ES Inicio
ES

Miguel Crespí: el diseñador de vestidos de novia artesanos

La trayectoria profesional del diseñador de vestidos de novia madrileño Miguel Crespí no ha podido ser más extensa. Empezó diseñando moda infantil para una conocida firma nacional, a la vez que se dedicaba a crear vestuarios para sopranos y bailarinas de las óperas más importantes del país. Este creador de diseños inolvidables nos abre las puertas de su atelier para hablar acerca de algunos de sus secretos a la hora de crear el vestido de novia de tus sueños.

Miguel Crespí. Foto: Ngestudio

Zankyou: Has trabajado en el mundo de la moda, pero ¿en qué momento decidiste dar el gran paso y crear tu propio taller?

Miguel Crespí: Cuando empezaron a aumentar los encargos de vestidos de novia abrimos el estudio con la intención de compaginarlo con el diseño de vestuario de ópera y así tener un espacio propio donde hacer realidad mis diseños, plasmando mi sello personal con un total control en el proceso de realización de cada pieza. En total llevo 25 años con el taller confeccionando prendas de alta costura a medida. Desde entonces estamos en el mismo lugar, en la plaza de San Ildefonso, número 2, piso 1º.

Miguel Crespí. Foto: Ngestudio

Z: ¿Cuál es el proceso que se sigue desde que una novia llega al atelier hasta que se va con su diseño? 

MC: Cuando una novia llega a nosotros lo primero que hacemos es tener una entrevista personal para saber qué es lo que quiere y cómo es el tipo de boda que va a celebrar. Después le hacemos una propuesta de nuestros diseños para que vea cómo trabajamos, los tejidos que utilizamos… Así se hacen una idea general de lo que desean y presupuestamos el vestido de novia.

A continuación, empezará a trabajar conmigo personalmente y todos le acompañamos en el proceso. El vestido es realizado a medida y se hace a lo largo de cinco pruebas. Primero, le probamos la tual (el patrón del diseño en tela, pero en una que no es la del vestido); luego, se rectifica el vestido con los cambios y cortamos el patrón en los tejidos elegidos por ella. Después, llega la prueba en tela, haciéndose posteriormente las modificaciones pertinentes para en la siguiente prueba, la cuarta, probarse el vestido casi finalizado. La quinta consiste en la prueba definitiva con todos los complementos, maquillada y peinada para que ella vea cómo lucirá en su gran día.

Entregamos el modelo lo más cerca de la fecha de la boda, para que la novia se lo lleve y quede perfecto para el gran día. La entrega se realiza “en mano”, porque es algo muy importante como para que falle en el último momento. Por último, destacar que para nosotros lo más importante es que el diseño sea perfecto y que la futura novia se vea radiante.

Miguel Crespí. Foto: Ngestudio

Z: Tus novias, ¿tienen un perfil parecido o gustos diferentes?

MC: Nuestras novias son mujeres actuales, seguras de sí mismas y que están al día de las últimas tendencias. Es destacable que todas las novias que confían en nosotros quedan muy satisfechas con el resultado, y es que siempre tenemos un trato cercano y personalizado.

Z: ¿Ellas cuentan con una idea preconcebida de lo que buscan o hay que comenzar con el diseño desde cero? Según tu punto de vista, ¿qué es mejor?

Casi todas nuestras clientas cuentan con una ligera idea de lo que quieren, pero no lo tienen claro hasta que empezamos a mostrarle nuestra colección particular. Cada temporada diseñamos nuevos prototipos, fijándonos en las últimas tendencias de la alta costura, traemos nuevos tejidos y trabajamos con patrones adecuando los diseños a los diferentes estilos.

Considero que es más fácil diseñar cuando tienen una idea en el aire que cuando tienen muy claro un modelo, porque en ese caso se empiezan a probar y cambian de opinión. Así se les “desestructura” la idea. En cambio cuando no saben qué quieren se dejan aconsejar y consiguen un mejor resultado. ¡Es muy difícil ser objetivo consigo mismo! Sin embargo, desde Miguel Crespí nos adaptamos a todo tipo de novias siempre intentando  intentando ser fieles a sus gustos y estilo.

Miguel Crespí. Foto: Ngestudio

Z: ¿Qué buscáis con cada vestido de novia?

MC: Lo más importante para mí y para el equipo es que la novia quede satisfecha. La verdad es que con todas nos reímos mucho y pasamos momentos entrañables y emotivos. De hecho, tenemos anécdotas divertidas como la niña de cuatro años que el año pasado diseñó su propio vestido para la boda de su madre.

