ES Inicio
1 de 36 fotos
Albufera
Albufera
1 de 36 fotos
Vídeo resumen David + Cristina
1 de 36 fotos
El Saler
El Saler
1 de 36 fotos
Preboda en Casasimarro
Preboda en Casasimarro
1 de 36 fotos
Postboda en Alcalá
Postboda en Alcalá
1 de 36 fotos
Ciudad de las Artes y las Ciencias
Ciudad de las Artes y las Ciencias
1 de 36 fotos
Sergio Cuesta
Sergio Cuesta
1 de 36 fotos
Preparativos en Guadalajara
Preparativos en Guadalajara
1 de 36 fotos
Preboda en Villamalea
Preboda en Villamalea
1 de 36 fotos
Boda en Iniesta
Boda en Iniesta
1 de 36 fotos
Boda Irlandesa
Boda Irlandesa
1 de 36 fotos
Postboda en los miradores
Postboda en los miradores
1 de 36 fotos
Boda en Guadalajara
Boda en Guadalajara
1 de 36 fotos
Postboda con muchas luces
Postboda con muchas luces
1 de 36 fotos
La mejor amiga
La mejor amiga
1 de 36 fotos
Boda en Cuenca
Boda en Cuenca
1 de 36 fotos
Rayos de amor
Rayos de amor
1 de 36 fotos
Boda en Madrid
Boda en Madrid
1 de 36 fotos
Cariño de nieto
Cariño de nieto
1 de 36 fotos
Boda internacional
Boda internacional
1 de 36 fotos
Postboda en el castillo
Postboda en el castillo
1 de 36 fotos
HOLA
HOLA
1 de 36 fotos
Preboda en el Retiro
Preboda en el Retiro
1 de 36 fotos
Postboda en el Retiro
Postboda en el Retiro
1 de 36 fotos
Muro de luz
Muro de luz
1 de 36 fotos
Sergio Cuesta
Sergio Cuesta
1 de 36 fotos
Sergio Cuesta
Sergio Cuesta
1 de 36 fotos
Sergio Cuesta
Sergio Cuesta
1 de 36 fotos
Sergio Cuesta
Sergio Cuesta
1 de 36 fotos
Sergio Cuesta
Sergio Cuesta
1 de 36 fotos
Sergio Cuesta
Sergio Cuesta
1 de 36 fotos
Sergio Cuesta
Sergio Cuesta
1 de 36 fotos
Sergio Cuesta
Sergio Cuesta
1 de 36 fotos
Sergio Cuesta
Sergio Cuesta
1 de 36 fotos
Sergio Cuesta
Sergio Cuesta
1 de 36 fotos
Sergio Cuesta
Sergio Cuesta
1 de 36 fotos

Descripción

¿Crees en el destino? Yo si, creo que gracias al destino me encuentro ahora donde me encuentro, haciendo lo que más me gusta y disfrutando de cada día de boda como si de mi propia boda se tratara. Os voy a hablar un poco de mi mismo.

Me llamo Sergio Cuesta. Hace ya casi veinte años que estudié la carrera de Bellas Artes, precisamente porque parte del programa incluía tres años de fotografía y otros tantos de vídeo. Mi paso por la carrera me acabó de enamorar de éste arte. Cuando acabé la carrera tenía muy claro que quería vivir de la fotografía, algo dentro de mi me empujaba hacia la fotografía de bodas, pero cuando me acercaba a los estudios de fotografía las imágenes que veía me causaban un profundo malestar. Era como estar viendo maniquís carentes de emoción. Por suerte o por desgracia para mi (nunca lo sabré) nadie me contrató, y mi vida laboral siempre ha estado ligada al mundo del diseño gráfico, y manteniendo la fotografía como una pasión o un hobby.

Al menos hasta hace unos años atrás. Una mañana de Reyes el destino me hizo un regalo hermoso, el de la vocación. Yo no era feliz en mi trabajo, lo hacía porque me daba de comer, pero el tiempo pasaba sin pena ni gloria. A mi lo que de verdad me gustaba era la fotografía, lo que de verdad me hacía feliz era tener una cámara en las manos y detener el tiempo. Pero ese día todo cambió, quiso la casualidad que aparcara justo en la puerta de un estudio de fotografía que se traspasaba. Animado por mi mujer di el gran paso, el de dedicarme en cuerpo y alma a la fotografía, el de pasar de hobby a profesión.

Y descubrí un mundo nuevo y sorprendente. Me di cuenta de que la fotografía había cambiado. Al investigar un poco vi que cada vez más parejas decidían solicitar el trabajo de un fotógrafo invisible, que paseara entre los invitados sin ser percibido, y capturara emociones y sentimientos en estado puro. Todavía recuerdo cuando acudí a mi primera boda como fotógrafo profesional, las risas de los novios, las lágrimas de emoción de novios, padres y familiares. Y yo estaba allí, como un voyeur indiscreto dispuesto a inmortalizarlo todo. Esa caricia de la novia cuando el novio no puede contener las lágrimas, a la madre del novio enjugando las lágrimas con una servilleta en el salón, la fiesta y la alegría.

Ese día reafirmé mi verdadera vocación, y decidí que si ese era mi destino y debía trabajar duro ya no sólo para disfrutar de mi trabajo, sino para hacer el mejor trabajo posible. Para mi es muy importante hacer un trabajo perfecto, no me vale cualquier cosa, siempre exijo el máximo de mi mismo, y cada boda debe ser mejor que la anterior. En cada boda me obligo a estar más atento que en la anterior, más perceptivo, para que los novios no pierdan ninguno de esos dulces momentos que luego son los que todos queremos recordar.

Opiniones (1)

5.0
sobre 5 1 opinión

Profesionalidad

Calidad/precio

¿Lo recomiendas?

Por zumetes
Les conozco por mi relación profesional

Excelente profesional que lo mejor es dejarlo solo, parece que no esta y cuando ves los resultados, parece que ha estado encima de cada momento y de cada emoción.

Notificar abuso

¿Lo has utilizado? Deja tu opinión

¿Los has utilizado? Deja tu opinión

Últimas menciones editoriales

Los 10 mejores fotógrafos de boda de Castilla La Mancha
Los 10 mejores fotógrafos de boda de Castilla La Mancha
Atrevimiento y libertad: tus dos aliados para triunfar con tus fotos nupciales
Atrevimiento y libertad: tus dos aliados para triunfar con tus fotos nupciales

Dirección de Sergio Cuesta Fotografía en Cuenca:

16200 Motilla del Palancar

Preguntas Frecuentes

  • Gama de precios del servicio

    Servicios de precio medio

  • ¿Cuál es el precio mínimo para contratar el reportaje de la boda?

    1210

  • ¿Qué servicios ofrece?

    Fotografía, Vídeo

  • ¿Qué estilo de fotografía realiza principalmente?

    Fotoperiodismo

  • ¿Cuáles son las condiciones de pago?

    30% a la firma del contrato, 40% una semana antes de la boda, 30% restante a la entrega de los archivos y los álbumes.

  • ¿Con cuánta semanas de antelación recomienda contratar el servicio?

    Más de 6 meses

  • ¿Necesito cita previa?

    Cita previa requerida

  • ¿Existe algún cargo por desplazamiento a otras localidades?

    Posibles gastos de desplazamiento

  • ¿Qué curiosidad o característica especial resaltarías sobre tu negocio?

    Tan sólo realizo 15 bodas al año para poder atender a todos mis clientes con la mayor atención posible.