisón eran prendas económicas; una vez más, la moda se convirtió en un modo de resaltar las diferencias sociales.

Este tipo de modelo aún lo podemos ver en las colecciones de vestidos de novia actuales, y son los llamados de silueta tipo baile o gala. Es ideal para aquellas mujeres que quieran lucir una cintura marcada el día de su boda, y disimular, si fuera necesario, las caderas o muslos anchos.

Encontramos este tipo de silueta en muchos de los diseños creados por la firma Marchesa, y en los que se le da importancia a la cintura mientras que la falda tiene un gran volúmen. Lo mismo ocurre con muchos de los modelos de Justin Alexander, Rosa Clará, y un largo etcétera, ya que es un tipo de vestido que nunca pasa de moda, y con el que irás elegante y como una princesa de cuento.

 


Autor invitado: Blanca Blanco de Adoro Las Bodas

Experta en complementos y decoración

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

Más información sobre

Comentarios (1)

Escribir un comentario

Foto: David Fernández.
8 signos que te indican que NO es tu vestido de novia. ¡Ojo al número 5!
Elegir el vestido de novia puede convertirse en un quebradero de cabeza ya que son muchos los detalles a tener en cuenta. Sin embargo, hay 8 factores que harán que sepas que ese NO es el vestido para ti. ¡Te los contamos!
Foto: Inuñez
5 razones que te convencerán de diseñar tu vestido de novia
Descubre en este post las principales razones para decantarte por un vestido de novia a medida. ¡Tu traje soñado te está esperando!
Foto: Higar Novias
Las claves para encontrar el vestido de novia a tu medida
Te contamos cómo encontrar el vestido de invitada o madrina perfecto. En 2018 la tendencia se va a dividir entre los dos extremos: el exceso y el minimalismo.

Crea gratuitamente una página web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información