Un vestido de novia arriesgado y con historia

Vanessa y Jose se conocieron en Madrid, ese punto medio y equidistante durante su época de estudiantes entre Galicia y Andalucía.

Vanessa sospechaba que la petición se acercaba y, teniendo la respuesta muy clara, esperó a que él la sorprendiera en Roma.

Segovia fue el lugar escogido para celebrar su boda el pasado 3 de agosto, boda que por cierto organizaron desde Londres donde tenían fijada su residencia.

Vanessa se decantó por un vestido muy sencillo, súper ligero y comodísimo. La falda era de tul con algo de volumen y el cuerpo tenía flores de encaje superpuestas y un finísimo tul con cuello a caja. No tenía tiempo de ir a España a buscar vestido y hacerse las pruebas, así que buscando por Internet encontró a una diseñadora de trajes de novia que hace vestidos a las novias sin verlas físicamente en ningún momento. Toda una apuesta, pero Grace Loves Lace le hizo el vestido perfecto, a la novia le sentaba como un guante.

Vanessa llegó involuntariamente 20 minutos tarde a la Iglesia de Valdeprados, su maquilladora Monste Villumbrales tuvo que retocarle el maquillaje justo antes de salir hacia la Iglesia por los nervios y la emoción.

La ceremonia la ofició un tío del novio, por lo que resultó muy familiar, cercana y emotiva, más aún si cabe.

A la salida, Vanessa recuerda el momento del arroz como un bombardeo eterno. En todo caso, y no sin cierto tono de humor, la propia novia ha reconocido el fallo: metieron demasiado arroz en los cucuruchos.

Antes de que los invitados llegaran a la Finca Aldeallana, Sara Lobla se encargó de las fotografías, ese momento a solas de los novios con su estrenado status de recién casados.

En un día tan especial, Ciboulette se encargó del catering. Salió todo perfecto, el servicios de Ciboulette es maravilloso y la comida es espectacular.

De toda la decoración floral de la Iglesia y de la Finca, así como del ramo de novia, se encargó con mucho éxito y con mucho estilo La Tienda Rústica.

Y para finalizar este precioso reportaje, una foto de los novios abriendo el baile al ritmo de “La Valse D’Amelie” de Yann Tiersen.

Si te ha gustado esta boda y sus fotografías, puedes echarle un vistazo a estas otras fotografías de Sara Lobla o nuestra selección favorita de fotos a blanco y negro.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Más información sobre

Comentarios (2)

Escribir un comentario

Foto: Cristina Canibaño
Una historia típica pero intensa: la boda de Iris y David
Una boda íntima, romántica y con visitas al mar. Os contamos el inolvidable y emotivo enlace de Iris y David.
La historia de un laberinto amoroso: el "sí, quiero" de Tabea y Sam
La historia de un laberinto amoroso: el "sí, quiero" de Tabea y Sam
Como si de un cuento de hadas se tratara... Descubre la historia de amor de Tabea y Sam, dos jóvenes que se enamoraron en el castillo en el que trabajaban. ¡Una historia con final feliz!
"Entre broma y broma, uno se enamora": descubre la historia de Aída y Jorge
"Entre broma y broma, uno se enamora": descubre la historia de Aída y Jorge
Dos personas que estaban predestinadas a estar juntos desde que nacieron. Fueron al mismo colegio (sin saberlo) y se conocieron en la etapa universitaria. ¡Una historia digna de contar!

Crea gratuitamente una página web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información