¡Los niños ven todo esto con una mirada inocente y de cuento! También, nos acordamos de la abuela de una novia que nos dijo una vez que teníamos mucha suerte de realizar un trabajo tan especial porque siempre hacía feliz a la gente y eso es de agradecer.

Miguel Crespí. Foto: Ngestudio

Z: ¿Cuáles son las tendencias de este año 2016 en vestidos de novia? 

MC: Nosotros nos caracterizamos por crear diseños artesanos, confeccionados siempre en España. Además, destacamos la forma de trabajar: todo hecho a mano. A la hora de diseñar me inspiro siempre en las tendencias de la Alta Costura. Somos expertos en trabajar los detalles y crear texturas con telas delicadas.

Algo que es tendencia en la confección de los vestidos de novia es añadir abalorios, adornos o aplicaciones en las hombreras. Sin duda, ¡una tendencia al alza! A pesar de ello, nosotros siempre personalizamos los vestidos de novia con los detalles que ellas quieren porque al final lo que importa es que ellas estén cómodas y luzcan guapas con lo que decidan.

En cuanto al tipo de vestido más solicitado, destacan los diseños muy vaporosos, confeccionados con tejidos como el crepé, con mucha caída realzando la figura femenina. Los escotes, por ejemplo, se confeccionan dependiendo del cuerpo de la chica, algo que puede verse a medida que se realizan las pruebas.

Miguel Crespí. Foto: Ngestudio

Z: ¿Realizáis algún complemento especial?

MC: En el taller confeccionamos los velos. Todos fabricados ad hoc para cada vestido, con la idea de que lo complemente. Siempre lo realizamos al final del proceso, cuando ya hemos cerrado el diseño por completo. Es importante saber que las novias veladas ¡han vuelto! y son cada vez más las mujeres que se apuntan a esta moda.

Z: ¿Con cuánta antelación aconsejas que pidan la primera cita? ¿Habéis tenido alguna novia que haya organizado una boda exprés?

MC: Lo ideal es que la primera cita se pida con cinco o seis meses de antelación. Se produce entonces la entrevista mediante la que nos conocemos. A partir de ahí comienza a diseñarse el modelo, como mínimo con cuatro meses de antelación. De hecho para la fabricación se necesitan, al menos, tres.

Sin embargo, también hemos confeccionado vestidos “exprés”. De hecho, el año pasado les hicimos en un mes el vestido a dos chicas que por motivos personales los necesitaban con urgencia.

Miguel Crespí. Foto: Ngestudio

Z: ¿Quién o quiénes van con ellas a las pruebas de del vestido?

MC: Las suelen acompañar la madre y/o amigas. Nosotros recomendamos que las novias vengan acompañadas, pero no con mucha gente, ya que cuantas más personas les aconsejen peor será. A veces sucede que la novia elige algo y ya no sabe si lo ha hecho porque alguien se lo ha recomendado o porque realmente a ella le gusta. Incluso algunas ya vienen solas a alguna de las pruebas para asegurarse y que no se produzca esta situación.

Miguel Crespí. Foto: Ngestudio

Z: Normalmente, ¿las madres o amigas de las novias también suelen venir a tu taller para conseguir su vestido de invitada? ¿El proceso es el mismo?

MC: Diseñamos para madres de novias y hermanas. Ellas vienen y cuando nos conocen, encargan los vestidos, pero separamos unas pruebas de otras. El diseño de éstas en más breve, porque no es un vestido “tan impresionante y que conlleve un proceso tan largo y minucioso”.

Miguel Crespí. Foto: Ngestudio

“Para mí el vestido perfecto es aquel con el que la novia se mire al espejo y luzca feliz y radiante”, apunta el diseñador. Por ello intenta realizar o hacer realidad la idea que tienes. Es lógico que a una novia se le pueda acompañar a la prueba del vestido y se le deba aconsejar, pero serás tú misma la que realmente al final decidas aquello que te gusta y aquello que no. De hecho, todas las ideas se pueden hacer, siempre que se hagan bien.

Miguel Crespí en su atelier te aconsejará en base a la idea que tengas y a otros factores como tu personalidad o el tipo de boda que vayas a celebrar. ¿Lo más importante? Que estés muy cómoda y que seas tu misma en todo momento.

Vestidos de novia: Miguel Crespí | Fotografía: Ngestudio | Flores: Arbolande | Deco: Un día para Julieta

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información