Eguren Ugarte es una bodega situada en el corazón de Rioja Alavesa, rodeada por un sinfín de viñedos. Se trata de un lugar fantástico tanto para los amantes del vino como para quienes quieran celebrar un enlace en contacto con la naturaleza.

Esta bodega puede llegar a acoger hasta 250 invitados en un salón diáfano y ofrece atractivos espacios para la celebración de ceremonias civiles, como sus jardines rodeados de viñedos o los calados subterráneos bajo la bodega. Eguren Ugarte garantiza la exclusividad de vuestra boda, realizando únicamente una al día para poder dedicarse a ella al cien por cien.

Además, si lo deseáis podéis hospedaros en una de las 15 habitaciones dobles, 4 deluxe y 2 suites del Hotel Eguren Ugarte. Las habitaciones cuentan con infinidad de comodidades como Wi-Fi gratuito, minibar, etc.

Eguren Ugarte es un lugar encantador donde celebrar vuestro enlace rodeado de viñedos y con unos espacios preciosos.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los espacios más relevantes de las instalaciones?
Jardín, Terraza, Pista de baile, Parking, Alojamiento para invitados, Vistas panorámicas
¿Está incluido el mobiliario al contratar el espacio?
Sí, el mobiliario está incluído al alquilar el espacio
¿Dispones de catering o cocina propia?
Dispongo de cocina/catering propio
¿Qué tipo de bodas se ajustan más a tu lugar de celebración?
Jardín - Rústica
¿Celebráis más de un evento al día?
Uso exclusivo, sólo un evento al día
¿Tienes hora límite de fin de la celebración?
Sin restricción
Gama de precios del servicio
Precio medio-alto
Visita, reserva u opina sobre Eguren Ugarte y gana hasta 10.000 €

Marca como visitado, reservado o deja una opinión para participar. Más información

Opiniones sobre Eguren Ugarte

4.3
1 opinión
1 opinión
Profesionalidad
(1)
Calidad/precio
(1)
¿Lo recomiendas?
(1)
elisabetnalda
Por Elisabet
1
Utilicé este servicio en mi boda

Nos casabamos el 4 de julio de 2020. Nos tocó la pandemia...En varias ocasiones nos pusimos en contacto con el restaurante para ver cómo se iba a proceder cara a nuestro día dado que, se desconocía hasta prácticamente un mes antes de la boda si podría o no celebrarse. Todo dependía de las reuniones que se celebraban, de la desescalada que tocaba en cada momento, etc. Aún así, uún pudiéndose celebrar la boda, no sería en condiciones normales debido a la pandemia mundial que se estaba viviendo (no baile, distancia interpersonal, límite de invitados, etc,). Además había limitaciones de movimiento entre comunidades, por lo que no podíamos desplazarnos al lugar para ultimar preparativos y no tan siquiera habíamos llegado a hacer la prueba del menú. Por todo ello, y en todo momento, manifestamos nuestra intencion de posponer la boda al año siguiente, al igual que se estaba procediendo con todas las bodas de ese verano y en todos los restaurantes tanto de Logroño como de alrededores. Cual es la sorpresa? Cuando nos dicen que si queremos posponer la boda (recuerdo, posponer por la situación sanitaria mundial, no por capricho nuestro, porque no habíamos hecho la prueba del menú, porque los invitados no estaban dispuestos a acudir a una boda en plena pandemia, porque era una boda no en condiciones normales, porque no habíamos podido movernos físicamente para ultimar temas, etc) que tenemos que renunciar al contrato, perdiendo la fianza (fianza de 1000 euros) y que deberíamos firmar un nuevo contrato con una nueva fianza (otros 1000 euros). Ante esa respuesta se nos vino abajo toda la ilusión que supone una boda. Ya cuesta decidirte posponerla un año cuando tienes todo preparado para dicho día, como para que el restaurante te venga con esa trabajo. Nos ponemos en contacto con diversos organismos, abogados, atención al consumidor, e incluso otros restaurantes quienes nos dicen que la forma de proceder en todos ellos es dar una nueva fecha para el año siguiente manteniendo la misma fianza dado que ni el restaurante ni los novios han elegido esta situación. Intentamos de nuevo intentar llegar a una solución con el restaurante quién manifiesta nuevamente que no hay problema en dar una fecha pero renunciando al primer contrato y con ello a su fianza y firmando un nuevo contrato con su correspondiente nueva fianza. Enserio tenemos que volver a pagar otro 1000 euros de fianza? Que confianza da como novios elegir otra fecha y volver a firmar otro contrato tras lo ocurrido? Por no hablar de la persuasión de mantener la boda en ese mismo año o de las amenazas recibidas. Y como nosotros, al menos 3 parejas más en la misma situación con boda prevista en ese verano. Solo espero que este testimonio sirva de ayuda a quien pueda tener dudas ya que al final estas cosas son las que te ayudan a decidirte. Por las buenas y con dinero todo son caras sonrientes, pero ante una situación cómo esta, se ve la política de la empresa y, a la vista está, deja mucho que desear. Me gustaría saber si Vitorino estaba al tanto de esta forma de proceder porque bien creo que el no permitiría actuar de esta forma. A los novios que decidáis seguir con vuestra boda en este lugar, suerte, espero que no tengáis ningún problema porque ya veis como actúan y además la flexibilidad que tienen es cero. Y en cuanto a la flexibilidad hablo de horarios, de no permitirte llevar la tarta de la pastelería que tú elijas (con certificado de calidad, no hablo de una hecha en casa en cuyo caso lo entendería) y muchas más restricciones que me darían para otro post!Un saludo

Notificar abuso

Dirección

Ciudad: 01309

Pedir Información

Suele responder en menos de 2h
Ya has contactado con este proveedor