Volviendo a enamorarnos: la boda de Julieta y Martin

Volviendo a enamorarnos: la boda de Julieta y Martin

Los novios celebraron una boda pensada a la perfección. La decoración fue exquisita y los profesionales elegidos para poner en pie el gran día no pudieron ser más acertados. ¡No te pierdas el reportaje de fotos!

Volviendo a enamorarnos: la boda de Julieta y Martin
Foto: Ayelen Mattaini
  • Real weddings
  • Otoño
  • Al aire libre
  • 2018

Julieta y Martin se conocieron en un día de campo en las afueras de Buenos Aires, organizado por una amiga en común con motivo de su cumpleaños. La pedida de mano tuvo lugar algún tiempo después y fue de lo más romántica. “Durante nuestro último día de vacaciones del año 2018, en Maldivas, en un lugar paradisíaco que eligió Martín especialmente para la ocasión, me sorprendió con un anillo de compromiso que había ocultado celosamente durante todas las vacaciones”, cuenta Julieta.

guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini

Los novios

La boda se celebró el 18 de noviembre de 2018. Si había algo que la novia esperaba con gran ilusión, eso era la prueba de su vestido. Escogió a la firma Rime Arodaky y se decantó por el modelo Joni, un vestido de diseño muy elegante, que lo convierte en perfecto para novias urbanas. Destaca por su tul bordado con plumeti en la espalda, con un delicado efecto desnudo, y en el torso, con un exquisito drapeado que revela sutilmente el escote. Las mangas eran largas con volantes que le daban un suave movimiento. La falda subrayaba suavemente las caderas y tenía una pequeña cola. ¡Un diseño muy femenino!

guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini

Las sandalias eran de color rosa viejo, de Justa Osadia, un diseño simple y moderno, con un tacón delicado y cómodo para disfrutar de un largo día. Llegado el momento del baile, la novia las cambió por unas botitas blancas de Prune. Otro de sus complementos fue el ramo de novia, compuesto por detalles en azul y flores románticas con estilo boho, obra de The Green Room.

guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini
guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini
guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini

Julieta fue maquillada por Diego Aquinchay, “un genio al que siempre recurro porque interpreta a la perfección mis deseos. Un talento indiscutido. Un profesional que realizó un make up impecable y muy acertado para la ocasión”, cuenta la novia. En cuanto al peinado, la encargada fue Magalí Maisonnave, a la que Julieta califica como “otra persona especial, generosa, talentosa y predispuesta para hacer todas las pruebas que necesitara”. Le realizó un peinado recogido bajo con dos sencillos apliques con forma de hojas color plata que lo sostenían de cada lado, de Guidobono, y le daban el marco perfecto al vestido, a la simpleza y al romanticismo buscado.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Como joyas, incorporó al look unos pendientes en forma de aro con piedrecitas de Swarovski y el anillo de compromiso en oro blanco de Paogi.

guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini
guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini
guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini
guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini
guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini

Martin se vistió con un traje a medida realizado por una sastrería. Fabián, el profesional que le atendió, escogió para él un diseño con un perfecto corte elegante y distinguido. Lució una chaqueta blanca para la ceremonia y azul para la fiesta.

La ceremonia

La boda se celebró en la Quinta de Anchorena, en Buenos Aires. Escogieron este lugar para realizar la ceremonia y la fiesta, momentos que Ayelen Mattaini no quiso perderse. “A través de sus fotos, logró trasmitir esos momentos inolvidables, penetró nuestro corazón y lo expresó en imágenes para que nada quedase oculto y que todos pudiéramos sentir, imaginar, observar la emoción, la ternura, la alegría de ese día. La paleta mágica de colores nos transporta una y otra vez de regreso a ese instante maravilloso… Sentimientos que con cada imagen volvemos a revivir“, aseguran los novios.

guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini
guardar
Foto: Ayelen Mattaini
guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini

Julieta y Martin también quisieron contar con un vídeo del día de su boda, por ello, escogieron a la profesional Paula Zavalia. Buscaban un vídeo original, fuera de lo común, espontáneo y creativo, que fuera una vorágine de acontecimientos y sentimientos transcurridos en varias horas, plasmados en pocos y vertiginosos minutos.

guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini
guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini

El banquete

Toda la ambientación, decoración y diseño de espacios lo dejaron en manos de Ramiro Arzuaga. “Confiamos en él y no nos defraudó. Su dedicación personal en cada detalle, calidez, esmero, arte, y mucha creatividad, permitió que todo luciera increíble, tal como lo esperábamos. Cada rincón fue único“, asegura la pareja. Consistía en un espacio sin lugares asignados y sin las tradicionales mesas con sillas, todo simple y cálido pero elegante e informal. Predominaron los rincones acogedores en tonalidades azules, con flores, sillones, jarrones, lámparas, candelabros y mucho estilo para dar intimidad y alegría al evento.

guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini

De la gastronomía se encargó Nuva Catering, que preparó platos exquisitos y muy variados para todos los gustos. Los novios escogieron como detalles para los invitados mini botellas de whisky, champán, vodka, Baileys o Jagger, y un juego de cartas de póker personalizado con figuras de los novios y de la familia, diseñados por la novia.

guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini

Baile de los novios

El baile no tuvo una canción en especial, nada fue de manera tradicional. Dio inicio a la fiesta el Dj Mike Leoneli, con distintos temas que rápidamente fueron el marco ideal al comienzo de la gran noche de baile. La alegría fue la gran protagonista de la fiesta.

guardarAyelen Mattaini
Foto: Ayelen Mattaini

Los novios recuerdan su boda así: “Un día maravilloso, de mucha emoción, romántico, alegre, feliz e inolvidable. Uno vuelve a enamorarse perdidamente ese día“. ¡Enhorabuena pareja!

Lugar de celebración: Quinta de Anchorena | Vestido de novia: Rime Arodaky | Complementos de novia: Swarovski | Floristería: The Green Room | Wedding plannerCecilia Cantenys  | Decoración: Ramiro Arzuaga | Catering: Nuva  | Fotógrafo: Ayelen Mattaini | Videógrafo: Paula Zavalia | Maquillador: Diego Aquinchay | Peluquero: Magalí Maisonnave | Invitaciones y photocall: Pokiypitt Dj: Mike Leoneli  + Grupo Sarapura | Violines & Piano: Ina Eventos | Banda Musical: Lemon Champ

Quizás también te interese:

Los novios más elegantes: la boda de Cristina y David

Una gran fiesta: la boda de Marisa y Nacho

Una bonita noche de verano: la boda Inma y Mario

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Ayelen Mattaini Fotógrafos bodas
Swarovski Joyerías

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!